Últimas noticias Hemeroteca

Pedro Sánchez, en el programa Sálvame: ¿Frivolidad o audacia?

Ferraz busca que su líder ofrezca imagen de cercanía en los programas de entretenimiento, estrategia que algunos cuestionan

El presentador de Sálvame, Jorge Javier Vázquez, habla por teléfono con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez /

'Sálvame', el programa a cuyo presentador llamó Pedro Sánchez en directo, tuvo el miércoles una audiencia de 1.771.000 espectadores, un 17% de cuota de pantalla. 'El Hormiguero', donde el secretario general del PSOE acudió de noche, fue visto por 2.754.000 (15% de share). Habría que llenar 25 veces el Camp Nou y el Bernabéu juntos para llegar a tanta gente y, en plena ola de desencanto ciudadano, el equipo de Sánchez está decidido a buscar nuevas vías con las que trasladar su mensaje y potenciar la imagen de un recién llegado que, además, quiere ser el próximo candidato socialista.

El propósito es presentarlo como un político cercano y sin prejuicios, de reacción rápida, en una estrategia de la que muchos están convencidos y que, al margen de revolucionar las redes, despierta algunos recelos entre quienes advierten de que puede resultar frívola.

Fue en la reunión de equipo, mientras preparaban la entrevista de 'El Hormiguero', cuando uno de los presentes contó que Jorge Javier Vázquez, el presentador de Sálvame, estaba indignado porque el alcalde de Tordesillas, que es socialista, permite el Toro de la Vega.

Aconsejaron a Sánchez que llamara, recordara su posición sobre el maltrato animal y marcara distancias. Que recuperara el voto que Jorge Javier Vázquez acababa de retirar al PSOE. Y Sánchez llamó. "Tenemos que estar atentos, escuchar y contestar para ganar la confianza de la gente. Hay que pensar en quienes están viendo el programa y no en el programa en sí", relata una de las personas que participaba en esa reunión. Más que al programa, en el que Sánchez no intervino en directo, buscaban la conversación con el presentador, cuya opinión puede influir en sus espectadores.

"Desde luego esto es un cambio de comunicación respecto a Rubalcaba, pero no es un cambio en la política de comunicación de Pedro", cuentan en su equipo. "Otros políticos han ido antes a programas como 'El Hormiguero', es tradición incluso en otros países visitar formatos parecidos. Y en cuanto a la llamada a Sálvame, Pedro llamó a un periodista para aclararle cuál es la postura del PSOE", añaden. Una colaborada de Sánchez apoya esa opinión: "Buscamos formas diferentes de decir las cosas y ser cercanos. Esa es la imagen que se ha visto y me parece valiente. Si se presenta una oportunidad, Pedro responde".

Esa expresión (#pedroresponde) fue la etiqueta que muchos socialistas extendieron en Twitter mientras la cuenta oficial del partido se ocupaba de responder a algunos de los que cuestionaban la estrategia. "Traslada su mensaje a toda la ciudadanía sin distinción ni prejuicios", se leía en uno de ellos.

Tan pronto como se produjo la llamada de Sánchez al programa de Telecinco, empezaron a circular los mensajes entre los diputados socialistas. "Sabíamos lo de 'El Hormiguero', no esto", reconocían. "Mira la respuesta en internet -invitaba una parlamentaria- y verás que ha habido una reacción positiva".

La realidad es que muchos de los comentarios eran críticos o sarcásticos, pero lo que anotaron en Ferraz fue la monitorización -así sellama- del movimiento en las redes: las menciones a Pedro Sánchez en Twitter pasaron de las 2.500 del martes a las más de 14.000 del miércoles hasta las ocho de la tarde. Y entre las etiquetas que encabezaba en el ránking de tendencias estaba la de #pedroresponde.

Lo que algunos se preguntan dentro del PSOE es si 'Sálvame' es el mejor foro para difundir la posición del partido o contribuye, en cambio, al espectáculo político. "Dicen algunos que es populismo. Pero populismo -del que tanto habla ahora el PSOE para criticar a Podemos- es lo que se dice, no dónde se dice. El foro en el que se explican las ideas no puede ser populista", justifica un diputado.

"Estamos en una nueva comunicación, y eso está bien porque nuestro mensaje ha llegado más hoy que haciendo mil propuestas de ley en el Congreso. Ahora bien, no sé si es empezar muy fuerte entrando el mismo día en dos programas", sostiene un dirigente que remarca también el día elegido, previo a la consulta en Escocia y con el foco político puesto en Cataluña. Eso es lo que lleva a varios socialistas a acusar a Sánchez de frivolidad.

"A mí me parece impropio de un partido de Gobierno", dice un politólogo que conoce bien el PSOE. Varios estudios, de los que circulan en Ferraz, detectan que uno de los principales problemas del partido es que no conecta Con los votantes de entre 30 y 55 años, con formación media o alta y que viven en zonas urbanas. "A esa hora de la tarde, ese perfil de gente está llegando a casa de trabajar y no está viendo la tele", avisa este experto. Otros socialistas consultados cuestionan que esta sea la manera de recuperar votantes perdidos.

"No tiene nada de frívolo", replican en el entorno de Sánchez: "Hace llegar sus ideas y demuestra que respetamos a todo el público". El propio presentador de televisión escribió a última hora: "Gracias a Pedro Sánchez por entender que la audiencia de Sálvame también vota". "No seré yo quien diga si hoy hemos ganado muchos o pocos votos -apuntaba una integrante de la dirección- pero tengo claro que nos hemos acercado más a la gente".

Puede que el mejor resumen sea el de un estratega del partido, quizá por su desengaño generalizado: "Yo no sé ya lo que va a funcionar y lo que no. Los parámetros con los que analizábamos la sociedad van cambiando. Esto de ahora es estilo Renzi, que recurrió también a la televisión y no le ha ido mal en Italia. Tiene mucho riesgo, sí, pero supongo que el mismo riesgo que no hacer nada o lo de siempre".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?