Últimas noticias Hemeroteca

Google admite que no se puede asegurar la total privacidad al usar Gmail

La empresa afirma que el escaneo automático es el procedimiento ordinario en el intercambio de mensajes

La bandeja de entrada del correo electrónico de Google /

El popular correo ha presentado mediante sus abogados un total de 30 páginas donde expone que los usuarios del conocido correo electrónico no pueden tener "expectativas razonables" de que los mensajes que envían y reciben son totalmente confidenciales. Google ha manifestado que el escaneo automático de los emails es el procedimiento adecuado para optimizar la publicidad que recibe el usuario y así aceptan en las condiciones de uso. Las leyes federales estadounidenses eximen de responsabilidad a las empresas dedicadas a las comunicaciones electrónicas.

La multinacional, Google ha reconocido en una documentación judicial que los usuarios del correo electrónico Gmail, no pueden tener "expectativas razonables" de que sus comunicaciones sean totalmente confidenciales. Una falta de privacidad que está en la raíz del funcionamiento de su servicio de emails.

El texto de 30 páginas ha sido presentado por los abogados de la empresa ante los tribunales de San José, en California. En EEUU, Google se enfrenta a una demanda colectiva acusado de espiar a los internautas. La denuncia presentada en el mes de mayo dice: "Google abre, lee y adquiere ilegalmente contenido privado de los correos electrónicos de la gente".

Para Google esta batalla legal no tiene fundamento y defiende que sus prácticas se ajustan a la legalidad vigente, al tiempo que cree que los demandantes se esforzaron para arrojar una "luz siniestra" sobre la compañía.

La empresa de internet, manifiesta que el escaneado automático de los correos es el procedimiento ordinario en el intercambio de mensajes a través de Gmail. La información le sirve según Google para optimizar la publicidad que recibe el usuario y que así figura en los términos y condiciones de su servicio de correos.

Asimismo, Google ha insistido que las leyes federales estadounidenses eximen de responsabilidad a las empresas dedicadas a las comunicaciones electrónicas si los usuarios aceptan que se "intercepten" los mensajes, algo que quien emplea el correo electrónico de la multinacional acepta al abrirse una cuenta de correo.

La compañía ha argumentado que los demandantes no han ofrecido pruebas de que sus correos fueran "comunicaciones confidenciales", según se describe en el código penal de EEUU que exige evidencias que confirmen la privacidad de las partes.

Para el director de Privacy Project, Google "admitió finalmente que no respeta la privacidad" e invitó a quienes estén interesados en mantener sus comunicaciones en privado a que no usen el popular correo electrónico.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?