Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 20 de Agosto de 2019

Otras localidades

Un millonario agujero por tierra, mar y aire

Los contratos de los programas de armamento suman 30.000 millones de euros

Vista lateral del vuelo de la aeronave Eurofighter Typhoon /

A pesar de los recortes y aplazamientos en los pedidos, Defensa necesitará en torno a mil millones de euros anuales para responder al gasto comprometido con la indutria armámentistica hasta 2030. El ministerio cuenta con conseguir al menos en los tres proximos ejercicios, créditos extraordinarios del Gobierno para hacer frente a la factura de armamento.

Reducción de unidades, aplazamiento de las entregas y disminución de las flotas operativas. Esas han sido las lineas maestras de la reprogramación de los llamados grandes programas de armamento con la que Defensa ha tratado de reducir la elevadisima factura que el ministerio mantiene con las empresas. Un gasto fruto de la contratación durante la "bonanza" de la pasada década (principalmente durante el gobierno Aznar) de costosos sistemas de armas. Los recortes han afectado principalmente al Caza Eurofighter, a los aviones de transporte militar A400M, el vehículo blindado 'Pizarro' y los helicópteros NH90 y Tigre.

A pesar de los recortes, Defensa calcula que el gasto comprometido hasta 2030 en los grandes contratos de armamento asciende a 29.500 millones de los que todavía faltan por pagar mas de 23.000 millones. Así lo ha revelado el Secretario de Estado de Defensa Pedro Arguelles en el Congreso de los Diputados donde ha comparecido en la comisión de Defensa.

La nueva suma de los contratos es incluso mayor que los 27.000 millones de techo de gasto aprobado por el anterior gobierno en 2009 ya que desde entonces, los programas han ido acumulando sobrecostes que los recortes (que suman 3.800 millones) no han conseguido compensar.

El pasado año el Gobierno concedió un crédito extraordinario de 1.783 millones a Defensa para pagar a los proveedores de armamento. Ahora, tal y como reveló la Cadena SER el ministerio cuenta con conseguir mediante la misma fórmula los cerca de 1000 millones anuales que calcula que habrá que abonar a la industria en los ejercicios 2013, 2014 y 2015. De este modo, el pago a los proveedores de armamento se sumará al presupuesto que se asigne a Defensa durante los proximos tres años.

Eurofighter. España firmó la adquisición de 87 aviones y, dado que de reducir su pedido, España debería indemnizar al consorcio fabricante. Defensa ha aplazado la entrega de 15 unidades hasta 2015 y se ha dejado en suspenso la última fase de producción, la llamada Tranche 3B, que supone 12 aviones menos. Además el ministerio cuenta con reducir el numero de unidades que mantendrá operativas.

A400M. De los 27 aviones de tranporte contratados, Defensa prentende mantener 14 unidades operativas y tratar de exportar los 13 restantes.

Helicópteros NH-90 y Tigre. Defensa contrató incialmente 45 helicópteros de transporte NH90. La cifra se ha reducido en 22 unidades. Pero el monto a pagar a Eurocopter no sólo no ha menguado sino que ha aumentado al contratarse el sostenimiento por cinco años y los llamados equipos de misión que el contrato original no inlcuía. En cuanto al helicóptero de combate Tigre, 6 de las 24 unidades contratadas se optimizarán mas tarde de lo previsto.

Vehículo Pizarro. Se ha pasado de 190 a 117 unidades. Se da la circunstancia de que la empresa fabricante, General Dynamics, ha anuncado un ERE de más de 200 empleados en la factoría que la compañía tiene en Asturias.

Submarino S-80. La empresa Navantia ha anunciado un retraso de dos años en la entrega de los nuevos submarinos por un problema de diseño. Esto premitirá también aplazar los pagos pero obligará a Defensa a invertir mas de 30 millones de euros en mantener operativo uno de los actuales sumergibles s-70.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?