Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 20 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Un impecable 'Salvados', lo más visto del 9N

El programa de Jordi Évole, con la entrevista a Artur Mas, se impone en el día de la consulta catalana

"Hoy más que nunca, gracias por estar ahí y gracias al equipazo de 'Salvados'.". Lo escribía Jordi Évole tras concluir su programa de este domingo. No es para menos su frase. Ese "hoy más que nunca" lo decía todo. El esfuerzo, el arriesgado enfoque, el contenido y los protagonistas que pasaron por el especial 'Salvados' con motivo del 9N catalán se antojaba como un prueba de fuego para un programa y su conductor de sobra consolidados en la franja del prime time del domingo. El agradecimiento a su equipo, también con ese "más que nunca" delante es de justicia, pues un programa tan certero, tan ecuánime y tan periodístico como el de 'Salvados' de este domingo es imposible sin el trabajo de un capacitado y eficiente grupo humano detrás de las cámaras.

El 'Salvados' de este domingo 9N fue lo más visto del día y se trata, quizá, de uno de los mejores y más completos programas de Jordi Évole hasta la fecha. Sin embargo -y pese al gran dato de audiencia- no arrasa como en otras ocasiones. Sube respecto a la semana pasada (13,7%), pero no apabulla como hace dos cuando marcaba ese 23,8% con casi 5 millones de espectadores en su entrevista a Pablo Iglesias.

Esta vez, 'Salvados' se dividió en dos. En primer lugar, un recorrido a pie de calle por Cataluña que marcó un 14,8% rozando los 3 millones de espectadores. Después, una entrevista al hombre del día, Artur Mas, realizada en plena mañana del 9N, que subió hasta el 15,6% y casi 3,3 millones de espectadores.

Cifras muy buenas, pero no estratosféricas. No espectaculares. Y es que Jordi Évole decidió afrontar su inmersión en el 9N por el camino del medio, desde la imparcialidad, escuchando a voces representativas de todas las opiniones y haciéndoles llegar lo que muchas veces se negaban a escuchar: las razones del otro. Jordi Évole y todo su equipo ejecutaron este domingo un 'Salvados' impecable.

Ya lo advirtió en 'Hoy por Hoy'

"No voy a permitirme el lujo de tirar la toalla ahora, voy a explicar lo que está pasando de la manera más tranquila". Lo decía Jordi Évole a Gemma Nierga el pasado 13 de octubre en una entrevista en 'Hoy por Hoy'. Se refería a Cataluña y al proceso independentista. Sabía Évole los riesgos que entrañaba aquello de explicar lo que está pasando de la manera más tranquila. Ya advertía que ir por la vía del medio supondría que "te critican de un lado y del otro".

El 'Salvados' de este domingo huyó del aplauso fácil. A sabiendas de que su espectador tipo este domingo sí que podría estar fraccionado a favor o en contra de lo acontecido en Cataluña, Jordi Évole optó por un 'Salvados' en el que la voz de la política y de la ciudadanía catalana estuvieran presentes. Y no solo eso, en algún caso, como con el alcalde de Castelldefels (PP) lo puso a charlar con sus vecinos.

Évole se metió en el parlamento catalán para entrevistar a Miquel Iceta (PSC), Albert Rivera (Ciutadans) y David Fernández (CUP- Alternativa d'Esquerres). Se fue hasta Castelldefels para entrevistar a Manu Reyes, alcalde del pueblo y diputado por el PP. A todos les lanzó los argumentos de la otra parte mientras ellos se enrocaban en intentar convencer a Évole de que tenían razón.

Charló también Évole con artistas de la sociedad catalana como Kiko Veneno o Lluis Llach, se sentó con una voluntaria del 9N para intentar comprender (trasladar a su audiencia) los motivos de una trabajadora de la administración para "desobedecer" la ley y ayudar a la consulta sobre la independencia.

Y caminó entre las calles, preguntando a los vecinos, juntando a ciudadanos con posturas opuestas y comprobando en algunos casos como hay posiciones irreconciliables.

