Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 16 de Octubre de 2019

Otras localidades

La ONU aprueba el primer tratado para controlar el comercio de armas

La resolución se convertirá en ley si logra ser ratificado por 50 países

La Asamblea General de Naciones Unidas ha aprobado, por una aplastante mayoría, el primer tratado de la historia para regular el comercio internacional de armas y municiones.

Después de seis años de negociaciones diplomáticas, la ONU ha conseguido acordar un texto por el que han votado 154 países a favor, 3 en contra y 23 se han abstenido. La votación en la Asamblea General ha tenido lugar tan solo cinco días después de que Irán, Corea del Norte y Siria, los tres que se han opuesto, bloquearan la adopción del tratado por consenso.

El tratado establece obligaciones vinculantes para que los gobiernos evalúen todas las transferencias de armas y eviten su desvío al terrorismo, el crimen internacional organizado y garanticen que no serán utilizadas para cometer abusos de los derechos humanos.

Los países que ratifiquen el tratado tendrán que informar públicamente de las ventas todos los años. Las organizaciones a favor de los derechos humanos esperan que ese mayor nivel de transparencia limite la venta ilegal de armas ilícitas. Los tres países que han votado no al texto (Siria, Irán y Corea del Norte) han dicho que está lleno de deficiencias y que es injusto para ellos. El embajador sirio ante la ONU, Bashar Ja'afari, ha explicado que su gobierno se opone porque no prohíbe la venta de armas a los actores no estatales y "terroristas" como los que actúan en su país.

Los países occidentales, entre los que están los mayores exportadores, se opusieron a cualquier referencia específica a actores no estatales porque consideran que, en ocasiones, hay movimientos de liberación nacional que necesitan protección de gobiernos abusivos. Pero, según los promotores del texto, los actores no estatales quedan cubiertos bajo las normas generales.

Otros 23 países, incluyendo a Rusia y China, dos de los principales productores de armas, y varios países latinoamericanos, se han abstenido. Muchos de los representantes de esos países han explicado que creen que beneficia a los países exportadores, dejando que sean ellos los que juzguen qué países cumplen los criterios humanitarios para poder comprar. Cuba, Venezuela y Nicaragua han expresado su preocupación de que el tratado se use para fomentar presiones políticas injustas.

EEUU, el principal exportador de armas del mundo, ha votado sí. Pese a las garantías de la administración Obama de que el Tratado no afectará al comercio interno de armas en el país o a la Segunda Enmienda, la Asociación Nacional del Rifle ha criticado el acuerdo y ha dicho que presionará para que no se ratifique en el Senado.

Los países pueden ratificar el tratado a partir del 3 de junio y se convertirá en ley 90 días después de que 50 lo hayan firmado. Dado que en la Asamblea General, 154 han votado a favor, se espera que entre en vigor este año.

Impacto a largo plazo

Esta por ver el impacto que tendrá el tratado en el comercio internacional de armas. Los expertos creen que lo tendrá eventualmente, pero a corto plazo es mucho más difícil de predecir. Por ejemplo, es muy poco probable que tenga algún efecto en el suministro de armas al gobierno sirio, ya que los países que le suministran, Irán y Rusia, se han opuesto y abstenido respectivamente.

Las ONGs y organizaciones de la sociedad civil están de acuerdo en que, aunque el texto no es perfecto, supone un enorme avance.

"Por primera vez, tenemos un Tratado internacional jurídicamente vinculante que regulará el negocio más mortífero del mundo, el comercio de armas. El acuerdo del Tratado sobre Comercio de Armas envía un mensaje claro a los traficantes de armas que abastecen a los señores de la guerra y a los dictadores y es que su tiempo ha acabado. A partir de ahora, ya no podrán operar y armarse con impunidad. El mundo estará observándoles y les pedirá responsabilidades", asegura Anna Macdonald, directora de Armas bajo Control en Oxfam Internacional

La coalición Armas bajo Control, que representa a más de 100 organizaciones de la sociedad civil que trabajan en 120 países, ha hecho un llamamiento a todos los Estados a dar prioridad a la firma y ratificación del tratado para que entre en vigor lo antes posible. "La inmensa mayoría de los gobiernos han indicado esta semana que se comprometen a garantizar que las armas no acaben en manos de los señores de la guerra y de violadores de los derechos humanos. Por fin, el mundo oscuro del tráfico de armas ha sido objeto de la atención de la comunidad internacional", dice Allison Pytlak, directora de la campaña Armas bajo Control.

El tratado cubre los tanques, vehículos de combate, armas de gran calibre, helicópteros de ataque y otros aviones de combate, buques de guerra, misiles y armas ligeras. También las exportaciones de munición estarán sujetas al mismo criterio. Las importaciones de armas no quedan cubiertas. Y tampoco se regula la compra venta de los controvertidos Drones, los aviones no tripulados.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?