Últimas noticias Hemeroteca

, 18 de de 2019

Otras localidades

Bosques en lugar de viviendas

El gobierno negocia con la FEMP nuevos sumideros forestales para compensar las emisiones contaminantes de las empresas

El Gobierno quiere que las empresas españolas reduzcan paulatinamente sus emisiones contaminantes y compensen su huella de carbono con proyectos sostenibles en España. Hasta ahora, la mayoría de las empresas españolas compensaba sus emisiones con proyectos medioambientales fuera de España.

El Ministerio de Medio Ambiente, que se encuentra en conversaciones con la FEMP, está convencido de que el parón en la construcción de viviendas ha dejado libres muchos terrenos municipales que podrían dedicarse a proyectos ecológicos.

"Es una buena oportunidad para los ayuntamientos desde el punto de vista de la sostenibilidad y también para la creación de empleo local en la construcción de estas nuevas infraestructuras", aseguran fuentes del ejecutivo.

Proyectos sostenibles fuera de España

Hasta ahora, la mayoría de las empresas españolas compensaba sus emisiones fuera de España, según el último estudio de la consultora Factor CO2 Ideas, correspondiente al 2012.

Acciona desarrolló en Honduras el proyecto "Mirador" para la instalación de 25.000 estufas eficientes. Red Eléctrica Española (REE) ha desarrollado un proyecto de generación de energía eléctrica en Guatemala a partir de energía geotérmica. El proyecto incorporó la construcción de carreteras y la plantación de 5.000 árboles.

Por su parte, Volkswagen, dentro de su iniciativa "Think Blue", planta un árbol por cada coche nuevo vendido en España. La directora de marketing para España, Laura Ros, ha señalado a la SER que gracias a esta iniciativa que se puso en marcha en 2007 "ya se han plantado casi 400.000 ejemplares".

Las empresas deben informar de sus emisiones

El ejecutivo intenta conocer las emisiones de la empresas y, para ello, ultima el Real Decreto de Huella de Carbono que pondrá en marcha un Registro Nacional para que todas las empresas que calculen su huella de carbono puedan registrarla oficialmente. Se trata de un proyecto para que las empresas españolas calculen su huella de carbono, tomen medidas para reducir sus emisiones y decidan compensar dichas emisiones en España.

La directora de la Oficina de Cambio Climático, Susana Magro, dijo hace unos días que las PYMES debían tomar conciencia de su huella de carbono. Magro participó en el Congreso Nacional de Medio Ambiente-CONAMA, en el que se inauguró una sala dinámica sobre Huella de Carbono, con dos mesas de trabajo para analizar el papel de la administración en el cálculo de la huella ambiental y casos prácticos sobre el cálculo de la huella de carbono a nivel empresarial.

Este proyecto, pionero en España, se iniciará en 2014 con el objetivo de beneficiar a las empresas que quieren reducir emisiones. Para ello se facilitará a las PYMES una metodología de cálculo de su huella de carbono y herramientas necesarias para que la reducción de sus emisiones sea compensada en España.El ministerio asegura que este tipo de iniciativas fomentarán la creación de sumideros de carbono nacionales".

El ministerio de medio ambiente quiere incluir también un paquete de deducciones fiscales para las empresas que estén dispuestas a reducir la contaminación que generan. Es una idea que aún está pendiente de negociación con el ministro de Hacienda, Cristobal Montoro.

Lo que contamina una junta de accionistas

Como curiosidad, la celebración de una de las juntas de accionistas de Red Eléctrica Española generó unas 14 toneladas de dióxido de carbono debido al desplazamiento de coches hacia el lugar del evento, la electricidad consumida, el montaje y el desmontaje del acto, etc. Para igualar este consumo, un coche debería dar dos veces y media la vuelta al mundo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?