Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 13 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Ventajas e inconvenientes de la comparecencia de Rajoy para el Partido Popular

Existe una división interna en el partido entre quienes creen que es mejor que Rajoy no comparezca en el Parlamento y quienes opinan que es mejor que lo haga para desactivar la moción de censura con la que ameneza el PSOE

Rajoy, durante su comparecencia en La Moncloa el pasado viernes /

Por un lado están los que creen que no se puede transmitir la sensación de que el presidente del Gobierno se quiere ocultar y consideran que hay que evitar la moción de censura porque da mala imagen fuera de España. Por otro, los que opinan que es mejor que no acuda al Parlamento porque Rajoy no sabe a lo que atiene con Bárcenas y todo lo que diga ahora pueda ser utilizado en su contra. Temen que el extesorero maneje más material que comprometa la situación del Ejecutivo.

Más información

En las filas populares se barajan pros y contras de una posible comparecencia de Mariano Rajoy. Hay mucha gente dentro del PP a la que le gustaría que el presidente del Gobierno diera la cara. Les parece que sería lo más conveniente para frenar el malestar social: salir a dar explicaciones sobre el 'caso Bárcenas'. Creen que lo peor que se puede hacer es transmitir la sensación de que tiene algo que ocultar.

Y consideran que la moción de censura, anunciada por Alfredo Pérez Rubalcaba, se debe desactivar porque perjudica a la imagen exterior de España. Piensan que ya es malo que el jefe del Ejecutivo aparezca en titulares salpicado por la corrupción. Pero que es aún peor que se cuente fuera que rechaza acudir al Parlamento.

No todos piensan lo mismo. También hay cargos a los que les parece que su comparecencia puede ser un riesgo porque Rajoy no sabe a lo que se atiene con Bárcenas. Y todo lo que diga ahora, en el futuro, puede ser utilizado en su contra. En el PP recuerdan que ya habló por él y dijo que no había recibido ni repartido dinero en negro. Así es su palabra contra la suya. Pero, ¿qué ocurre si habla del partido y luego el extesorero empieza a desvelar información comprometida de la formación conservadora y de sus dirigentes?

Muchos opinan que se guarda más de un as en la manga. Y temen que aparezcan grabaciones, fotos y nuevo documentos de varios miembros de la formación conservadora que compliquen todavía más la situación del Gobierno.

En el Gobierno le están dando vueltas a una posible solución. Ayer el presidente del Congreso, Jesús Posada, pedía tranquilidad recordando que todavía quedan unos días para que se vote si Rajoy acude o no. El portavoz del Grupo Popular, Alfonso Alonso, tampoco quería descartar nada diciendo que la postura de su formación se fijará el próximo día 24 de julio. Los conservadores parecían jugar al despiste, rebajaban el tono y dejaban entrever que en el Ejecutivo se ha abierto un periodo de reflexión.

Había quien decía incluso que se estaban estudiando "fórmulas en las que impere el sentido común". Pero cualquier propuesta tiene que contar con el visto bueno de Rajoy. Es él quien tiene la última palabra. Pero los que le rodean creen que si existía alguna posibilidad, esta ahora se ha complicado por la estrategia de Rubalcaba. El presidente no va a querer que la gente piense que comparece obligado por la oposición y que preferirá que este haga el "ridículo" porque la moción no tiene recorrido. El equipo del jefe del Ejecutivo defiende que él se resiste siempre a actuar bajo cualquier tipo de presión, que no lo hará bajo presión del líder socialista ni del que está en Soto del Real.

Alfonso Alonso, sobre la moción de censura del PSOE: "La sensatez es un recurso escaso en política pero no hay que descartarla"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?