Sábado, 13 de Agosto de 2022

Otras localidades

La tortura en 2014: 30 años de promesas incumplidas

Durante 2013-2014 Amnistía Internacional ha tenido constancia de al menos 27 métodos de tortura utilizados en todo el mundo: palizas, descargas eléctricas, latigazo, abortos y esterilización forzosa

La hermana del marroquí Ali Aarrass cuenta como su hermano sufrió malos tratos y torturas por parte de las autoridades marroquíes

La hermana del marroquí Ali Aarrass cuenta como su hermano sufrió malos tratos y torturas por parte de las autoridades marroquíes / CRISTINA LÓPEZ BENEDICTO

Amnistía Internacional presenta hoy un nuevo informe sobre la tortura en el mundo con una alarmante conclusión: 30 años después de que la Asamblea de Naciones Unidas aprobara la Convención contra la Tortura, está práctica va en aumento y casi la mitad de la población mundial sigue sin sentirse a salvo de este atroz abuso. Según la organización de Derechos Humanos "el escandaloso grado de generalización de que goza hoy en día la tortura pone de manifiesto el abismo que separa lo que los gobiernos prometieron hace 30 años de los que hacen ahora. Entre enero de 2009 y mayo de 2013 Amnistía Internacional recibió informes de torturas u otros malos tratos cometidos por agentes estatales en 141 países, en todas las regiones del mundo. Esto, prosigue la ONG, sólo indica los casos que se han denunciado o de los que la organización ha tenido constancia y no refleja, necesariamente, el alcance real de la tortura en el mundo.

Amnistía Internacional lanza la campaña mundial "Stop tortura" para conseguir que se cumpla esta promesa. La campaña está centrada en varios países donde, subraya la ONG la tortura se practica de forma sistemática: Filipinas, Marruecos y el Sáhara Occidental, México, Nigeria y Uzbekistán.

En el caso de Marruecos la ONG centra su atención en Ali Aarras, extraditado desde España a Marruecos en 2010, a pesar de haber sido exculpado por el juez Garzón y de las reiteradas advertencias, desde Naciones y otras organizaciones, de que podría sufrir malos tratos y torturas en aquel país.

El 24 de noviembre de 2011 Aarras fue declarado culpable de pertenecer y prestar ayudar a una banda criminal y a un grupo que pretendía cometer actos de terrorismo. Según la información recibida, la "confesión" que hizo bajo tortura y de la que se retractó ante el tribunal fue la única prueba presentada en el juicio.

Ali Aarrass denunció haber sido torturado mientras permaneció recluido en régimen de incomunicación durante 12 días en un centro secreto de detención gestionado por uno de los órganos de inteligencia de Marruecos: la Dirección General para la Vigilancia del Territorio (Direction générale de la surveillance du territoire, DST), en diciembre de 2010. Describió cómo lo habían golpeado en las plantas de los pies, le habían aplicado descargas eléctricas en los testículos, lo habían colgado de las muñecas durante largos periodos y le habían quemado con cigarrillos.

Dibujos que representan las torturas sufridas por Ali Aarras en Marruecos

Amnistía Internacional pide a las autoridades marroquíes que cumplan lo dispuesto en la deliberación del Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria del 28 de agosto de 2013, donde se declara arbitraria la detención de Ali Aarrass y se pide que sea puesto en libertad de inmediato y que se le ofrezca la debida reparación.

"Es un caso sobre el que queremos llamar la atención porque los gobiernos tienen que tomarse en serio la cuestión de la tortura, y los sucesivos gobiernos españoles no se han tomado en serio la cuestión de la tortura por diferentes razones y , una de ellas, es porque han extraditado aún a sabiendas de que corrían riesgo de sufrir torturas en los países a los que fueran devueltos y esto es algo que está absolutamente prohibido por el derecho internacional" decía a la SER, Eva Suárez-Llanos, directora adjunta de Amnistía Internacional España

En España queda camino por recorrer

Amnistía considera que en España queda mucho por hacer "en el plano de reconocer la tortura como un gravísimo crimen internacional" . Por ejemplo "en las últimas reformas del Código Penal siguen sin tipificar, correctamente, la tortura, tal como la define la Convención contra la Tortura. Hemos visto recientemente que se ha hecho una reforma de la jurisdicción universal que va a dejar fuera de la persecución en nuestro país a los autores de un crimen tan grave como la tortura. Nos encontramos también con personas, que presuntamente, han cometido torturas, como el ex inspector de policía "Billy el Niño" y el ex capitán de la Guardia Civil, Jesús Muñecas, reclamados por la Justicia argentina por su presunta implicación en casos de torturas durante el Franquismo las autoridades españolas deniegan su extradición" señala Suárez-Llanos.

