Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 31 de Marzo de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | Minuto a minuto CORONAVIRUS | Minuto a minuto Sigue en directo la rueda de prensa del Consejo de Ministros
TURISMO MUSICAL | REPORTAJE

Con la música a otra parte: cuando la música es la excusa para unas vacaciones

Los datos no engañan. Cada vez más gente programa su tiempo libre en función de distintas citas musicales, tanto en país propio como ajeno. Normal que cada año haya más festivales

El FIB también tiene conciertos en la playa, que se note que son vacaciones

El FIB también tiene conciertos en la playa, que se note que son vacaciones / FLICKR DEL FIB

Raúl vive en Murcia y está a punto de cumplir 40 años. De lunes a viernes es ingeniero, los fines de semana es dj y en sus días libres es turista musical. “Mis vacaciones de verano giran siempre en torno a festivales y en invierno siempre hago 4 ó 5 viajes con motivo de conciertos”, cuenta recién llegado del concierto de Coldplay en Barcelona. Con la excusa de la música ha visitado lugares como Barbastro o Fuerteventura y ha cogido varios aviones hacia distintas ciudades europeas como Londres, Bélgica o Lyon. Y no es el único. En 2015, 3 de cada 10 personas que compraron una entrada en Ticketbis lo hicieron para un evento fuera de su país. Según una encuesta realizada por esta página de venta de entradas, en enero de 2016, el 75,24% de los usuarios viajó para asistir a un festival, concierto o evento deportivo. Si concretamos en la música, según la misma fuente, en lo que va de año aproximadamente el 8% de los usuarios españoles compraron entradas para conciertos fuera de España. Si hablamos de festivales, la cifra aumenta hasta el 41%.

Una FIBer extranjera en el festival de Benicàssim / FLICKR DEL FIB

España también recibe muchas visitas por el mismo motivo. El FIB siempre tiene más público inglés que español, aunque en la última edición casi se iguala: el 50% procedía de Gran Bretaña e Irlanda, el 45% eran ciudadanos españoles y el 5% venían de otras partes del mundo. “Nos alegra mucho que las ventas de abonos y entradas en España haya subido casi un 25%. Ha sido evidente el equilibrio de FIBers españoles y visitantes del extranjero y ha contribuido a crear un ambiente muy especial”, celebraba el director de Maraworld, Melvin Benn, cuando acabó el festival el año pasado. El Primavera Sound, que comienza este miércoles, también tiene una fuerte presencia de público extranjero. En 2015, el 22% de los asistentes eran de fuera: “El público británico fue el más prominente con diferencia, seguido por Italia, Francia, Alemania, EEUU, Irlanda, Bélgica, Noruega, Suiza, Países Bajos, Israel, Suecia, Dinamarca, Canadá y Rusia”, detallan desde el festival. Repetimos: Canadá y Rusia. Quien coge un avión desde tan lejos busca algo más que música.

Música y cordero

La gastronomía suele ser otro de los alicientes. “Para disfrutar y aguantar hay que alimentarse bien. Sin duda en España se come genial en mil sitios pero donde más disfruto y mejor de comer siempre es en Aranda de Duero en el Sonorama”, dice Raúl y Manu (Madrid, 32 años) no puede estar más de acuerdo: “Me gusta mucho la combinación de música en el pueblo y la gastronomía de Aranda, con Ribera y cordero por todos sitios. Los dos años que hemos ido hemos acabando comiendo en el mismo sitio”. Manu también recuerda cuando, a raíz de un concierto de Ben Harper en el festival Cap Roig, se enamoró de la Costa Brava: “El sitio del escenario era increíble y la experiencia fue inolvidable. Con la excusa, aprovechamos para recorrernos toda esa zona. Desde entonces siempre he querido volver por allí”. Para Teresa (Madrid, 33 años), el sitio más especial al que le ha llevado la música es “un pueblo perdido de Albacete”, Yeste: “Era un festival de rock súper pequeño pero con un cartel bastante conocido. La zona de acampada estaba en medio de un pinar en lo alto de un monte con los conciertos al lado. El sitio espectacular, nada de agobios y la gente muy maja”.

Marcos y Sandra, con la noria del Rock in Rio Lisboa de fondo / ELISA MUÑOZ

Sandra y Marcos, dos gallegos que se acercan a los 40, recorrieron hace poco los más de 500 kilómetros que separan Vilagarcía de Arosa y Lisboa para ver a Bruce Springsteen en el Rock in Rio. El plan era seguir bajando y llegar hasta el Algarve para hacer turismo. Precisamente, según Ticketbis, Rock in Rio y NOS Alive son los festivales extranjeros para los que los españoles compran más entradas. Curioso si tenemos en cuenta que Rock in Rio Madrid no acabó de cuajar.

Siguiendo al artista

Otro tipo de turismo musical se centra en un solo artista. Los fans hacen piña y recorren la gira junto al grupo. Ricard, por ejemplo, siguió a Bruce Springsteen durante todo el tour de 2013 en España: “Fueron 10 días y lo hice todo en coche. Repetí también con la gira de Italia. He conocido a miles de personas increíbles gracias a su música”, recuerda.

Con los datos de venta de entrada del Rock in Rio Lisboa de este año, se pueden sacar conclusiones interesantes: "Hemos descubierto que la nacionalidad de los fans y los días que compran coinciden y es una muestra clara de que los gustos musicales tienen mucho que ver con el país de origen de los compradores", explica Ander Michelena, CEO de Ticketbis. Así, la gran mayoría de los españoles que acudieron al festival –que representaron el 33,3% - lo hicieron para ver al Boss, igual que los americanos. El público de Brasil, en cambio, compró más entradas para el día de Queen y desde Italia se notó una fuerte preferencia por la fecha de Maroon 5. El grupo desata pasiones allí. Según Ticketbis, los italianos están siempre a la cabeza de las ventas para los conciertos de Maroon 5 a nivel mundial.

Maroon 5, Ben Harper, Bruce Springsteen... incluso hay quien acude a un festival sin conocer la mitad del cartel. Los conciertos al final son la excusa para ir con la música, a otra parte.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?