Miércoles, 01 de Diciembre de 2021

Otras localidades

INVESTIGACIÓN A LAS ENTIDADES FINANCIERAS

Caja Madrid concedió 104 millones a familiares y empresas de Díaz Ferrán sin garantías legales

Ni la línea de crédito de 26,6 millones concedida a Díaz Ferrán, ni los 104 millones a su familia y empresas, contaban con garantías legales suficientes, según los peritos. Miguel Blesa medió directamente ante miembros del Consejo para que el expresidente de la CEOE y exconsejero de la caja accediera a los préstamos, adelanta la Cadena SER.

Además de las irregularidades en la línea de crédito de 26, 6 millones de euros investigada, los peritos señalan que Caja Madrid concedió a dos hijos y sociedades de Gerardo Díaz Ferrán créditos por un total de 104 millones de euros sin garantías legales suficientes. La entidad pública llegó a aceptar como aval fincas que ya estaban hipotecadas y evitó la autorización obligatoria de la Comunidad de Madrid en la tramitación de los créditos.

El papel de Miguel Blesa en los créditos concedidos a Gerardo Díaz Ferrán se complica en los tribunales. El informe pericial a petición del juez de Instrucción Número 9 de Madrid, José Elpidio Silva, ya ha llegado al juzgado. La pericial que examina la actuación del expresidente de Caja Madrid por una línea de crédito de 26,6 millones de euros a Díaz Ferrán cuando éste era consejero de la caja y presidente de la CEOE está plagado de presuntas irregularidades. En 84 páginas, los peritos desgranan cada una de las posibles negligencias y dejaciones que se cometieron en la concesión del préstamo y su ampliación entre noviembre de 2008 y 2010.

En la pericial ordenada por el juez - a la que ha tenido acceso la Cadena SER - los peritos concluyen que Díaz Ferrán podía disponer de ampliaciones de crédito antes de que se lo hubieran concedido. O que la entidad evitó la autorización de la Comunidad de Madrid -una exigencia de la Ley de Cajas vigente- hasta después de dar el préstamo al presidente de la patronal de empresarios y consejero de la entidad en representación de los empresarios españoles.

Entre los pasos que revisan los peritos destacan actuaciones llamativas en la operación financiera investigada. En 2010, por ejemplo, el Comité Financiero de la caja autorizó refinanciar la deuda e incrementar la línea de crédito al empresario hasta 27,5 millones a pagar hasta 2010, sólo siete meses antes de que Viajes Marsans se declarara en concurso de acreedores -es decir, en quiebra técnica-. Los peritos se preguntan qué comprobaciones se hicieron sobre la solvencia de Díaz Ferrán ya que, a la vista de la documentación que manejan, el presidente de la CEOE sólo llegaba a cubrir en el mejor de los casos el 32% del préstamo debido "al alto nivel de endeudamiento" de Díaz Ferrán, su esposa y su socio ya fallecido Gonzalo Pascual.

Tampoco tienen el visto bueno los avales que Miguel Blesa aceptó para cubrir el crédito. En el caso de los inmuebles alguno de ellos ni siquiera tenía la tasación actualizada - algo también obligatorio para una entidad financiera pública - junto a otras fincas cuyo valor sólo aparecía en borradores.

Los correos electrónicos que manejan los peritos apuntan que Miguel Blesa, entonces presidente de la entidad, instó personalmente a otros miembros del Comité Financiero para favorecer a Díaz Ferrán, como el caso de la ampliación de dos millones de euros.

8,7 millones para los hijos

Los auditores también se detienen en los créditos concedidos por Caja Madrid a familiares de Díaz Ferrán. Según la información que remite la entidad al juzgado, Gerardo y Marta Díaz Ferrán, ambos hijos del empresario, recibieron 8,7 millones de euros para la adquisición de varias viviendas. En el caso del hijo "sin más garantías que la personal del beneficiario y los progenitores" en un préstamo de 465.00 euros y sin "la autorización de la Comunidad de Madrid hasta dos meses y medio más tarde". En este caso también irregular ya que su padre era miembro del consejo que aprobaba los créditos.

En cuanto a los recibidos por su hija, los peritos destacan dos créditos por un total de 2,8 millones de euros en los que la caja acepta como aval inmuebles ya hipotecados. Y lo más grave, los créditos de los dos hijos "fueron desatendidos" y su recuperación a día de hoy está inmersa en procesos judiciales.

Los 95 millones que la caja pública da a las empresas de Díaz Ferrán también tienen llamadas de atención de los peritos y siguen pendientes de devolución por parte del empresario.

Miguel Blesa está imputado en la causa por presuntos delitos societarios y falsedad documental. Manos Limpias presentó la querella el pasado diciembre de 2009 en una causa en la que actúan los abogados de Ausbanc. Díaz Ferrán lleva seis meses en prisión. Entre las actuaciones del juez, el pasado abril imputó al comité financiero de la caja citados a declarar el próximo 22 de mayo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?