Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 23 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Aguirre trata de agitar al PP con las primarias de Nuevas Generaciones

Desde Génova recuerdan que no es la primera vez que el PP celebra un congreso asambleario. El Comité Ejecutivo ha autorizado su celebración en varias ocasiones

La fórmula de 'un militante un voto' figura en los Estatutos del partido para las organizaciones territoriales, pero no a nivel nacional. La dirección del PP, cansada de las constantes arremetidas de Aguirre, cree que solo intenta poner en cuestión a Rajoy. Génova descarta recurrir a las primarias para elegir el candidato a la presidencia del Gobierno porque sería "muy complicado".

Esperanza Aguirre pide primarias y listas abiertas para su formación y hace unos días anunció que en el Congreso de Nuevas Generaciones del PP de Madrid, que se convocó este jueves, se iba a poner en marcha este 'experimento'. Quiere que sirva de precedente para su implantación. A su juicio es fundamental para resolver la lejanía entre los ciudadanos y los políticos.

Al escucharla muchos de sus compañeros de filas pensaron que la expresidenta de la Comunidad de Madrid retaba de nuevo a Rajoy. Pero desde la cúpula nacional le quitan importancia. Dicen que Aguirre solo 'vendió' humo porque la organización juvenil va a celebrar un congreso asambleario que ya está contemplado en los Estatutos del partido.

En concreto, en el artículo 36 se habla de las competencias de los Comités Ejecutivos y en el punto 1.O se señala que a ellos les corresponde autorizar la celebración de este tipo de cónclaves "en el ámbito de las organizaciones territoriales". Es decir, solo hay que pedirlo. Y si se da el visto bueno, se procede.

Por tanto la fórmula de la que habla Aguirre ya existe. De hecho se ha puesto en marcha en el País Vasco y en Navarra. También fue por la que en 2010, se proclamó José Ramón Bauzá nuevo presidente del PP de Baleares. Y NNGG también la puso ya en práctica en Castilla y León.

En la dirección del PP dicen que no van a responder cada cosa que comenta la líder de los populares madrileños pero se les ve muy cansados de sus constantes arremetidas. Hasta entre los suyos ha levantado críticas. Hay quien recuerda que esto lo podía haber hecho hace tiempo y que precisamente para otras citas, ella y su círculo eran quienes decidían a dedo los que tenían que ser compromisarios de modo que no había libertad ninguna de elección, quedando siempre todo en manos del aparato.

A pesar de todo en el Partido Popular consideran que en el fondo lo que busca Aguirre no es generar polémica sino otra cosa. Dicen que ni siquiera la posibilidad de presentarse ella a presidenta del partido y salir de esa forma elegida, porque sabe que sería muy votada por el PP de Madrid pero no por el resto de España. Creen que la clave es otra, que solo quiere hacer que Mariano Rajoy se someta a la decisión directa de los militantes para ver si de verdad le apoyan y no vaya, como siempre, con todo atado y bien atado.

Y es que este sistema se ha llevado a la práctica ya en varias ocasiones, pero jamás a nivel nacional. En el Partido Popular dicen que sería "muy complicado". Explican que es más fácil cuando son cifras de afiliados manejables pero que ven un lío que sus más de 860.000 militantes se trasladen a Madrid, votando de uno en uno en urna.

Este debate se ha abierto más de una vez en las filas populares. Pero hace unos días Carlos Floriano lo zanjó. El vicesecretario de Organización lo postergó hasta el próximo Congreso, lugar donde se modifican las normas del partido: "Nosotros somos partidarios de que se cumpla la legalidad interna y que los momentos procesales oportunos se adopten las medidas de reforma que se quieran".

Aguirre, dicen en el PP, quiere presumir de ser la precursora de este sistema y que el sucesor de Pablo Casado al frente de los jóvenes populares madrileños salga elegido por democracia interna. Hay tres candidatos y entre ellos se dirimirá. Se hablaba de la posibilidad de que Ángel Carromero se presentara pero, al final, descarta hacerlo.

Dentro del PP los mayores defensores de las primarias son sin duda los populares madrileños y sobre todo el portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, Iñigo Henríquez de Luna, quienes desde hace años expone sus tesis en todos los foros en los que tiene oportunidad.

En Génova sostienen que las primarias y los congresos asamblearios son "lo mismo" pero con otro nombre. Un militante, un voto. Sin compromisarios de por medio, sin necesidad de un porcentaje de avales... Los politólogos consultados por la Cadena SER reconocen que es así es pero les choca que por diferenciarse con el PSOE hayan optado por una denominación más propia de IU.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?