Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 18 de Julio de 2019

Otras localidades

El extesorero de Cospedal alega que él era "una figura decorativa"

Lamberto García Pineda niega que conociera a Cospedal y relación alguna con el supuesto pago de una comisión de 200.000 euros para su campaña en Castilla-La Mancha, a cambio de una contrata de basuras en Toledo

María Dolores de Cospedal, durante una comparecencia /

Afirma que aprobó el alza de 11 millones "ilegal" según la IGAE, para la adjudicataria de las basuras, porque se acercaba el Corpus y había que mantener limpia la ciudad, y no para favorecer a la supuesta pagadora de la mordida.

El extesorero del PP en Castilla-La Mancha y exconcejal de Hacienda en Toledo en 2007, Lamberto García Pineda, ha intentado eludir cualquier responsabilidad durante su declaración como imputado de este jueves ante el juez Pablo Ruz.

García Pineda ha manifestado que la figura de tesorero en la región era meramente "decorativa", que se utilizaba para "sentarlo en una esquina y al final" en los mítines.

Lamberto García Pineda ha negado todas las acusaciones. Incluso que conociera a sus jefes directos y a las personas con las que en teoría trabajaba directamente en el PP de Castilla-La Mancha. Así, el extesorero de Cospedal ha negado que hablara jamás o conociera a la también secretaria general del PP y por entonces candidata a la presidencia autonómica. Ha manifestado que se la "presentaron una vez". También ha negado relación alguna o que conociera al gerente regional del partido, José Ángel Cañas, que dependía directamente de él y también está imputado porque habría cobrado la comisión de manos de Luis Bárcenas, quien hizo de intermediario en la operación.

El extesorero de Cospedal también ha declarado en su descargo que al frente del aparato económico regional del PP habrá firmado "cuatro talones" por un importe de "entre 0,80 y 2 euros" para "cafés y papel higiénico".

La operación bajo sospecha en Toledo

Lamberto García Pineda había sido citado como imputado por la supuesta comisión de un mínimo de 200.000 euros para la campaña autonómica de Cospedal en 2007, que habría pagado Sacyr, a cambio de una contrata de basuras en Toledo a la filial de esta firma, Sufi.

García Pineda, que al tiempo que tesorero era concejal de Hacienda en Toledo, presidió la mesa de contratación que adjudicó las basuras a la empresa, y firmó el alza ilegal de 11,4 millones a esta sociedad, según la IGAE, días antes de perder las elecciones en el municipio.

Al respecto, García Pineda ha declarado que ese "protocolo" para incrementar el precio no obedeció a trato de favor alguno a la sociedad bajo sospecha. Una duda, ha dicho que "ofende su dignidad". La explicación del extesorero y antiguo edil de Hacienda ha sido que los trabajadores de Sufi estaban por aquellos días en huelga y había que "tranquilizarlos" y retomar las tareas de limpieza "porque era el Corpus".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?