Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 18 de Julio de 2019

Otras localidades

La novela que casi ningún espectador de MasterChef se va a leer

Inspirada en el fenómeno 'León come gamba', la obra de Miren Lacalle ridiculiza los programas de cocina y sus tics autoritarios o elitistas

El jurado de 'Ultrachef', formado por Pako, Vanessa y Pepote, recuerda ligeramente al de MasterChef. /

El joven concursante de un talent show de cocina se viene arriba y presenta un plato que, en contra de lo que él pensaba, desata la furia del jurado y, al día siguiente, se convierte en la mofa de todo un país. Muchos pensarán (y con razón) que se trata del episodio León come gamba. Pero no: eso es lo que le sucede a Leontxo, el protagonista de Ultrachef (Desacorde Ediciones, 2015), y a su Queso del peregrino.

'Ultrachef' incluye una pequeña biografía de Miren Lacalle, cantante y guitarrista del grupo de punk-rock pamplonés Los Tampones. Su más célebre estribillo decía: "Somos Las Tampones y estamos contra las reglas". / DESACORDE

“En los más de 30 años que llevo como cocinero nunca he visto nada tan repugnante”, dice uno de los miembros del jurado. “Esto lo que es, es un insulto. Un insulto a la gastronomía y una falta de respeto a los miles de aspirantes que no han podido entrar en Ultrachef”, añade otro.

Ultrachef es una historia de ficción firmada (con pseudónimo) por Miren Lacalle y prologada por el escritor navarro Patxi Irurzun. Un relato que, según reconoce el autor, caricaturiza la moda de los programas de cocina. "El cuento podría haberse subtitulado ‘La venganza de León come gamba’ perfectamente", concluye.

"MasterChef, como los demás, es un programa de cocina-espectáculo en el que no prima el amor a la cocina sino la audiencia, y en el que se juntan varias cosas molestas. El trato autoritario, la sumisión de los concursantes, el elitismo de ir a cocinar para embajadores y toreros"...

La obra, que carece por completo de intención periodística, también da voz al célebre pinganillo de la televisión: "Muy bien [...], así, así, lo que hemos hablado: ¡leña al mono". Un detalle que explica por qué el cocinero con estrella Michelin al que tanto respetaban los concursantes acaba convirtiéndose en un “títere sin corazón”.

"Parodiar las cosas siempre es algo necesario", señala el autor. "Pero Ultrachef se puede leer sin haber visto esos programas porque, en el fondo, va más allá y es una metáfora de la sociedad del espectáculo en la que vivimos, donde lo importante es la fachada".

La historia, una especie de novela negra gastronómica salpimentada con notas de humor, ridiculiza constantemente el halo de “talent show gastronómico más duro de la televisión” del que suelen presumir los responsables de MasterChef. Aparecen, por ejemplo, un abuelo aficionado a abrir sandías con la cabeza o un jubilado de Murcia cuyo mayor vicio es cocinar vistiendo las bragas-faja de su mujer.

La repercusión de MasterChef, de todos modos, es 10.000 veces mayor a la de Ultrachef. Mientras que la primera —y por el momento única— edición del libro no ha pasado de los 300 ejemplares, el programa de TVE batió el pasado miércoles su récord de audiencia de la cuarta temporada, con más de tres millones de espectadores.

Ultrachef incluye, eso sí, varias recetas de Edorta Lamo, chef de la gastrotaberna A Fuego Negro de San Sebastián: Queso del peregrino, Txuletón de sandía, Foie gras de ratas del aire, Tortillitas de frutos del pantano, Croquetas de la muerte...

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?