Domingo, 27 de Noviembre de 2022

Otras localidades

REPORTAJE

'Muchachada nui', chanante cantera de actores

Tras más de una década, los protagonistas de 'La hora chanante' y 'Muchachada nui' se consolidan como referentes del humor en todos sus niveles

Los chicos de 'Muchachada Nui'

Los chicos de 'Muchachada Nui'

En 2007, 'Informe Semanal' sentaba en una terraza de una taberna madrileña y ponía ante sus cámaras a Joaquín Reyes, Ernesto Sevilla, Julián López, Pablo Chiapella, Carlos Areces y Raúl Cimas. Estaban a punto de comenzar un nuevo proyecto en La 2, su primera oportunidad en una cadena generalista. En el reportaje se decía de ellos aquello de "y aunque sus nombres no sean muy conocidos...". En 2013 esa frase ya es inservible.

Más de seis años después de la publicación de ese reportaje, Joaquín, Julián, Ernesto, Pablo, Carlos y Raúl no sólo se mantienen vivos en el devorador mundo de la televisión, sino que se han convertido en un icono y en una forma de entender y transmitir el humor. Sus mejores armas residen en unos textos -escritos por ellos mismos- y en una interpretación de éstos que resulta idónea. Ninguno es De Niro ni Al Pacino y, sin embargo, a lo largo de casi 15 años de carrera artística han demostrado ser capaces de parir un producto que echaría para atrás y acongojaría al actor más ilustre de Hollywood.

Joaquín Reyes, Ernesto Sevilla, Julián López, Pablo Chiapella, Carlos Areces y Raúl Cimas son ídolos de una amplia minoría. Son conocedores de que su humor, como concepto, no será aceptado ni seguido por un público más generalista. Lo suyo es un humor de pequeñas dosis para selectos adictos. Y así puede corroborarse a lo largo de su carrera.

Deben su éxito a la falta de recursos. La principal causa de aniquilamiento cultural de nuestros días fue para ellos la puerta a la libertad creativa. En los inicios del siglo XXI, el canal temático de pago Paramount Comedy buscaba cómicos no profesionales -"cómicos baratos", como dice Carlos Areces en ese reportaje de 'Informe Semanal'- para rellenar horas de su programación. El monólogo estaba de moda en nuestro país. 'El club de la comedia' era todo un éxito desde 1999 y éste canal temático apostaba por el auténtico modelo de monólogo cómico: intervenciones creadas y escritas por sus propios intérpretes y monólogos de casi media hora de duración.

Pese a ser la era de las primeras plataformas digitales en España -Canal Satélite Digital y Vía Digital- y de no estar aún implantado Internet en los hogares españoles de una manera generalizada, el programa de Paramount Comedy, 'Nuevos cómicos' cada vez era más popular entre una minoría que demandaba activamente otros modelos de humor y otros modelos de televisión.

Un joven e irreconocible Joaquín Reyes despuntaba como valor seguro en este canal. Paramount Comedy vio en él y en su capacidad creativa una buena solución para salvar el obstáculo de la falta de recursos económicos. Así, encargaron a Joaquín que dosificara su hilarante y surrealista humor en dosis y en formato de sketch. Ese proyecto recibió el nombre de 'La hora chanante', el mismo que el que llevaba un magazine cultural de la misma cadena del que se llegó a rodar un piloto pero que nunca se estrenó. Era mayo de 2002 cuando se emitió el primer episodio de 'La hora chanante' en el que figuraban los nombres y el trabajo de estos seis actores mencionados y el de algunas personas y amigos más sin los cuales nada de esto sería posible.

De Cuenca al mundo Retrospecter

Como, por ejemplo, el realizador Santiago de Lucas. Gracias al cuál, en buena medida, Reyes, Sevilla y cía fueron recalando en Paramount procedentes de la Facultad de Bellas Artes de Cuenca; punto común de encuentro de la mayoría de ellos.

Santiago, como Joaquín Reyes, Carlos Areces, Raúl Cimas y Ernesto Sevilla, estudió la carrera de Bellas Artes en Cuenca, ciudad en la que también estudió Magisterio Musical Julián López. Cuenta Santiago en una entrevista que fue en su etapa de estudiante en la que unos y otros se fueron conociendo. Después, él acabó metiéndose en Paramount Comedy como becario malpagado. Al poco, pudo introducir en este canal a su amigo Ernesto Sevilla: "Su talento era notable y fue contratado como guionista al instante. Después llamé a Joaquín Reyes, que por aquel entonces trabajaba como ilustrador en la editorial SM. La entrevista fue un éxito y comenzó a colaborar como monologuista", confesaba en 2008 Santiago de Lucas.

