Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 20 de Agosto de 2019

Otras localidades

2014 se cierra con más empleo, pero con casi 5,5 millones de parados

El repunte de la ocupación a finales de año se debe exclusivamente a la contratación a tiempo parcial

Coloca el ratón sobre cada provincia para conocer su tasa de paro en el cuarto trimestre de 2014 / Jon Laiseca

2014 se cierra como el primer año de la crisis con crecimiento del empleo (+433.900), y además con una caída notable del paro (-477.900). Son los datos globales que da la Encuesta de Población Activa que, con todo, también señalan que el paro permanece en los 5.457.700 personas (tres millones y medio más que antes de la crisis) y que el total de ocupados está en 17.569.100, tres millones por debajo de lo que se llegó a estar en 2007. El último trimestre de 2014, que registró a la vez un aumento del empleo y una subida del paro, refleja bien la situación ambivalente ante la que se encuentra el mercado de trabajo español.

Que en los últimos tres meses del año pasado se registrase simultáneamente un repunte de la ocupación (+65.100) y del paro (+30.100) indica que aumentó la población activa, algo que no ha ocurrido con mucha frecuencia durante la última fase de la crisis; es un signo positivo, porque indica que hay cada vez más gente que tiene esperanza de conseguir un empleo, pero también refleja que como el mercado de trabajo español no ofrece tantas oportunidades, al final un número importante de los demandantes de empleo acaban engrosando las filas del paro.

Así, a finales de 2014, la tasa de paro se ha situado en el 23,7%, tres centésimas más elevada que en el anterior trimestre, aunque notablemente más baja que a finales de 2013 (cuando estaba en el 25,73%).

Más proporción de parados de larga duración

En general, los indicadores que señalan las consecuencias más devastadoras de la crisis en el empleo han mejorado en el conjunto de 2014. Así, por ejemplo, hay menos hogares con todos sus miembros activos en paro (son 1.766.300 todavía, pero es un número inferior en -159.600 al de finales de 2013) y la tasa de paro juvenil ha bajado hasta el 51,8%, desde el 55% en el que estaba a principios del año.

En cuanto al número de parados de larga duración, su número total baja, pero cada vez representan una proporción mayor del total de parados: son 3.352.900, un 61,4% del total de desempleados (eran el 60,7% un año antes). Esto confirma que las personas que se ven en desempleo tienen más difícil encontrar trabajo a medida que la situación de paro se prolonga. De hecho, del total de parados de larga duración, son una amplísima mayoría (2.387.200) los que se encuentran en esa situación desde hace más de 2 años.

Más contratación temporal

En cuanto al tipo de empleo que se está creando, las cifras muestran que los contratos indefinidos y a tiempo completo, paradigma de la estabilidad en el empleo, siguen siendo mayoría pero pierden terreno ante los trabajos temporales y a tiempo parcial. Estas fórmulas de contratación, propiciadas por las reformas del Gobierno, crecen a un ritmo notablemente más rápido.

Así, en el conjunto de 2014, el número de asalariados ha subido en 389.000, y aunque la mayoría han sido indefinidos, el ritmo de creación de empleo temporal está siendo muy superior: 5,3% anual, frente al 2% de los indefinidos. En cuanto a la jornada, lo mismo: los contratos a tiempo completo siguen siendo más, pero su ritmo de crecimiento y el de los contratos a tiempo parcial están prácticamente a la par. De hecho, en el último trimestre del año todo el empleo que se creó fue a jornada parcial (+195.900) mientras que se destruyeron 130.800 empleos a tiempo completo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?