Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 16 de Septiembre de 2019

Otras localidades

La 'ley Gallardon', sin apoyos tampoco en la Eurocámara

Incluso una eurodiputada de UPM, partido representante de la derecha francesa, ha lamentado el retroceso que supone la aprobación de esta ley en España

El PPE se queda sin apoyos en la Eurocámara tras el debate sobre la ley del aborto. Un debate en el que Partido Popular Europeo ha evitado cualquier declaracion que pueda sonar a rechazo a la iniciativa del gobierno español por entender que es un asunto de politica interna. Progresistas y liberales europeos hablan de retroceso histórico en España, de que el texto criminaliza la libertad de las mujeres y fomenta la desigualdad. Incluso la derecha francesa ha mostrado su descontento.

Ha termido el debate sobre la reforma del aborto en nuestro país propuesto por los grupos de la izquierda, un debate en el que Partido Popular Europeo ha evitado cualquier declaracion que pueda sonar a rechazo a la iniciativa del gobierno español por entender que es un asunto de politica interna. Los populares hoy están más solos que nunca porque incluso en sus propias filas hemos podido escuchar el desencanto de aquellos que ven que están siendo escorados hacia el ala más derecha, más ultra de la eurocamara.

"Quiero recordar que Simone Veil fue del PP y creó en Francia una ley que existe desde hace 38 años y es una ley que respeta de forma equilibrada el derecho a la vida y el derecho de la mujer", ha declarado la eurodiputada de UPM. Dos derechos que el partido porpular ha intentado contraponer sin éxito porque todos los grupos de la eurocámara apoyan la actitud de los partidos españoles contra esta reforma innecesaria y que en europa se interpreta como "un atentado contra los derechos civiles".

Los grupos de izquierda y los liberales en la Eurocámara ya reclamaron este miércoles al Gobierno de Mariano Rajoy que "frene" la reforma que ultima sobre la ley del aborto porque, aseguran, no hay una demanda de la sociedad española para ello, sino una motivación ideológica y electoralista.

"Estamos viendo un desvío de la atención de los problemas que vive España. Creemos un problema artificial y apelemos a la conciencia moral y argumentos religiosos", afirmaba ayer Swoboda, para quien el Gobierno español ha creado una polémica "artificial" para no afrontar otros problemas como el desempleo. También ha advertido de que si la reforma española prospera, ésta sea vista como un "aliento" para otros Gobiernos europeos conservadores, por lo que se ha comprometido a que la oposición al anteproyecto forme parte de la campaña electoral de su grupo a las elecciones europeas.

Su compañera de filas, la española Iratxe García, se pronunció en la misma línea."No hay ninguna necesidad de cambiar la actual ley si no es para imponer la moral de una parte de la sociedad a la totalidad", afirmaba García, quien también aseguró que en España existe un movimiento "muy grande" de mujeres en contra del anteproyecto de ley y que cuentan con la "solidaridad" de otras muchas en el resto de Europa.

Apoyo de liberales y verdes

Así, ayer los liberales expresaron su "firme rechazo" a una reforma que "restringe el derecho de la mujer al aborto" y que elimina las malformaciones del feto como supuesto para interrumpir legalmente el embarazo.

"Las mujeres deben poder decidir libremente sobre su salud y derechos sexuales, pero España da marcha atrás al restringir el acceso al aborto seguro y legal", criticó la eurodiputada de ALDE Sophie in't Veld, quién también consideró "inaceptable" que se siga debatiendo la cuestión cuando "las investigaciones de la OMS (Organización Mundial de la Salud) muestran que los Estados miembros con normas más restrictivas cuentan con tasas de aborto más elevadas".

Por su parte, la eurodiputada del PNV Izaskun Bilbao, adscrita también al grupo ALDE, ha defendido públicamente que la reforma "va en contra de la voluntad de la sociedad española" y ha censurado que "criminalice el aborto", al tiempo que ha opinado que aumentará los riesgos para la salud de la mujer porque aumentarán las intervenciones clandestinas.

Desde Los Verdes europeos, los españoles Raül Romeva (ICV) e Iñaki Irazabalbeita (Aralar), expresaron en rueda de prensa el rechazo del grupo a los cambios que promueve el Gobierno español en materia de aborto. "Es una mera obsesión ideológica y arcaica del Gobierno español y del ministro de Justicia en especial, por lo que explicamos a los colegas europeos que esto no es para nada una demanda de la sociedad española", declaró Romeva.

Romeva recalcó que, tras estar "a la vanguardia" de Europa en materia de salud sexual y reproductiva, los cambios en la actual norma supondrían un "retroceso" y optar por una vía "en dirección contraria" a la del resto de Europa.

Manifiesto de la izquierda unitaria

En paralelo al debate celebrado hoy, la Izquierda Unitaria europea ha promovido un manifiesto en el que expresa su "más profunda solidaridad" con las mujeres españolas y subraya su compromiso con "la defensa de los derechos a la salud sexual y reproductiva de las mujeres en toda Europa y en todo el mundo". El documento también considera que "el derecho de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo es un derecho humano fundamental".

El manifiesto cuenta con la firma de 178 eurodiputados de los 776 que forman la Eurocámara, incluidos dos representantes del Partido Popular Europeo, según ha informado la formación. El eurodiputado español Willy Meyer (IU) ha criticado el "ataque sin precedentes" hacia los derechos de la mujer y ha considerado "insólito que se legisle hacia atrás bajo presión de la jerarquía de la Iglesia Católica".

Gil Rosiña, portavoz de PSOE en Extremadura: "La propuesta del PP viene con cierto oportunismo"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?