Se fraguaban los cimientos de ese programa que lo inició todo, 'La hora chanante': "la idea no fue nuestra, sino de una productora del canal llamada Noemí Fernández [...]Felipe Pontón, jefe de programación, contrató a Joaquín Reyes para que se centrara exclusivamente en la creación del programa, junto a Ernesto Sevilla como guionista y yo como realizador y editor", recuerda en esa entrevista Santiago de Lucas.

Con muy pocos medios, mucha imaginación y aún más talento, trabajaron durante cuatro meses en la creación y grabación de ese programa. Lo mejor que supo hacer Paramount es dotar de total libertad a esos jóvenes que, por aquel entonces (2002) no superaban los 26 años.

Un grupo al que se fueron uniendo amigos como Julián López, Carlos Areces o Pablo Chiapella que, pese a no estudiar en Albacete, su amistad con Ernesto Sevilla le hizo abandonar sus oposiciones a maestro de Educación Física y comenzar estudios en Arte Dramático ante la sorpresa de familiares y amigos.

'La hora chanante' con sus inolvidables personajes -'El payaso', 'El Gañán', 'Bocasecamán', 'Vicentín'...- marcó un antes y un después en el humor español. Se trataba de un programa de sketches en un canal temático de pago y que, por definición, se dirigía a una minoría muy concreta. Como el programa, su contenido, su humor, sus bromas, su concepción... ni buscaba a las grandes masas ni las quería. El humor chanante -al que el crítico cultural de El País Jordi Costa, con acierto, lo califica positivamente como posthumorismo- ancla su secreto en que se entiende en su totalidad o no se entiende. Se comparte en su totalidad o no se comparte. Te gusta en su totalidad... o no te gusta.

El salto a La 2: 'Muchachada Nui'

Fueron más de 50 los episodios de 'La hora chanante' que se emitieron durante más de 4 años. Cuando este programa ya está consolidado en Paramount Comedy como uno de sus grandes reclamos y señas de identidad, Internet empieza a despegar en España y la penetración en los hogares españoles del ADSL comienza a ser una realidad. Es el boca a boca -el clic a clic- que expandió aún más a estos chanantes. Su minoría a la que se dirigían cada vez era más numerosa. Gracias a internet, el boca a boca no se adentraba en una nueva dimensión: no era sólo el "estos tíos son muy graciosos, tienes que verlos"; era el "mira este link, estos tíos son muy graciosos".

Paso a paso, el grupo fue combinando su trabajo en común con pequeños proyectos individuales que consistían, la mayoría de las veces, en colaboraciones en otros canales y medios.

Carlos Areces pasó por 'El típic' de Canal 9, 'La parada' de Telemadrid, comenzó a colaborar como humorista gráfico en la revista 'El jueves'... A Joaquín Reyes lo pudimos ver en 'Lo + plus' (Canal +) o 'Camera café' (Telecinco), Pablo Chiapella comenzó a aparecer como figuración especial en series de renombre de la época...

En 2005, Ernesto Sevilla, Joaquín Reyes y Julián López se estrenaron en el mundillo de los concursos al conducir y crear en Paramount Comedy 'Smonka!'. En una recién nacida La Sexta, en verano de 2006, Raúl Cimas y Joaquín Reyes presentaron, bajo producción de El Terrat, 'A pelo' un programa de humor en el que la improvisación jugaba un papel determinante. A este proyecto se fueron uniendo alguno de sus compañeros de 'La hora chanante' a modo de colaboraciones.

Lo que supuso un salto significativo en la carrera de todos ellos y la continuación de su modo de humor fue su fichaje por TVE. El ente público, inmerso en un proceso de apuesta por la cultura y de limpieza de telarañas, dio luz verde a una hermana melliza de 'La hora chanante'. Las disposiciones legales obligaron a cambiar el nombre. El programa pasó a llamarse 'Muchachada Nui'. Sus fans no tenían motivo más que para la celebración. La esencia era la misma y las secciones prácticamente también, el cambio sólo estaba en el nombre. La generación nacida a finales de los 70 y en los 80 abrazó fuerte a este nuevo programa de humor que llegaba a una cadena generalista.

