Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 08 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA Sigue en directo la última hora del coronavirus minuto a minuto

La crisis económica se ceba con los empleos de nivel medio y bajo

Durante los años que lleva España en recesión, el número de ocupados sólo aumentas entre los técnicos y profesionales científicos e intelectuales

La crisis se ceba con los empleos de nivel medio y bajo

La crisis se ceba con los empleos de nivel medio y bajo / GETTY IMAGES

Desde 2007 se han perdido ocupados sobre todo entre los técnicos intermedios, los oficinistas y los trabajadores y operarios industriales y de la construcción. Sólo aumenta el empleo entre los técnicos y profesionales científicos e intelectuales.

La crisis está destruyendo muchísimos empleos, más de tres millones y medio en los últimos seis años; pero no todas las categorías laborales se ven igual de afectadas. De 2007 hasta ahora, los empleos más castigados (según las tareas que desempeñan) son los que ocupan los niveles intermedios y bajos en las clasificaciones de ocupaciones; mientas, los empleos intelectuales y científicos de nivel medio alto son los únicos que han seguido creciendo a pesar de la recesión. El comportamiento del empleo en España se corresponde a grandes rasgos con lo que está pasando en el resto de Europa, algo que obliga -según los expertos- a replantearse las políticas industriales y de formación.

La Encuesta de Población Activa (EPA) permite acercarse a los datos de empleo de distintas maneras, y una es la clasificación "por ocupación". Este método agrupa a los trabajadores según las tareas que realizan y las competencias que exigen esas tareas. Así, la clasificación va desde la categoría de "directores y gerentes" (grupo 1) hasta la categoría de las llamadas "ocupaciones elementales" (grupo 9), que agrupan a trabajadores no cualificados de los servicios y peones agrícolas e industriales.

Entre esos grupos, que están en los extremos, se encuentran los demás: técnicos, oficinistas, trabajadores de alta, media y baja cualificación, artesanos, operadores de maquinaria... Y los datos muestran que desde 2007 (punto más alto de la ocupación en España) y hasta ahora son los grupos intermedios y bajos en los que más se ha reducido el empleo.

Trabajadores de construcción e industria, los más afectados

Los trabajos en construcción e industria han sido los que más han sufrido: Sobre todo los peones de construcción e industria (donde el empleo ha caído un -81%) y, en un nivel de cualificación más alto, obreros especializados: los trabajadores de la construcción (-61%), los trabajadores de oficios relacionados con madera, textil y confección (-52%), los trabajadores que se ocupan de los acabados en las obras (como los pintores, -51%) y los trabajadores cualificados del campo (-48%). También los que están justo por encima de estos trabajadores han visto desplomarse el empleo: entre los supervisores de la construcción y la industria hay un -54% de ocupación.

Estos datos se corresponden con la crisis de la construcción, que ha arrastrado a buena parte de la industria, y que se viene detectando con toda su profundidad desde el principio de la crisis; pero otras categorías de trabajadores intermedios también han visto fuertes caídas de la ocupación, en el entorno del -20%. Singularmente, los empleados contables, administrativos y oficinistas y los llamados "técnicos y profesionales de apoyo" , un gran cajón clasificatorio que agrupa desde delineantes a pilotos, pasando por todo tipo de técnicos (en las ciencias médicas, en los laboratorios...), los deportistas, los fotógrafos...

Entre intelectuales y científicos se crea empleo

De los nueve grandes grupos de ocupación, sólo en el de "técnicos y profesionales intelectuales y científicos" se ha creado empleo a pesar de la crisis: un 6,6%. Este grupo incluye a profesionales muy variados, desde médicos y otros profesionales sanitarios hasta profesores de todos los niveles educativos, pasando por profesionales del derecho (abogados, jueces...) y, de manera muy singular, especialistas en administración y empresas (especialistas en finanzas, analistas financieros, ventas, publicidad, relaciones públicas), entre los que el empleo ha subido un 22%.

En todo caso, los recortes presupuestarios en educación y sanidad ya están pasando factura a esos trabajos más cualificados: aunque de 2007 a 2013 el empleo crece, en el último año esos puestos de trabajo disminuyen. La caída es de un -1,4% en el caso de los profesionales de la salud, y de un -3,2% en el caso de los profesionales de la enseñanza. Además, su puesto no les libra de la precarización general del mercado laboral: como apunta Ignacio Pérez Infante, del colectivo Economistas Frente a la Crisis, "en todos los sectores está aumentando el trabajo a tiempo parcial involuntario", también en estos sectores más protegidos de la recesión.

Fuera de esa categoría de "científicos e intelectuales" que sube prácticamente en bloque, hay algunas otras ocupaciones en las que ha aumentado la ocupación: por ejemplo, los "camareros y cocineros propietarios" (los que tienen negocios de hostelería), que registra un 23% de subida; y los "trabajadores de servicios personales" (desde peluqueros a guías turísticos, pasando por auxiliares de vuelo), donde el empleo ha aumentado un 17%.

Asimilable al comportamiento europeo

El comportamiento del empleo en España según la ocupación se parece al del resto de Europa. Según los datos de Eurofound (fundación en la que participan Comisión Europea, sindicatos y patronal) durante la crisis se ha perdido empleo sobre todo entre los puestos de retribución media y media-baja (aunque no directamente comparable, la retribución se corresponde a grandes rasgos con el nivel de cualificación). En Europa, asimismo, son los puestos de alta retribución los que han escapado a la destrucción de empleo e incluso han creado empleo.

Este comportamiento del empleo, según los expertos, tiene que ver con la crisis pero en general ésta lo que ha hecho ha sido acentuar tendencias ya presentes antes de la recesión. Los desafíos, apunta Juan Menéndez-Valdés, director de Eurofound, son en este sentido en buena medida en materia de política industrial, a la vista de que están sufriendo especialmente los empleos de este sector de nivel intermedio, en ocasiones muy especializados. "La cuestión es si Europa puede mantener una industria competitiva con el resto del mundo en una economía global, y hacerlo de una manera que tenga un impacto relevante en puestos de trabajo", dice Menéndez-Valdés, "porque hay industrias muy automatizadas con cada vez menor peso de puestos de trabajo, y ésa es la cuestión para muchos países de la Unión Europea en estos momentos".

La crisis golpea más fuerte a los peor formados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?