Jueves, 06 de Octubre de 2022

Otras localidades

La otra cara de Tahrir: mujeres violadas | 20-07-2013

Haina quiere recuperar la identidad de su pueblo egipcio

Escucha el reportaje completo de 'SER Reporteros'

Ella es Haina Moheeb. Egipcia, 42 años, periodista freelance, casada con un egipcio y violada en Tahrir hace ahora seis meses. No habla con medios árabes, le da vergüenza contar lo que le paso en su idioma natal. A nosotros nos lo cuenta en inglés. Además de periodista es activista. Denuncia que como ella hay decenas de mujeres violadas este año aunque solo una minoría denuncia.

Más información

Haina quiere recuperar la identidad de su pueblo egipcio igual que casi un centenar de mujeres más que hace dos años se conocieron en Tahrir y formaron una de las plataformas más activas de esta revolución. Son de todas las edades, de todos los status económicos y de todas las profesiones: psicólogas, sindicalistas, abogadas, educadoras, empresarias y amas de casa y todas con un objetivo común: instalar la democracia en Egipto. Primero derrocando a Mubarak, ahora fulminando el régimen que han instalado los Hermanos Musulmanes.

Haina, la periodista egipcia violada, no tiene la certeza de quien la violó, "fueron decenas de hombres, era imposible reconocer a nadie", pero lo que si sospecha es que detrás del terrible ataque están los Hermanos Musulmanes. Haina dice que pagan a matones igual que los pagaba Mubarak. Tras la violación acudió al hospital. No le hicieron caso. Lo recuerda también como una experiencia dramática. Haina secunda todas las manifestaciones que se organizan en Tahrir. Suele sentir miedo pero va acompañada, protegida y quiere estar igual que el resto de mujeres de esta plataforma tan activa. Como refugio han alquilado un piso franco en las inmediaciones de la plaza. Lo han alquilado con el dinero de todas. Una lleva la nevera, otra la máquina del agua, otra la comida y todas intentan llevar ventiladores porque hace calor. Es un piso austero pero muy luminoso, no para de entrar la luz, por eso lo alquilaron, porque entraba la luz. La luz de la democracia dice, la que necesita Egipto para empezar a salir adelante.

La otra cara de Tahrir: mujeres violadas

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?