"En España, durante años, hemos denunciado malos tratos, abusos policiales que, en los sucesivos gobierno españoles han negado como un problema persistente. Claro que los malos tratos y la tortura no son un problema endémico y persistente en España pero sí ocurren de forma persistente y lo que es importante se tomen medidas o salvaguardas para prevenirlo: algo tan sencillo como la introducción de videocámaras en los lugares donde las personas están detenidas es una recomendación Amnistía y de organismos intergubernamentales que no ha sido atendida españolas" - añade .

Los menores de edad son los más vulnerables

Casi cualquiera puede convertirse en víctima, sin que importe su edad, género, origen étnico o filiación política. En muchos países los niños, niñas y jóvenes son víctimas de la tortura. En muchos países los menores de edad bajo custodia policial son especialmente vulnerables a la violación y otras formas de abuso sexual tanto por parte de agentes policiales como de otros detenidos, señala Amnistía Internacional. Asimismo, en muchos países se reciben numerosos informes sobre violación y otros tipos de agresiones sexuales contra mujeres por parte de agentes del Estado. Tanto los hombres como las mujeres, pero, sobre todo las mujeres, sufren torturas específicas de violencia de género, incluida la violación y otras formas de violencia sexual. Algunas formas de tortura y otros malos tratos son exclusivas de las mujeres, como el aborto forzado, la negación del aborto, la esterilización forzada o la mutilación genital femenina. Por su parte , los presos/as lesbianas, gays , bisexuales, tránsgenero e intersexuales sufren ataques diferentes. Por ejemplo, a los presos y presas transgénero con frecuencia se les recluye en centros para personas de su género de nacimiento, en lugar del género que han elegido, y gays y lesbianas sufren, con frecuencia, más violencia sexual y de otro tipo que los presos heterosexuales, ya sea a manos de otros presos o detenidos o del personal penitenciario.

La tortura y los malos tratos se dan en todos los continentes

Amnistía Internacional señala que en África, la tortura y malos tratos son prácticamente generalizados en un continente en el que 30 países- entre ellos Angola, Chad, Gabón o Sierra Leona- ni siquiera lo castigan por ley.

En América, a pesar de contar con algunas de las leyes y mecanismos contra la tortura más sólido del mundo ( tanto a nivel regional como nacional) la tortura y los malos tratos siguen siendo práctica generalizada y los responsables, subraya la ONG, rara vez comparecen ante la justicia.

En Europa y Asia Central , pese a las disposiciones legales existentes, la tortura y los malos tratos siguen siendo prácticas muy extendidas, especialmente en los países de la antigua Unión Soviética. También se han documentado casos de torturas y malos tratos en parte de la Unión Europea , donde, recuerda Amnistía Internacional, algunos países han eludido además su deber de investigar de manera efectiva las denuncias de complicidad en la tortura inflingida en el contexto de las operaciones antiterroristas encabezada por Estados Unidos.

Tortura y malos tratos en las fronteras de Europa

En los últimos años, AI ha documentado, además, numerosos abusos, incluidos , incluídos numerosos reenvíos de personas migrantes y refugiadas en las fronteras exteriores de la UE, especialmente en las fronteras de Grecia y Turquía y en las fronteras terrestres entre España y Marruecos. Este tipo de acciones viene acompañadas , a menudo, de denuncias creíbles de palizas y trato degradante

Los datos de Oriente Medio y África del Norte se disparan

Los informes de tortura se han disparado en Siria desde que las protestas de marzo de 2011 obtuvieron la brutal respuesta de las autoridades y dieron lugar al conflicto que aún perdura. La tortura se utiliza, de manera habitual, contra las personas detenidas como sospechosas de llevar a cabo actividades de oposición, entre ellas activistas pacíficos y menores de edad. Según informaciones miles de personas han muerto bajo custodia. Amnistia Internacional también ha documentado casos de torturas a manos de grupos armados

Asia y Oceanía: China y Corea lideran la lista

Muchos países de Asia y Oceanía tampoco han tenido éxito en lo relativo a prevenir y castigar la tortura. China y Corea del Norte son algunos de los Estados de la región con peor historial a este respecto. En algunos países siguen permitiéndose castigos tales como la flagelación, y las investigaciones sobre el uso de la tortura son casi insólitas.

La hermana de Ali Aarrass: "16 guardias le pegaban por todo el cuerpo con palos y hierros"

La hermana de Ali Aarrass: "Los guardias le pegaban por el cuerpo con palos y hierros"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?