Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 14 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Un millón de dólares enviado desde Emiratos Árabes descubrió el entramado empresarial de los hijos de Conde

La empresa desde la que se intentó blanquear el dinero a España es Black Royal Oak, una firma inmobiliaria de los hijos de Conde que en el año 2014 sumó casi 20 millones de euros en activos

Mario Conde, en una imagen de archivo. /

La UCO, la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, sigue destripando la información que requisó en los registros que se hicieron en la operación policial que acabó con la detención e ingreso en prisión de Mario Conde.

Entre las novedades que hoy aporta la Cadena SER están dos transferencias que se hicieron desde Emiratos Árabes Unidos en menos de quince días por casi un millón de dólares, que alertaron a los investigadores de que los hijos de Mario Conde estaban intentado blanquear dinero. El envío de dinero se hizo entre junio y julio del año 2013 y el destinatario del dinero fue otra vez CaixaBank.

La empresa desde la que se intentó blanquear el dinero es Black Royal Oak, que sigue bajo investigación judicial. Según los datos que aparecen en el registro mercantil, es una firma inmobiliaria constituida en el año 2003 en la que figuran como administradores solidarios Alejandra y Mario Conde Arroyo y que a finales del año 2014 sumaba casi 20 millones de euros en activos.

El hijo de Mario Conde, Mario Conde Jr, a su llegada a la Audiencia Nacional. / Luca Piergiovanni (EFE)

La primera transferencia se hizo el 26 de junio del año 2013 utilizando otra empresa pantalla, Rupani JellyFish. Fueron 412.750 dólares y fueron rechazados por CaixaBank "por falta de justificación del dinero del cliente".

La segunda transferencia fue realizada 14 días después, el 9 de julio del año 2013, también desde Emiratos Árabes Unidos. En este caso se intentaron blanquear 512.700 dólares. "Se le pidió información adicional y tampoco aportó información precisa", apunta un informe de la entidad bancaria que tienen en sus manos la Fiscalía Anticorrupción y la Guardia Civil.

Los dos envíos de dinero se intentaron hacer cuando el exbanquero ya estaba en la calle. El blanqueo comenzó en 1999 y continuó durante todo el tiempo que Conde estuvo preso, aunque los movimientos de dinero se multiplicaron por diez cundo el exbanquero quedó en libertad condicional en el año 2008. Los investigadores han llegado a la conclusión de que los hijos de Conde necesitan con urgencia ese dinero y por eso no tuvieron en cuenta la posibilidad de que les descubriesen a pesar de que las operaciones prácticamente se hicieron de forma seguida.

Una transferencia desde Suiza, clave para descubrir la "organización criminal" de Mario Conde

Como ya adelantó la Cadena SER, el origen de la investigación a Mario Conde fue una transferencia de 600.000 euros a CaixaBank en marzo del año 2013. Se intentó desde una de las sociedades del entramado del exbanquero, la empresa Galloix en Suiza. Las explicaciones sobre el origen del dinero no convencieron a la oficina de la entidad, que la devolvió y alertó al Sepblac. Según el informe del Servicio de Prevención y Blanqueo de Capitales, "CaixaBank pregunta sobre la procedencia de dinero y al no obtener explicaciones suficientes que justifiquen el origen lícito del dinero decide devolver la partida a Suiza".

En el caso de Mario Conde, la empresa con la que se intenta blanquear el dinero es la sociedad Barnacla. Según los investigadores, está en el epicentro de lo que la Fiscalía Anticorrupción denomina "organización criminal".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?