Pese a que la sombra y el talento de Joaquín Reyes se extendía por encima de este grupo de magníficos cómicos y genuinos actores, el talento de cada uno de ellos fue apuntalando las bases para unas prometedoras carreras en solitario. Si Ernesto Sevilla daba muestras de su buen hacer tras la cámara, Julián López se erigía como todo un gran actor cómico capaz de convertir en superhéroe a un perro con la peto y gorra de la Caja Rural de Cuenca.

En su humor, los chico de 'La hora chanante' y 'Muchachada Nui' jamás abandonaron sus raíces manchegas. Términos muy propios de esta zona como "chichinabo", "guasca", "tollina", "manguzá", "forjar" (como sinónimo de copular)... se apoderaron del programa y de sus personajes. Tanto que en su gloriosa sección 'Celebrities' -antes 'Testimonios'-, en la que parodiaban a famosos personajes de la escena artística, política, deportiva y cultural internacional (Gorbachov, Kofi Annan, Manu Chao, Hulk Hogan, Arturo Pérez Reverte, Induráin, Mickey Rooney, Tarantino, Lars Von Trier, Miguel de la Cuadra Salcedo, Pedro Duque...) tiraban de estos vocablos para caracterizarlos.

Sus sketches de dibujos animados como Enjuto Mojamotu se convirtieron en otra de las señas de identidad de este grupo.

En 2009, 'Muchachada Nui' se acercó en alguna de sus emisiones - de 30 minutos- al millón de espectadores. Los de Muchachada eran ya un concepto en sí mismo, tanto en grupo como en solitario. Si aparecía alguno de ellos en radio como colaboradores o en otro programa y alguien preguntaba "¿quién es ese?", siempre había quien respondía "uno de los de Muchachada". Habían conquistado a su amplia minoría, que es quizá la máxima aspiración para cualquier artista creador; ya que con las masas llegan las imposiciones y la cultura de mercado.

'Muchachada Nui' se mantuvo en La 2 durante más de 50 programas que, cada semana, se colgaban íntegros en una magnífica web. En 2010 se ponía fin a su aventura en TVE.

'Museo Coconut' y la aventura en Antena 3

Ese mismo año, a finales, los chicos de Muchachada daban el salto a la TDT. Firmaban por Neox -canal juvenil del Grupo Antena 3, ahora Atresmedia- para desarrollar una sitcom. Tan surrealista, original, absurda y genial como sus anteriores trabajos de sketches. Abandonaban este género para narrar una historia, la de un imaginario museo de arte contemporáneo, 'Museo Coconut', en el que sus habitantes -desde el director hasta el segurata- resultaban más incomprensibles que sus propias obras.

En este nuevo proyecto, dirigido por Ernesto Sevilla, seguían el propio Ernesto, Julián López, Joaquín Reyes y Carlos Areces. Pablo Chiapella cambió de rumbo. Tras alguna aparición en 'Aquí no hay quien viva', Chiapella comenzó en 2007 a dar vida a uno de los personajes más populares del panorama sitcom español actual: Amador Rivas en la serie 'La que se avecina' de Telecinco.

'Museo Coconut' le dio a Neox el mejor estreno de la historia del canal con su primer episodio al congregar a más de 900.000 personas con un 4,3% de share en la franja del prime time, una franja complicada para este tipo de canales. Ese primer episodio, de nombre 'Hipopotomonstrosesquipedaliofobia' deja entrever la esencia de lo que ahí se cocía.

'Museo Coconut' concluyó su primera temporada con 13 episodios y una cuota del 3%, por encima de lo que promediaba el canal a inicios de 2011. La segunda temporada constó de 10 capítulos, la audiencia bajó casi un punto. A pesar de lo cual, Antena 3 renovó la sitcom por una tercera temporada en la que participó Arturo Valls y que aún no se ha emitido. Esa es, hasta ahora, una de las grandes decepciones de estos chicos.

Otra llegó también de la mano de Antena 3 y sus responsables en contenidos para la TDT. La cadena anunciaba a bombo y platillo en febrero de 2012 que 'La hora chanante' y 'Muchachada ni' reviviría en lo que ahora se llamaría 'Retorno a Liliford'. Siete episodios que, con toda la ilusión del mundo, grabaron los protagonistas chanantes mientras ya andaban inmersos en otros proyectos que separaban sus carreras. Siete episodios que aún guarda Antena 3 en un cajón. En un reciente encuentro digital en El País, Joaquín Reyes decía mantener esperanzas sobre su emisión cuando se cumplen dos años de la grabación de estos capítulos: "Retorno a Liliford, así como la tercera temporada de Museo Coconut todavía está pendiente de estreno en alguno de los maravillosos canales del grupo de Antena 3. El hecho de que se haya estrenado 'El tiempo entre costuras' (que llevaba tres años grabado) me hace albergar esperanzas de que a lo nuestro le quede menos."

