Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 22 de Agosto de 2019

Otras localidades

Risto Mejide: "Llevo la derrota igual que el éxito, es algo circunstancial"

Este domingo estrena su nuevo programa, 'Viajando con Chester', en el que entrevistará a Zapatero y Jorge Lorenzo

Risto Mejide entrevista a Zapatero en 'Viajando con chester'

Risto Mejide pasa al siguiente nivel en su nuevo proyecto en televisión. Seguirá acompañado por sus gafas de sol, que son ya una seña de identidad para él, pero abandona las incómodas sillas desde las que aleccionaba, evaluaba y criticaba para acomodarse en un sofá, de estilo chester, en el que conversará. Hará de la conversación -o eso dice- un arte. Y tiene razón, no hay nada tan complicado en comunicación como conversar: lanzar un mensaje y estar a la altura del que tu interlocutor te devuelve.

Por eso, por lo del sofá, es que su nuevo programa se llama 'Viajando con Chester', en Cuatro. Se emitirá los domingos a las 21:30 horas y Risto y el sofá viajarán por la geografía española para charlar con personajes de gran interés, relieve y entidad como son José Luis Rodríguez Zapatero y Jorge Lorenzo (en el primer programa, de este domingo 23), Iñaki Gabilondo, Cristina Cifuentes, Ada Colau, Miguel Ángel Revilla, Marcos de Quinto (presidente de Coca Cola España), Loquillo, Epidio Silva...

Risto, además, nos asegura que veremos a estos personajes como nunca antes los vimos. Claro, es la magia de la conversación como técnica de la entrevista. Si lo logra, querrá decir que hemos visto a un Risto distinto al que conocemos en televisión.

Por lo pronto, en esta entrevista, se muestra mucho más humilde, afable y sabiéndose la niña fea de un baile de la noche de los domingos en el que sobresale Jordi Évole. El mando decidirá.

Un tipo tan directo como tú y tan poco amigo de dar rodeos en sus discursos... ¿cómo llevas lo de las entrevistas y la promoción?

Es un trámite que hay que pasar. Hay que lograr que la gente se entere de que existe una propuesta nueva que se llama 'Viajando con Chester' y la mejor manera es hablar con todos los medios posibles.

Esto no quita que, cuando la gente lo vea, el producto le tenga que convencer. Tú y yo podemos hablar aquí de lo que sea y decirte que el programa es maravilloso, pero el verdadero test es que la gente lo vea. Yo creo que, en este caso, el contenido se vende solo.

¿Por qué sentar a los invitados en un sofá? ¿Por qué la idea de un chester?

Todo esto nace de la mente calenturienta de Oscar Cornejo, el productor de La Fábrica de la Tele, creador de 'Sálvame', 'Aquí hay tomate'... Es un tipo con una mente privilegiada para crear televisión.

Estábamos un día en tomando unos vinos en un bar y me dijo: "yo creo que lo más interesante de ti, todavía no se ha visto en televisión. Es tu conversación". Yo pensé "pues ya me dirás... tú que te dedicas a crear programas...". Y el sofá sobre el que estábamos sentados era un chester.

Al cabo de 15 días volvió con el programa desarrollado, a mí me encantó la idea y aquí estamos.

¿Y tú piensas que lo que hemos visto de ti en televisión no es lo más interesante?

Yo tengo esta imagen de chulo, prepotente, soberbio...y seguramente, mucho de esto es verdad. Pero te diré una cosa. Lo más interesante de este programa no soy yo, es la conversación con alguien interesante, con el invitado. Esos valientes que se han sentado en el sofá.

Yo creo que el resultado es extraordinario por lo que ellos cuentan. Al final, en una conversación, si una de las dos partes no se abre... está mutilada.

Aunque tú dices que es conversar, eso es una forma de entrevista también. Maestros como Jesús Quintero hacen de la conversación un arte de la entrevista... ¿Notas que el arte de conversar es una buena forma de hacer entrevistas?

Sin duda. No le tengo ninguna alergia a la palabra entrevista. Me parece bien que le llamemos así, al final es una persona que se sienta con otra y hablan.

