Lunes, 03 de Octubre de 2022

Otras localidades

El dueño del mejor restaurante del mundo abre un nuevo establecimiento en Bolivia

El cocinero danés Claus Meyer, propietario de NOMA, quiere transmitir "esperanza" a los jóvenes bolivianos

El chef venezolano Michelangelo Cestari (3d) y la danesa Kamilla Seidler (d) dan instrucciones a bolivianos que trabajan en el restaurante Gustu de La Paz.

El chef venezolano Michelangelo Cestari (3d) y la danesa Kamilla Seidler (d) dan instrucciones a bolivianos que trabajan en el restaurante Gustu de La Paz. / EFE / MARTÍN ALIPAZ

El chef danés Claus Meyer, copropietario del restaurante Noma de Copenhague (el mejor del mundo según Restaurant Magazine), ha dado este jueves otro paso dentro de su proyecto gastronómico para revolucionar la cocina boliviana con la inauguración del restaurante Gustu en La Paz.

En el restaurante trabajan 24 jóvenes chefs bolivianos formados en la escuela que Meyer fundó hace más de un año en la capital del país, dirigidos por los gastrónomos Kamila Seidler, de Dinamarca, y Michelangelo Cestari, de Venezuela.

Tanto Gustu como la escuela, a la que asisten jóvenes de escasos recursos, forman parte del proyecto que Meyer impulsa en Bolivia a través de su fundación, Melting Pot, en alianza con la organización no gubernamental danesa IBIS y la alcaldía de La Paz.

Meyer se ha mostrado complacido por la apertura del restaurante. "Es fantástico haber llegado a este punto porque hablamos con mucha gente en los últimos dos años y medio, y muchos nos han dicho: 'Bien, linda idea, pero ¿te volveremos a ver en algún momento?'. Yo soy un hombre al que le gusta mantener sus promesas incluso si algunas de las cosas a las que apuntamos son difíciles", ha afirmado.

Con este proyecto, gestado en 2010, Meyer pretende generar un movimiento para revolucionar la cocina boliviana y fomentar que los jóvenes que que acuden a la escuela acaben convirtiéndose en emprendedores culinarios. El objetivo del proyecto, según el cocinero danés, es transmitir a los jóvenes bolivianos "esperanzas de un futuro mejor y más prospero".

En Gustu cada plato cuesta entre 5 y 15 euros, aproximadamente, pero también hay menús especiales con varios platillos y bebidas con precios entre los 30 y 110 euros.

Uno de los estudiantes (y ahora trabajador) de Gustu, Rolando Irose Velasco, de 25 años, ha asegurado que esta experiencia le ha "cambiado la vida" y ha expresado su deseo de que el restaurante, que ofrecerá una "comida vanguardista", llegue a ser uno de los mejores en Bolivia y el mundo.

Meyer ha explicado que la comida en Gustu será "una fusión de la esencia y el legado de la cultura de la comida boliviana", con ingredientes como los cangrejos de río, el tumbo, el palmito, la chancaca (una especie de miel de caña) y la carne de llama, elaborados con las técnicas más modernas.

"Hacemos un restaurante pero también jugamos un rol en un movimiento. Hombro a hombro con agricultores, pescadores, productores de alimentos y cocineros, queremos probar nuestra parte en este proyecto para redefinir la imagen de la cocina boliviana en un mundo moderno", ha concluido.

Más recetas y noticias gastronómicas | Gastro, en Facebook | @GastroSER, en Twitter

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?