Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 20 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Rodrigo Rato pide la suspensión temporal de militancia del PP

El expresidente de Caja Madrid subraya en su escrito a Cospedal su "firme convicción" de haber actuado "siempre dentro de la legalidad"

El expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, durante su comparecencia en la Comisión de Economía para explicar la crisis bancaria. /

El expresidente de Caja Madrid Rodrigo Rato ha remitido una carta a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, en la que le solicita su suspensión temporal de militancia en el partido y se muestra dispuesto a dar todas las explicaciones necesarias sobre las tarjetas opacas.

El expresidente de Caja Madrid Rodrigo Rato ha remitido una carta a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, en la que le solicita su suspensión temporal de militancia en el partido y se muestra dispuesto a dar todas las explicaciones necesarias sobre las tarjetas opacas.

En la carta, Rato pide dicha suspensión temporal "hasta que todos estos hechos queden esclarecidos". Fuentes del PP han informado de que la suspensión temporal de militancia es automática una vez que Rato la ha solicitado.

En el texto, el exministro subraya la "firme convicción" de haber actuado "siempre dentro de la legalidad" y "en el convencimiento" de que esas tarjetas, "emitidas, conocidas y controladas por la entidad", eran para "uso personal" y "formaban parte" de su salario, de forma que eran "declaradas y contabilizadas".

El PP ha confirmado en un comunicado el envío de la carta, en la que Rato dice entender, que en estos momentos, en interés del Partido Popular, debe tomar la decisión de pedir la suspensión temporal de militancia. Asegura asimismo que está a disposición del PP para dar todas las explicaciones que se le requieran ante los órganos pertinentes.

La misiva llega trece días después de que el partido anunciase la apertura de un expediente de información sobre Rato y los otros quince militantes que hicieron uso de las polémicas tarjetas, aunque tres de ellos se dieron de baja ya hace unos días.

Rodrigo Rato ha comunicado esta decisión al PP tras haber declarado en la Audiencia Nacional ante el juez Fernando Andreu, que investiga este caso, y quien le impuso una fianza de tres millones de euros que el expresidente de Caja Madrid debe presentar antes de este miércoles si quiere evitar el embargo de bienes.

Como ha explicado Cospedal tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del partido, el PP está decidido a adoptar una resolución rápida sobre este asunto que afecta a Rato y a otros doce militantes, pero dándoles todas las garantías para su defensa.

Cospedal ha informado en conferencia de prensa de que el partido prevé seguir actuando en este caso de acuerdo con su legalidad interna y sin distinciones. Es decir, que antes de que el Comité de Derechos y Garantías del partido tome una decisión sobre si les expulsa o no de la formación, se oirán los argumentos de los trece militantes sobre los que está abierto el expediente.

Casi 100.000 euros a través de la tarjeta 'black'

El expresidente de Caja Madrid y Bankia, Rodrigo Rato, presenta un cargo de 99.037 euros de los que gran parte corresponden a reintegros en efectivo durante los últimos meses que estuvo al frente de Bankia.

En el desglose de sus gastos, Rodrigo Rato presenta cargos importantes en restaurantes de cuatro y cinco tenedores como Diverxo y Kabuki y en hoteles de cinco estrellas, pero también hay numerosos gastos en clubes de golf y otros que parecen ajenos a los propios de su puesto al frente de Bankia, como los 3.547 euros en bebidas alcohólicas en marzo de 2010, los 1.392 en una ferretería, la compra por 533 euros de menaje del hogar, o varios cargos en farmacias, peluquerías y droguerías. Llaman también la atención los más de 2.000 euros gastados en febrero de 2011 en "clubs, salas de fiesta, pubs y discotecas"; o regalos en un bazar por 2.439 euros. No faltan flores por más de 800 euros.

Rodrigo Rato lo mismo compraba en Loewe por 680 euros o en una camisería de la calle Serrano de Madrid por 720 euros, que realizaba una compra en Mercadona por 31 y hasta un cargo en una mantequería por solo 3 euros.

Con todo, una de las prácticas más significativas de Rodrigo Rato con su tarjeta fantasma es la extracción de dinero en efectivo. Durante el periodo en el que dispuso de ella, prácticamente no la utilizó para tal fin. Tan solo en sus últimos meses al frente de Bankia, entre febrero y mayo de 2012, es cuando empieza a sacar dinero en metálico. Siempre el máximo del límite diario de 1.000 y en muchas ocasiones durante varios días consecutivos. La cantidad final obtenida de este modo asciende a 13.300 euros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?