Miércoles, 25 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Enorme capítulo final de 'Cuéntame'

La serie de La 1 despide su decimoquinta temporada con un episodio que recupera lo mejor de su esencia

Ana Duato e Imanol Arias en Tánger durante el capítulo final de temporada de 'Cuéntame'

Ana Duato e Imanol Arias en Tánger durante el capítulo final de temporada de 'Cuéntame' / RTVE

Lo ha tenido todo. Sólo faltó que cayera el telón y el público rompiera a aplaudir. Eran las calles de Tánger y San Genaro, pero podría haberse tratado de las tablas del María Guerrero. 'Cuéntame' ha cerrado su decimoquinta temporada con un magistral episodio que ha recuperado la quintaesencia de la serie, haciendo valer la unidad de la familia Alcántara sin forzar el dramatismo y con unas regias interpretaciones de sus actores protagonistas.

Por encima de las cifras de audiencia, de los datos de share, de los trending topics... siempre está el contenido, la forma, la manera en la que se cuenta una historia. Por encima de los premios, de las críticas, del halago innecesario y de las alabanzas tan abundantes como hipócritas, siempre está la esencia de lo que uno ha sido.

Embriagarse con las mieles del triunfo de manera continuada durante 13 años consecutivos puede desdibujar la línea mejor perfilada y emborronar el cuadro más bello. Costaba reconocer a 'Cuéntame cómo pasó' en su decimoquinta temporada. Costó hacerlo también en la decimocuarta. Posiblemente, en la decimotercera muchos fans de la serie tuvieran nostalgia de otros tiempos pasados en la ficción del Grupo Ganga. ¿Hacia dónde estaba yendo la serie?

El excarcelado Carlitos escribiendo novelas, representando a grupos de La Movida y visitando psicólogas que le ponían ojitos; los vinos nublando el juicio y el corazón de un enamoradizo Antonio Alcántara que retrocedió a la adolescencia; repentinos accidentes mortales para personajes pasados; negras investigaciones periodísticas que regalaban gran parte de protagonismo -que nunca hubo de perder- a Toni Alcántara (Pablo Rivero)... bandazos y un viaje a ninguna parte durante 18 episodios que, por supuesto, sí mostraban esbozos de la calidad que siempre ha atesorado esta serie. Incluso en sus peores rachas.

Tánger devolvió la serie a su lugar

Quedaba Tánger. Quedaba el capítulo 19 de la temporada, el último. De nuevo, la angustia apresaba a la familia Alcántara... o lo que quedaba de ella. El peligro de sobredosis de dramatismos sobrevolaba el guion de un último episodio reventado en las nefastas autopromociones de TVE. Pero en Tánger, 'Cuéntame cómo pasó' se reencontró con lo mejor de sí misma, que es mucho.

Jacobo Delgado tecleó un guion sobrio, emotivo y emocional. Sin caer en el exceso dramático, trayendo de nuevo al Antonio Alcántara (Imanol Arias) amante de su familia, tan ignorantón como buena gente... ese Antonio Alcántara tierno en su ingenuidad y fuerte en la defensa de los suyos. Ese Antonio que mira el dolor en el rostro de su mujer y se le parte el alma.

El guion de Jacobo Delgado puso el foco en la madre sufridora, en Merche (Ana Duato); capaz de renunciar al orgullo de mujer en pro del bienestar de su familia. De mostrar debilidad y pedir ayuda. Las líneas que Jacobo Delgado escribió para este episodio titulado 'Tus brazos arroparon mi insomnio' restauraron con mimo los desdibujados trazos de cada personaje de la familia Alcántara. Carlos (Ricardo Gómez) dejó de ser el engreído y moralista hijo que encontrábamos en las últimas temporadas, Herminia (María Galiana) ya no fue el juguete de gracietas absurdas de cada capítulo y Miguel (Echanove) aparcó los gritos y los aspavientos para abrazar a su hermano Antonio. El excelente guion de Jacobo Delgado recuperaba, en definitiva, a la familia Alcántara, unidos bajo la fuerza del cariño y del amor. Jacobo entregó un certero guion a este grupo excepcional de actores.

En la dirección, Óscar Áibar hizo volar la cámara, presentando un episodio ágil, con un atinadísimo sentido del ritmo, disimulando carencias estilísticas en la ambientación y el atrezzo (el supuesto aeropuerto marroquí parecía un instituto en horario de recreo) y permitiendo el lucimiento de los actores, auténticas joyas de 'Cuéntame'.

Imanol Arias y Ana Duato se erigieron como columnas troncales de este enorme episodio. Traspasaron la pantalla para secar la boca del espectador, para anudarle la garganta hasta emocionarlo, hasta arrebatarlo de su sofá y hacerle partícipe de la angustia de unos padres que buscaban a su hijo en medio del desconocimiento de si estaba muerto y con la esperanza de encontrarlo vivo.

Han sobrado las palabras. Con Ana e Imanol han hablado las miradas, los abrazos, los apretones de manos, el desconsuelo reflejado en sus rostros. Ana Duato e Imanol Arias no han interpretado, sino que han sido Merche y Antonio.

Y Carlos fue Carlos. Y Toni fue Toni... y los Alcántara volvieron a ser los Alcántara. En su barrio, en San Genaro. Donde siempre lo fueron. Donde Cervan vendía las revistas y Tinín servía el pacharán. Donde se oxidaba un abandonado camión que era castillo de fantasías para Carlitos y sus amigos.

Al final, asomada Merche en la terraza dejaba que su mirada se perdiese en el horizonte. Como queriendo divisar un futuro próximo que, en esta serie, no se podrá entender sin la unidad de la familia Alcántara. Es la esencia de 'Cuéntame', Milano.

Cae el telón.

Todos somos los Alcántara

'Cuéntame' esta noche el último capítulo de la temporada

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?