Por su parte, Ernesto Sevilla, en otro encuentro digital del pasado mes de septiembre en el diario 20 Minutos, se mostraba más temeroso: "Desde luego, el parón de 'Museo Coconut' a la serie no le ha favorecido en absoluto, aunque sé que están repitiendo los antiguos. Respecto a Liliford, la verdad es que no sé por qué razón no la emiten. Que el público se canse de nuestro tipo de humor es la pesadilla de cualquier humorista. Espero que nunca pase."

La (exitosa) vida por separado

Como Pablo Chiapella, la práctica totalidad de los componentes de 'La hora Chanante' -incluido el, quizá menos conocido, actor y cómico Mauro Muñiz- han conseguido labrar poco a poco una carrera como actores y como creadores cada vez más importante.

En ningún momento han querido abandonar sus señas de identidad, aquello que señala su punto de origen. A todos es fácil verlos monologueando y sentirse orgullosos de sus trabajos pasados, los que los fans les siguen recordando con mucho cariño.

Julián López ha experimentado un crecimiento espectacular como actor formando parte del reparto fijo de series y películas cómicas como 'Los quién', 'Fenómenos', 'Pagafantas', 'Que se mueran los feos', 'No controles'... Actualmente, es una de las nuevas incorporaciones de la sitcom de Antena 3 'Con el culo al aire' que estrenará, en breve, su nueva temporada.

- Allá vamos!? Julián López (@JulianLopez_) diciembre 7, 2013

 

Julián, junto con Raúl Cimas, andan por teatros de toda España con un genial espectáculo cómico 'Toda la verdad sobre el oso hormiguero' en el que solos ellos dos, delante de dos micrófonos y con un texto carente de ligazón y cargado de absurdeces, son capaces de hacer reír a carcajadas a los presentes.

Cimas también está al frente en Canal+ de 'Óxido Nitroso', un programa de gags, con protagonistas, con entrevistas y muy interesante.

Joaquín Reyes presenta, desde octubre y junto a Mara Torres, una de las mejores apuestas de TVE en los últimos meses, 'Torres y Reyes' en La 2. Un programa semanal para el prime time del jueves -aunque tiene más de late- en el que se le hace un hueco a expertos en internet y sociología 2.0, a cortometrajistas y en el que la entrevista articula buena parte del programa. Joaquín, además, ha aparecido como actor en la serie 'Familia' y en películas como 'Spanish movie', 'Promoción fantasma o 'Tensión sexual no resuelta'.

Areces ha dado un importante impulso a su carrera como actor dramático gracias a Álex de la Iglesia que confió plenamente en él en 'Balada triste de trompeta' y que le volvió a hacer un hueco en su reciente filme 'Las brujas de Zugarramurdi'. Almodóvar lo dirigió en su última película, 'Los amantes pasajeros'. También ha formado parte del elenco de actores de la quinta temporada de 'Águila Roja'. Junto con Julián López es, probablemente, el componente de todos ellos con mayor futuro en la interpretación.

Ernesto Sevilla ha desarrollado su vocación como director y guionista. Él estaba tras la dirección y realización de 'Museo Coconut' y 'Retorno a Liliford'. Prepara una película con sus compañeros que él mismo ha escrito y dirigido. Lo hemos podido ver en algunos filmes como 'Pagafantas', 'Campamento Flippy' o 'El gran Vázquez'.

En 2007, en ese reportaje de 'Informe semanal', sus autores se afanaban por dar a conocer unos nombres poco populares entre el gran público. A punto de concluir 2013 son pocos quienes no han oído hablar de ellos o no les reconocen. Aparecen en televisión, en cine, publican libros, colaboran en radios y llenan teatros. Su registro actoral es como su humor: incalificable, distinto, por momentos surrealista, por momentos grotesco, pero siempre, siempre, necesario. Desde hace 13 años han sido algo más importante que un soplo de aire fresco. Han sido una alternativa y los padres de una forma de humor. En el mundillo de los focos y las cámaras existen los golpes de suerte, la subidas rápidas y vacías como la espuma, pero no las casualidades. La evolución de las carreras de los chicos de 'La hora chanante' y 'Muchachada nui' demuestra que la casualidad sólo tuvo lugar en la manera en la que se conocieron. Lo que le ha seguido después ha sido talento y mucho trabajo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?