La entrevista con Artur Mas

Después vino la entrevista a Artur Mas, realizada el mismo domingo a las 10 de la mañana. Alejado de todo efectismo televisivo, Évole fue directo. No buscaba el por qué del 9N, sino saber cómo estaban las relaciones con el gobierno central, si había existido algún tipo de pacto oculto con él, cuál sería el camino a seguir del Govern en los próximos meses, la valoración de Mas de los casos de corrupción que salpican a Jordi Pujol…

No quería perder tiempo Évole. No se anduvo por las ramas, algo que sí intentó un Mas que estaba feliz, pletórico y exultante. Un Mas que abusó de sarcasmo y argumentos demagógicos para eludir preguntas comprometidas hasta donde Évole se lo permitió. En la entrevista a Mas, Évole no estuvo incisivo, ni inquisidor. Su actitud fue tranquila, relajada, dejando hablar a su interlocutor, escuchando… pero evitando que se saliera de la línea trazada. Lo supiera o no, Mas se movió en todo el encuentro dentro del redil que Évole confeccionó. Impecable. Midió no solo cada pregunta, sino el tono con la que la enunciaba. Sin grandilocuencias.

Hasta el punto que convenció al President para acompañarle a votar. Otro tanto más para 'Salvados'. El día del 9N, el artífice visible de este movimiento llegó al colegio electoral acompañado de Jordi Évole, con las cámaras de 'Salvados' delante y entre la expectación y el aplauso de la gente. Se sentía Mas como un pavo real, como un emperador romano en loor de multitudes.

"Recuerdo de ir a un acto suyo y la gente le abucheaba. En cambio, ahora, la gente le aclama y le dice gracias. Esto a usted le ha ido muy bien", le comentó Évole a Mas camino del colegio electoral. "¿Qué quiere decir que me ha ido muy bien?", espetaba Mas. "Pues que creo que lo de la independencia le ha ido muy bien", le respondía Évole. No necesitaba más. Escuchó la réplica de su entrevistado y lo dejó marchar a votar "le dejo aquí con su baño de multitudes", dijo Évole para despedir a su entrevistado. No se quedaba solo Artur, el plano de la cámara se alejaba de un Mas rodeado por los ciudadanos que le agasajaban como a un héroe. Évole ya no estaba por en el plano. Tan solo Mas, la calle y la gente. Era la imagen de Barcelona en una mañana histórica. Fue un 'Salvados' impecable, difícil, complejo y muy meritorio.

Resto de programas

Tras 'Salvados', laSexta continuó con su especial 9N en 'El objetivo de Ana Pastor', un directo que buscó conexiones con Cataluña y que contuvo una entrevista con Oriol Junqueras que valoró el discurrir del día catalogándolo de éxito para los independentistas y advirtiendo de la futura creación de una coalición "explícitamente independentista" para concurrir a las elecciones autonómicas.

En audiencia, 'El objetivo de Ana Pastor' bajó 1,6 puntos con respecto a la semana anterior y cayó hasta un decente 9,7% con algo menos de 1,9 millones de espectadores.

En Cuatro, Risto Mejide también dedicó su 'Viajando con chester' a la consulta catalana. El programa grabado, como siempre, contuvo varias entrevistas a periodistas llevadas a cabo en diferentes puntos de la geografía catalana y sus fronteras. Un menú que no convenció a la audiencia ya que obtuvo tan solo un 6,9% de share, el peor de la temporada dejándose 4,3 puntos con respecto a la semana pasada.

El cine se disputó el segundo puesto de la noche tras el 'Salvados' de Évole. La 1 emitió la película 'La red social' que congregó a más de 2,2 millones de espectadores (11,5%), mientras que Antena 3 apostó por la cinta 'El Código Da Vinci' que sedujo a 2.125.000 espectadores (12,8%).

En Telecinco, 'Gran Hermano: el debate' baja 1,5 puntos hasta un 15,2%.

 

AUDIENCIAS PRIME TIME DOMINGO

La 1

'La red social' (cine): 2.219.000 y 11,5%

Antena 3

'El código Da Vinci' (cine): 2.125.000 y 12,8%

Telecinco

'Gran Hermano: el debate': 2.123.000 y 15,2%

Cuatro

'Viajando con Chester': 1.438.000 y 6,9%

laSexta

'Salvados': 2.996.000 y 14,8%

'Salvados' (entrevista a Artur Mas): 3.279.000 y 15,6%

'El objetivo de Ana Pastor': 1.867.000 y 9,7%

La 2

'Pagina2': 230.000 y 1,3%

'Se hace saber': 337.000 y 1,7%

'Cachitos de hierro y cromo': 870.000 y 4,1%

'Cachitos de hierro y cromo': 768.000 y 4,2%

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?