Últimas noticias Hemeroteca

El padre de Asunta compró los tranquilizantes para sedar a la menor

El móvil económico queda descartado de momento

Rosario Porto llega a los juzgados para prestar declaración / A las ocho de la mañana ha llegado Rosario Porto a los juzgados de Santiago para prestar declaración ante el juez que instruye el caso del asesinato de su hija de 12 años. La madre de Asunta ha llegado escoltada por la Guardia Civil y aparentemente algo más tranquila que ayer. / ATLAS

El atestado policial recoge que el padre de Asunta Basterra está más implicado que la madre en la muerte de la menor. Él fue quien compró las pastillas para sedar a la pequeña antes de que muriese asfixiada. Los restos toxicológicos revelan que le administraron un genérico con los mismos componentes que el Diazepan. Otro dato importante de la investigación tiene que ver con los móviles de los padres. Los repetidores de antenas señalan que el móvil de uno de los dos fue localizado a las horas del crímen en el lugar del escenario donde fue encontrada la niña. En cuanto al móvil del crímen queda descartada de momento la teoría de la herencia de los abuelos maternos.

El atestado policial recoge que el padre de Asunta está más implicado que la madre en la muerte de la menor. Fue Alfonso Basterra quien compró las pastillas para sedar a la pequeña antes de que muriese asfixiada. Los restos toxicológicos revelan que le administraron un genérico con los mismos componentes que el Diazepan. Según fuentes cercanas a esta investigación le dieron más de una pastilla este tranquilizante. Al parecer le pudieron llegar a dar hasta seis pastillas. Está también confirmado que este tranquilizante es el que de forma asidua toma la madre.

Según los datos que aparecen en el atestado policial despues de sedar a la pequeña Asunta la ataron con una cuerda y después uno de los dos la asfixió. Le taparon la boca y la nariz para que no pudiese respirar. Los trozos de cuerda que se han encontrado cerca del cadáver de la niña son iguales a un rollo del mismo material que se ha encontrado en la vivienda rural de los padres de Rosario Porto.

Más datos de la investigación que vuelven a revelar la importancia de los móviles a la hora de investigar crímenes y atentados. Los repetidores de antena demuestran que al menos uno de los dos móviles estaba cerca de donde se cometió el asesinato a las horas del crímen.

En cuanto al móvil del crímen hay varias hipótesis abiertas que se recogen en el atestado policial elaborado por la policía judicial y que ya ha sido entregado al juez que lleva el caso Jose Luis Vázquez Taín. De momento el móvil económico queda descartado. Es decir, la hipótesis de que los padres hubiesen matado presuntamente a la niña por la cuantiosa herencia de los abuelos maternos queda descartada porque la menor no aparece en el testamento. Se ha hablado también de celos de la madre respecto a la niña y de odio de los dos a la pequeña pero a esta hora la Guardia Civil desconoce el verdadero móvil del crímen.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?