Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 01 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | Minuto a minuto CORONAVIRUS | Minuto a minuto Ábalos no descarta una prórroga del estado de alarma
ELECCIONES GENERALES

¿Pueden Podemos e IU adelantar al PSOE? Tres sociólogos responden

Los expertos consultados por la Cadena SER vaticinan una campaña electoral polarizada

La situación de Izquierda Unida tras la alianza, sin embargo, no está clara

¿Pueden Podemos e IU adelantar al PSOE? Tres sociólogos responden / Pablo Iglesias y Alberto Garzón, después de sellar su alianza para concurrir juntos a las próximas elecciones generales / Foto: Ballesteros (EFE) | Vídeo: Atlas

Junto al nombre de la coalición, la composición de las listas y el programa electoral, la cuarta incógnita que sobrevuela el pacto de Podemos e Izquierda Unida para concurrir juntos a las próximas elecciones generales del 26 de junio es si el acuerdo entre ambas formaciones se traducirá en la suma aritmética de los votos y los diputados obtenidos por los dos partidos por separado. Según la estimación del último estudio del CIS, la suma de las papeletas de Podemos, sus confluencias e IU alcanzaría el 23,1% de los sufragios, mientras que el PSOE obtendría el 21,6%.

Certezas e incógnitas para IU tras sellar el pacto con Podemos

Las claves del preacuerdo dejan todavía muchas preguntas por resolver para los de Alberto Garzón

Según Pablo Iglesias, el objetivo principal de esta alianza es superar en votos al Partido Popular, aunque los últimos sondeos publicados muestran que el sobrepasado podría ser el PSOE. Mariano Rajoy ha calificado el pacto de "coalición de extremistas y radicales que no conviene al país".

Para Paco Camas, analista de Metroscopia, el tan manido sorpasso sobre los socialistas es posible, aunque aún es pronto para decir si también es probable. Según los datos de la empresa demoscópica, hasta un 12% de los votantes que se decantaron por Izquierda Unida en las elecciones de diciembre hoy declara que en ningún caso votaría a la coalición con Podemos. Y, por otro lado, las repercusiones del acuerdo en el electorado del PSOE también son inciertas: algunos votantes socialistas podrían decantarse por la alianza de Pablo Iglesias y Alberto Garzón; mientras que otros, aunque decepcionados con su partido, podrían evitar dar su apoyo a las listas de Podemos e IU ante el temor de que los de Pedro Sánchez acaben relegados a ser tercera fuerza.

Camas apunta que en dos de las simulaciones que ha realizado Metroscopia la coalición de Iglesias y Garzón superaría al PSOE, aunque insiste en que es muy pronto para sacar conclusiones claras. "Lo que sí sabemos por los datos de encuesta es que la predisposición para votar a esa futura coalición es mayoritaria entre los votantes de ambos partidos, aunque bien es cierto que es mayor entre los de Podemos que entre los de Izquierda Unida", explica el analista demoscópico.

Según el politólogo y catedrático de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad Autónoma de Madrid Fernando Vallespín, "aunque no se pueden sumar a priori" los votos que IU y Podemos obtuvieron en las elecciones de diciembre ("esto nunca funciona así", recalca), una hipótesis con la que trabajar sería que la nueva coalición obtendrá unos 10 o 12 escaños más.

El PSOE, en una campaña polarizada

Para Belén Barreiro, directora de MyWord, el pacto sellado ayer entre Pablo Iglesias y Alberto Garzón "pone al PSOE en una situación complicada" porque podría provocar "una coordinación de los votantes progresistas" en torno a esta alianza "si ven que es una candidatura ganadora". Como consecuencia, Podemos e Izquierda Unida podrían amasar más votos que los que obtendrían por separado. La segunda derivada podría ser la polarización de la campaña, "que es parte de lo que busca esta alianza" y que, según Barreiro, beneficiaría tanto al Partido Popular como a la nueva coalición.

Paco Camas coincide en que las posiciones más centradas lo van a tener más difícil. "Una campaña agitada beneficiaría a PP y a Podemos; son los dos polos", añade. El analista de Metroscopia prevé que Ciudadanos y PSOE lo tendrán "más difícil", sobre todo si la participación baja, como muestran las encuestas, ya que los de Albert Rivera cuentan con el electorado menos movilizado, seguidos de los socialistas.

El pacto entre Pablo Iglesias y Alberto Garzón para acudir juntos a las elecciones generales del 26 de junio supone para Fernando Vallespín "la constitución de un frente político" que abundará en la polarización de la campaña electoral. Según el catedrático y politólogo, Podemos e Izquierda Unida, junto con las mareas gallegas, En Comú Podem y el resto de confluencias, han constituido un "frente de izquierdas" que defiende "una determinada concepción de España, que es contraria a la que hoy por hoy está establecida en la Constitución". Vallespín explica que "tanto a PP como a Podemos-IU les interesa fijar el enemigo en el polo opuesto".

A su juicio, el PSOE está "en una situación magnífica" para establecer otro frente, "el de la moderación", tratar así de "eliminar la dinámica identitaria" entre bloque de izquierdas y bloque de derechas y presentar las políticas que quieren desarrollar. Según Fernando Vallespín, esa posición moderada es la que "se correponde más con la sociología del país" porque "la calle no está tan polarizada como el espacio público".

Belén Barreiro, directora de MyWord, añade que los socialistas "no deberían calificar a esta coalición de radical porque muchos votantes de Podemos vienen del PSOE".

La situación de Izquierda Unida

Los expertos consultados por la Cadena SER no coinciden en su diagnóstico sobre la situación en la que queda Izquierda Unida tras su alianza con Podemos, que ha sido fuertemente criticada por algunos sectores y miembros de su organización, como Gaspar Llamazares.

Paco Camas, analista de Metroscopia, no cree que IU quede "diluida" en Podemos tras el pacto sellado por los líderes de ambos partidos y asegura que las dos formaciones mantendrán su identidad. En concreto, Camas apunta al "voto concencido e identitario" de los simpatizantes de Alberto Garzón.

Para Fernando Vallespín, a pesar de sus votantes disciplinados, Izquierda Unida "tiene un problema" porque una vez se asocie con Podemos y sus confluencias la "marcha atrás" para "reconstituirse como partido diferenciado" es "prácticamente imposible".

ENTREVISTA

Julio Anguita defiende la confluencia Podemos-IU y la define como un proyecto a medio plazo que "debe tener respaldo social"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?