Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 15 de Diciembre de 2019

Otras localidades

A vueltas con la bandera nacional

Gobierno y oposición no terminan de ponerse de acuerdo sobre si fue o no correcto el uso de la bandera nacional en la proclamación de Pedro Sánchez como candidato del PSOE

Pedro Sánchez y su esposa, Begoña Gómez. / ()

El pasado domingo, el PSOE proclamaba de manera oficial a Pedro Sánchez como su candidato a La Moncloa. La sorpresa se produjo durante su discurso de investidura. Durante el inicio y al final de su intervención, una gran bandera de España aparecía sobreimpresionada detrás de su figura, una acción esta que no pasó desapercibida ni para el Gobierno ni para los partidos de la oposición, incluido el propio PSOE.

Esta mañana, el propio Sánchez ha pasado por los micrófonos de ‘Hoy por Hoy’ para aclarar los motivos que le llevaron a adoptar una práctica muy usual en otros escenarios políticos como el estadounidense. “Lo que quería transmitir es que el PSOE siente esa bandera como propia, sin exclusiones. Nosotros no decimos que esa bandera sea de determinadas opciones ideológicas. Si buscamos un cambio que una, lo que tenemos que hacer es reivindicar esa bandera”, comentaba el secretario general socialista.

Desde el PSOE no han tardado en cerrar filas en torno a Sánchez. Y lo ha hecho una de las voces más importantes dentro de la formación, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. “En este país, demasiadas veces las banderas se han utilizado para atacarse unos contra otros. La bandera nos une como todos los símbolos y, por encima de todo, nos une la Constitución”, ha comentado Díaz, en contraste con todos los mensajes llegados desde el Gobierno y el resto de la oposición, que se han encargado de poner un ‘pero’ a la decisión tomada por el nuevo líder socialista.

Uno de los más críticos ha sido el presidente del Gobierno, que ha afirmado que este hecho, que le parece “bien”, no encubre el extremismo de Sánchez. “Una cosa es utilizar la bandera nacional y otra cosa es que la sociedad española se olvide de que el Partido Popular ganó las elecciones en muchos municipios españoles y el señor Sánchez, con el único objetivo del que el PP no gobernará, le dio su apoyo a grupos populistas, extremistas, radicales y en algunos casos independentistas”, ha aseverado Rajoy, en una línea más dura que la mostrada por la todavía presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre. “Por fin nos acercamos a los gobiernos de los países occidentales. Ya era que se reivindicase la bandera española por parte del PSOE”, ha comentado.

Pedro Sánchez y su discurso 'a la americana / ATLAS

El ministro Catalá ha preferido hablar de normalidad, aunque ha aprovechado la coyuntura para atacar a otras formaciones. “Que el PSOE y su secretario general hagan uso de la imagen bandera de España en sus actos me parece correcto. Es un gesto de normalidad, lo anormal sería lo contrario. Lo anormal es que algunos partidos políticos, constituidos conforme al régimen democrático de nuestra constitución, rehúyan de los símbolos como el himno o la bandera”, ha afirmado en referencia a Podemos.

En una línea parecida está el presidente y candidato de Ciudadanos a La Moncloa, Albert Rivera, que ha aprovechado para mandar un claro al PSOE y, concretamente, al PSC: “Llevo ocho años y medio en Cataluña aguantando literalmente a los que nos han criticado, incluido al PSC, por hablar en castellano en el Parlamento y por tener la bandera española junto a la catalana en nuestro logo. A todos les diría que en España, utilizar la bandera española no tiene que ser noticia, y si es noticia, algo habrá hecho mal el PSOE en estos 35 años”

Aunque quizá el ataque más directo a las intenciones del PSOE haya llegado desde Podemos. Una de las voces más relevantes de la formación liderada por Pablo Iglesias, la de Íñigo Errejón, ha calificado de operación de marketing político y ha hablado de una importación de una fórmula más típica de países como EEUU. “Los problemas de España y la necesidad de cambio no se agotan con invenciones más o menos efímeras de marketing político. Ojala fueran tan sencillos nuestros problemas para que se solucionasen con fórmulas importadas de otros contextos y otros países. Defender a un país no es poner muy grande la bandera, pero perfecto para aquel que quiera hacerlo”, ha sentenciado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?