Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 25 de Enero de 2020

Otras localidades

La génesis de las tarjetas de Caja Madrid

Este lunes está prevista la declaración de Jaime Terceiro, expresidente de Caja Madrid antes que Miguel Blesa y bajo cuyo mandato nacieron las tarjetas para gastos de representación en 1988

Jaime Terceiro recibiendo el premio Rey Juan Carlos de economía en 2012 / ()

Llega uno de los testimonios más esperados en el juicio por las tarjetas black de Caja Madrid: el de Jaime Terceiro, que ocupó el sillón de presidente de la caja desde 1988 hasta 1996, entregando el bastón de mando a Miguel Blesa. Esperado porque, como ha reconocido él mismo y como han repetido hasta la saciedad prácticamente todos los imputados, las tarjetas para gastos de representación nacieron bajo su mandato a finales de los ochenta, pero siendo todavía una incógnita si degeneraron en una barra libre ya con Blesa al frente de la entidad. 

La clave de la declaración de Terceiro estará en una fecha: el 24 de mayo de 1988. Ese día hubo una reunión del consejo de administración de Caja Madrid, reunión de la que nacieron las tarjetas de la entidad. ¿Tarjetas black? Según explicó en su declaración ante el juez, eran exclusivamente para gastos de representación y relacionados con el ejercicio de consejeros de la caja, y además estaban debidamente controladas. 

La investigación llevada a cabo por la Audiencia Nacional sólo llega hasta el año 2003 por prescripción de todos los gastos anteriores, aunque la instrucción ha dejado constancia de gastos de estas tarjetas opacas desde al menos cuatro años antes.

Varios exconsejeros y exaltos cargos imputados - entre ellos el propio Miguel Blesa - han asegurado que recibieron su tarjeta de mano del ya fallecido Ángel Montero, quien como secretario de la caja le dio permiso para gastarla en asuntos personales y sin control. Algo que también desmintió Terceiro con aplomo y casi con enojo ante el instructor hace más de año y medio, cuando dijo que le parecía "improcedente" cargar sobre las espaldas del fallecido unas instrucciones que, dijo, se apartan claramente del acuerdo que salió de ese consejo de administración de 1988 en cuanto a las tarjetas. 

Un testimonio en el plenario en la misma línea del que ya hizo en la instrucción podría resultar demoledor para los intereses de los imputados: todos los responsables a los que apuntan para descargar responsabilidades van desmintiendo su versión. Lo hizo primero y como imputado Enrique de la Torre, exsecretario general de la caja a quien varios consejeros apuntaban como el hombre que daba carta blanca para usar la tarjeta black sin control: "Sabían mejor que yo qué era una tarjeta de representación", dijo, tachando incluso de "desfachatez" la versión de algunos imputados. 

En la misma línea llegó el testimonio de Fernando Verdú, el exconsejero delegado que, según su versión, se negó a utilizar su plástico advirtiendo incluso al entonces presidente Rodrigo Rato de su ilegalidad: "Como uses la tarjeta para gastos personales, sales en los papeles", le dijo primero al exvicepresidente y después al directivo Ildefonso Sánchez-Barcoj. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?