Últimas noticias Hemeroteca

Alberto Chicote: "La mediocridad es un mal demasiado extendido. No hay que darle cancha"

Después de convertir al chef madrileño en el personaje televisivo de la temporada, 'Pesadilla en la cocina' arranca este jueves su segunda temporada

Avance de la segunda temporada de 'Pesadilla en la cocina' / La Sexta vuelve a encender los fogones y, además, echa mano de los mismos ingredientes (tensión, drama, sentido del humor) para improvisar nuevas recetas. Socios enfrentados, un asador emblemático venido a menos, bares de tapas, chiringuitos de playa... Cuando Alberto Chicote acaba la grabación de un episodio suele preguntarse: "¿Puede haber algo peor que esto?". La respuesta le está esperando en el siguiente restaurante. / CORTESÍA DE LA SEXTA

La primera vez que España vio a Alberto Chicote reaccionando con vehemencia ante la suciedad de un restaurante, La Sexta batió su récord de audiencia en el estreno un programa de entretenimiento, con 2,8 millones de espectadores y un share del 13,7%. Cifras que tienen más de sueño que de pesadilla y que han propiciado, tras una pausa de poco más de tres meses, el regreso al prime time de uno de los cocineros más populares del país. ¿Habrá más de lo mismo, en esta segunda temporada? Los responsables de Pesadilla en la cocina aseguran que Chicote ha evolucionado y que se ha implicado más. También afirman, orgullosos, que de los 12 restaurantes que visitaron el año pasado, 10 siguen funcionando. Chicote, por su parte, asume que "hay cosas que cuesta creer" pero insiste en que todo es verdad y resume el éxito del programa con una anécdota personal: "Vi acompañado todos los de la primera temporada y observé que, cuanto peor lo paso yo, más se descojonan los demás". Este jueves, a partir de las 22.30, le toca volver a sufrir.

Hasta la cocina con... Alberto Chicote / Es en la cocina donde tienen lugar las conversaciones más interesantes... y el caso del chef Alberto Chicote, alma de la adaptación española de 'Pesadilla en la cocina', no es ninguna excepción. Pero si la cocina está limpia y huele bien, el chef Chicote se relaja y sustituye las frases lapidarias por recuerdos entrañables, y las 'lindezas' por sonrisas. Como él mismo dice, Alberto Chicote es duro por fuera... pero ¡muy dulce! / P. GONZÁLEZ / G. MÁRQUEZ / C. G. CANO

"Antes de llamar a Chicote le has preguntado a tu familia, a los proveedores. Cuando recurres a Pesadilla es porque ya no sabes qué hacer"

"A todos nos gusta recibir palmaditas en la espalda y que nos digan: ¡buen trabajo! ¿Qué voy a hacer? ¿Decir que no me gusta? Sería un capullo"

Te has hecho muy famoso y ahora todo el mundo te echa piropos. No dejan de decirte lo simpático, maravilloso y ¡hasta lo buen psicólogo que eres!

Bueno, bien. A todos nos gusta recibir palmaditas en la espalda y que nos digan: ¡buen trabajo! ¿Qué voy a hacer? ¿Decir que no me gusta? Sería un capullo... Me gusta el trabajo y me gusta que la gente que me diga que le gusta. ¿A ti te gusta?

Sí.

¡Me encanta que me lo digas! ¿Ves? [risas]

Hasta te han salido más colores en la chaquetilla...

¡Seguramente! Esta temporada tiene 13 capítulos, y 13 chaquetillas nuevas. Todas de Agatha Ruiz de la Prada, claro. ¡Y muy divertidas!

Dicen los de La Sexta que este año estás más involucrado y tú has reconocido que ya ni siquiera preguntas a qué hora se acaba la grabación.

Cuando estamos grabando, como nunca sabes qué va a pasar, nunca sabes cuándo vas a acabar. En una serie de ficción puedes planear el rodaje pero Pesadilla no funciona así. ¡Nunca sabes cuándo van a ocurrir las cosas!

Un poco, sí... ¿No?

Podemos tener previsto probar el menú y conocer el restaurante, y pensar que deberíamos acabar a las 5 o a las 6, pero luego la cosa se lía con cosas que no te esperabas y, como lo principal es sacar el trabajo, si hay que echarle más, le echas más. ¡No tiene más historia!

¿Soléis acabar muy tarde, entonces?

Para un cocinero, acabar a las 2 de la mañana está dentro de lo normal... ¡Y a veces más tarde!

¿El año pasado estabas menos involucrado, o qué?

No, se referían a que proyecto una imagen más humana, lo cual me llama la atención porque soy el mismo que era antes.

Pero este año has llorado...

Sí, será por eso. Hay situaciones que te pueden. A todo el mundo se le puede escapar una lágrima y a mí me ha ocurrido este año.

Antes eras el cocinero contratado por La Sexta pero este año es el programa de Chicote... ¿Se ha convertido Pesadilla en un proyecto casi personal?

Yo siempre me lo he tomado muy en serio. No sé trabajar de otra manera. No sé hacer las cosas a medias. La mediocridad es un mal demasiado extendido. No hay que darle cancha. Pero no soy yo el único que se esfuerza. Se trata de que nos involucremos todos y, este año, lo hemos hecho más.

En la primera temporada vimos un ratón dentro de un lavavajillas... ¿Puede superarse eso?

Cuando acabas de grabar un episodio te preguntas: ¿hay algo más, después de esto? Y sí, lo hay. El nivel de empatía es muy alto y hay gente que está viviendo situaciones realmente terribles. Por eso nos llaman, claro. Antes le has preguntado a tu familia, a los proveedores... Cuando recurres a Pesadilla es porque ya no sabes qué hacer.

¿Te gusta MasterChef?

No he podido ver los primeros programas porque estábamos grabando pero me parece fantástico que haya más formatos de cocina y que a la gente le guste el mundo de la comida y los cocineros. Además Pepe, Jordi y Samantha son amigos. ¿Qué más se puede pedir?

Durante la emisión de tu primera Pesadilla ya hay quien clamó "Chicote for president!". ¿Te lo has llegado a plantear siquiera?

¡Me hace mucha gracia! Yo soy cocinero y sé de sartenes, cacharros, restaurantes...

Pero tu actitud inspira...

Intento que sea así. Procuro tomarme las cosas de forma positiva y, cuando te topas con alguien que lo ve todo negro, es un cambio, desde luego.

Más recetas y noticias gastronómicas | Gastro, en Facebook | @GastroSER, en Twitter

Play Gastro #08: Pesadilla, refranes y vino manchego (09/05/13)

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?