Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 07 de Diciembre de 2019

Otras localidades

"Yo cobro, tú cobras, todos cobramos"

Las grabaciones interceptadas en la operación Púnica revelan cómo se relacionaban los directivos de la firma energética Cofely y los testaferros del cabecilla de la red, David Marjaliza, en sus amaños con cargo a las arcas municipales

Los pinchazos del sumario que instruye el juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, recogen numerosas conversaciones de directivos de la firma Cofely e intermediarios de David Marjaliza, responsables de conseguir contratos municipales para la firma energética, Cofely.

En una de las conversaciones, dos directivos discuten sobre cómo conseguir un buen pellizco en Serranillos del Valle, municipio madrileño de poco más de 3.900 habitantes. Al “saqueo de Valdemoro” -como se refiere el juez Velasco en varios puntos del sumario judicial- le sigue el asalto a los presupuestos en otros puntos de Madrid. En este caso, los empresarios quieren sacarle al alcalde al menos 240.000 euros de la manera que sea. La charla dice así: “Me dice Javier que de dónde sacamos los 240.000 euros de Serranillos, digo - Mira, va a ser difícil porque si tenemos de inversiones 500.000 euros, por decir algo, sacar la mitad va a ser complicado”. A lo que contesta el segundo directivo: “Serranillos o Serrapollas ¡Hay que sacarlos!”, continúa “ Ja, ja, ja ¿Pero cómo lo puedes sacar del pobre alcalde, del pobre pueblecillo de Serranillos?” Responde tajante “¡Hay que sacarlos, que hay que sacarlos! Y ¿Cómo se sacan? ¡Con tres pedidos, impútalo como te salga de la polla!”. “Efectivamente, ahí está” Y concluye "Son gilipollas, rematadamente gilipollas".

En el marco del contrato de ahorro energético que el ayuntamiento de Parla adjudicó a la firma intermediaria de la Púnica con Cofely, la sociedad Ruta Energética, por valor de 1,3 millones de euros en concepto de auditorías, los agentes recogen varios pinchazos. En uno en ellos, uno de los trabajadores de Cofely, R. L., charla con Antonio Serrano, testaferro de David Marjaliza. “Si hay que hacer una modificación, o lo que sea, me lo dices. Ya sabes, yo cobro, tú cobras, él cobra, nosotros cobramos, vosotros cobráis, todos cobramos… ja, ja, ja”. El trabajador de Cofely, preguntado por los agentes de la Guardia Civil durante la declaración policial, aseguró que era una expresión habitual del testaferro.

Los agentes de la UCO continúan investigando la gestión de alcaldes que podrían haber cobrado comisiones por otorgar contratos a la firma Cofely por supuestos trabajos de ahorro energético en sus municipios. Marjaliza, mano derecha de Francisco Granados en la Púnica, gestionaba como intermediario las contratas con Cofely. Un amaño perfectamente engrasado para que hasta las comisiones a repartir fueran con cargo al presupuesto de las arcas públicas. Según los investigadores, las mordidas se camuflaron en muchos casos en otras licitaciones, de manera que el importe total de las comisiones está todavía por determinar.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?