Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 20 de Febrero de 2020

Otras localidades

Se acabó la broma

Pedro Horrach retoma los interrogatorios de la rama valenciana del caso Nóos y acorrala al responsable político de los contratos con Urdangarin en Valencia

El fiscal anticorrupción Pedro Horrach, a su llegada a la Escuela Balear de la Administración Pública (EBAP) / ()

Por sorpresa. Pedro Horrach relevó a su compañera, Ana Lamas, cuando llegó el turno de interrogar al máximo responsable político de los contratos con el Instituto Nóos en Valencia. El fiscal que ha liderado la lucha contra la corrupción en Baleares y que ha llevado el peso de la investigación del caso que ha puesto en jaque a la Casa Real y que ha sentado, con su opinión en contra, a una infanta de España en el banquillo de los acusados tomaba la palabra. La instrucción había llegado en Valencia hasta Luis Lobón, exresponsable de grandes proyectos del gobierno de Francisco Camps. Hasta que Lobón subió al estrado y Horrach empezó el interrogatorio.

En el primer bloque de preguntas ya había revelado que el exconseller y actual diputado en el Congreso, Gerardo Camps, le dijo que tenía que reunirse con Diego Torres para que le presentara el proyecto de las jornadas de turismo y deporte. Los Valencia Summit que se celebraron tres años seguidos y que costaron a las arcas públicas valencianas más de tres millones de euros. El delegado de la fiscalía anticorrupción en Baleares acorraló con sus preguntas a Luis Lobón. Le interrumpió en varias ocasiones con frases como "eso no es lo que le he preguntado" o "por favor, responda a mi pregunta". No le dio la oportunidad de que divagara y sin haberse dado cuenta, el exdirector de grandes proyectos del Consell respondía a la pregunta de "quién dio la orden de contrata con el Instituto Nóos" insinuando que también fue Gerardo Camps.

Se acabó la broma

Los tres subordinados de Lobón que habían declarado previamente consiguieron salir airosos del interrogatorio de Ana Lamas. Ellos pudieron transmitir la lección que habían traído a Palma de Mallorca bien aprendida. Suscribieron convenios de colaboración con el Instituto Nóos, patrocinios que fueron un éxito, para promocionar la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia para la que trabajaban. Y la figura del patrocinio no está sujeta a la ley de contratación de la administración pública. No era necesario convocar concurso público ni informes jurídicos o técnicos que justificaran los acuerdos. Hasta que volvió a preguntar Pedro Horrach y se acabó la broma.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?