Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 19 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Los bocatas de divisas de La MODA

La Maravillosa Orquesta del Alcohol (La M.O.D.A.) asegura que controla de gastronomía más allá de la bebida y lo demuestra en esta entrevista. Burgos, más allá del lechazo

La Maravillosa Orquesta del Alcohol comparte fotos de los bares por los que pasa cuando está de gira /

El acordeón, el banjo y el saxofón, junto a la voz quebrada del cantante, aportan un sonido muy característico a este grupo, que siempre sale al escenario con camisetas blancas de tirantes. La Maravillosa Orquesta del Alcohol (La M.O.D.A.) comienza la entrevista aclarando que, más allá del nombre del grupo, la gastronomía es parte esencial de su cultura. Y es que estos seis chicos fueron amigos antes que banda y, antes de compartir escenarios, ya compartieron muchos bares en Burgos. Y lo siguen haciendo.

Los famosos Gigantillos / Ayuntamiento de Burgos

La zona alrededor de la catedral es la que frecuentan cuando salen de tapas: la cervecería El Morito, las patatas bravas del Mesón Burgos, La Mejillonera y sus salsas, el bar Pancho… y de todos, David Ruiz, el cantante del grupo, se queda con Los Gigantillos: “Tiene un bocadillo espectacular cuyo ingrediente clave son las divisas, un pimiento rojo muy picante que lo puedes combinar con tortilla o con lo que quieras. Es un bocata que te va a dar la pimienta necesaria para afrontar el invierno burgalés”, asegura, y llama a indagar sobre el nombre del bar: “Entronca con la historia de la ciudad”. Los Gigantillos son dos personajes populares de cartón piedra que desfilan durante las distintas fiestas de Burgos. Se crearon en 1899 y en 1973 hubo un incendio en la ciudad que acabó con ellos pero el Ayuntamiento recuperó pronto la tradición. Durante el resto del año, cuando no son fiestas, dos esculturas de bronce les recuerdan en la calle San Lesmes de Burgos.

El grupo ha estado más de una vez en Aranda de Duero, tierra de vinos y de música. La M.O.D.A. grabó su segundo EP en los estudios Neo, unos estudios que están dentro de una bodega. En 2014 volvieron para actuar en el Sonorama y fue entonces cuando conocieron un vino que les ha dejado huella: “Unos chicos tienen una bodega que se llama Magna Vides y hacen un vino buenísimo. Les está yendo muy bien y además es gente muy maja, así que lo tienen todo”. (Escucha El Brindis, a partir del minuto 35:37 de Play Gastro):

A este grupo le gusta comer bien, especialmente cuando está grabando. Como buenos embajadores de su tierra, acostumbran a llevar al estudio unos Riberas y unas morcillas de Sotopalacios o de Cardeña: “En el primer disco invitamos a Quique González a que cantara un tema y preparamos un revuelto que nos lo ganamos por el paladar. Estaba encantado”, quién no.

El segundo disco de La M.O.D.A. se llama La Primavera del Invierno y para estas dos estaciones proponen dos planes. En primavera, una visita al valle de las Caderechas cuando los cerezos están en flor y, después, cuando dan sus frutos, a disfrutar del sabor de “la golosina de la naturaleza”, como llama a las cerezas Álvar, el saxofonista del grupo. Para entrar en calor en invierno, nada como las alubias rojas de Ibeas de Juarros, un pueblo a unos 15 kilómetros de Burgos: “Está muy cerca de los yacimientos de Atapuerca, así que el plan ya está hecho, después de la visita, a por una olla podrida de Ibeas. Te traen todo el perolo de alubias para servirte todo lo que quieras y, de segundo, lo fuerte: carne, costillas, morcilla, chorizo, guindillas… lo acompañas con un Ribera y has comido para un mes”, sonríen.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?