Lo que no tiene este programa es una pauta o un pacto previo. No hay lista de preguntas, ni preguntas que no se pueden hacer, ni unos temas que se van a tocar. En ese sentido sí es distinto a muchas entrevistas.

En estos años, he sido entrevistado muchas veces y notas cuando la otra persona está conversando o está siguiendo un guion, que ni te miran a los ojos... miran al cuestionario y les da igual lo que les estás contando

[Interrumpo]... acuciados por el tiempo y por la necesidad de ver si les has dado un titular jugoso...

Exacto. Lo que reivindica este programa es ese tipo de entrevista conversada. Jesús Quintero, además, es un gran referente. Yo me he fijado en la gente enorme como Jesús Quintero, un maestro en los silencios.

Cuando tienes a alguien delante y está hablando sobre un tema, a veces, es más importante callarte y dejar esa pausa en la que el invitado no tiene más remedio que seguir hablando. Eso es un arte.

¿Hay sensación de miedo con enfrentarse en la parrilla a Évole y a su 'Salvados'?

Ninguno. Évole, aparte de ser amigo y admirarlo muchísimo, en términos futbolísticos es el gran favorito. Espero que siga destrozando audiencias, esté yo delante o esté quien sea.

El suyo es un programa necesario para este país y en estos momentos. Y es un programa que no tiene que ver con el que yo hago.

La gran noticia al día siguiente del estreno, no será que Évole ha arrasado a Risto -que seguramente será así y estaré encantado de que ocurra-, sino que la gran noticia será que, a partir de este domingo, no sólo habrá un programa incómodo para los de arriba, sino que habrá dos.

¿Va a ser incómodo tu programa?

Sí.

¿Por?

Para empezar hablamos con alguien que ha tenido muchísimo poder, como Zapatero, y yo creo que él se siente incómodo en algunos momentos de la conversación por cómo se tratan los temas y por lo que hablamos.

No por mérito mío, sino porque le saco a la cara lo que muchas veces he pensado como ciudadano.

¿Qué te ha sorprendido de Zapatero o en qué ha cambiado tu idea sobre él?

Creo que vais a ver un Zapatero que no se ha visto nunca en televisión. Al no tener guion, ni tener el respaldo de lo que puede o no decir y al dejarle yo que se expresara -sin interrumpir-, vamos a ver un Zapatero con muchas más aristas de las que hemos visto nunca.

Para mí, esa es la gracia del formato. No es tanto llegar al fondo de una cuestión -que nadie espere un gran acto periodístico-, sino descubrir personajes inéditos. Ahí está la riqueza.

Viendo los entrevistados que tenéis... ¿Habéis optado por políticos como Zapatero o Revilla que ya no están en el candelero porque es más fácil que hablen?

Revilla tiene la intención de volver a gobernar en Cantabria. Hemos tirado por todo tipo de gente. Por hache o por be, todos tienen su interés. Se habla mucho de la conversación con Zapatero, cosa que me parece normal, pero la conversación que tengo con Jorge Lorenzo, hablamos de la importancia del saber perder. Del cómo te vendes...

¿Y tú cómo llevas la derrota, el perder?

¿La derrota? Igual que el éxito, como algo circunstancial.

En un mundo tan complicado como el de la tele, tomarse la derrota o el éxito como algo circunstancial, ¿es lo mejor?

Sin duda. Tanto el éxito como la derrota son cosas que pasan y que no puedes aferrarte a ellas porque, tanto en un caso como en otro, tendrás problemas serios.

¿Has echado alguna vez de menos tu vida anterior a esta popularidad que ahora tienes?

No. Estoy orgullosísimo de todo lo que he hecho en televisión. Estoy agradecido, aunque no en deuda, a la tele por todo lo que me ha dado porque también me ha permitido desarrollarme en otras facetas profesionales.

Después de la experiencia, uno es capaz de justificar por qué hizo lo que hizo. Lo que me ha demostrado la tele es que existen otros mundos igual de apasionantes que el de la publicidad que es del que yo vengo y al que siempre vuelvo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?