Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 12 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Génova no aplicará el Pacto Nacional con Ciudadanos con el presidente de Murcia

  • Si el partido de Rivera pide su cabeza, la formación regional resistirá explicando que a Pedro Antonio Sánchez no se le acusa de ningún delito de corrupción
  • Cuando la polémica salte a la sede nacional conservadora, se argumentará que es un tema que se circunscribe al ámbito autonómico
  • Para evitar su expulsión, la estrategia de defensa es que no se puede aplicar el articulo 93 del acuerdo con Ciudadanos porque no está imputado formalmente y, si lo estuviera, señalar que no es ni del Gobierno ni parlamentario nacional

El nombre de Pedro Antonio Sánchez va a tensar aún más la relación entre PP y Ciudadanos. El partido de Albert Rivera sostiene a los populares al frente de la Región de Murcia, pero en sus filas tienen claro que si se le cita a declarar por el caso Auditorio, se pedirá su cabeza.

Una juez de Lorca ha pedido al Tribunal Superior de Justicia de Murcia que le investigue por presuntos delitos de fraude, malversación de fondos públicos, prevaricación continuada y falsedad en documento oficial cuando era alcalde de Puerto Lumbreras para construir el auditorio de la localidad. Si ocurre, los conservadores no piensan ceder. Sánchez se atrincherará y el PP de Murcia argumentará que "no hay delito de corrupción". Explicarán que todo obedece a "un error administrativo".

De esa forma la polémica llegará hasta la calle Génova, donde ya tienen preparada su estrategia de defensa. Para empezar van a incidir en que su compañero "no ha robado ni ha metido la mano en la caja". Pero lo más importante es que este tema, para ellos, se circunscribe al ámbito territorial. Esa será la clave. De hecho, este lunes lo dejó muy claro en una entrevista en Antena 3, Fernando Martínez Maillo. "Esto, por cierto, afecta a Murcia. No al pacto nacional". El vicesecretario de organización del PP pidió, además, no hacer "tabla rasa".

Los que rodean al presidente del Gobierno sostienen que no se puede aplicar el artículo 93 del acuerdo con la formación naranja porque, para empezar, Sánchez no está imputado formalmente. Y, si lo estuviera, tampoco. Afirman que este sólo afecta a los miembros del Gobierno y a los parlamentarios nacionales. A ello se van a aferrar para no proceder a su expulsión. Otra cosa es si el asunto se complica. Si le salpicara también la Púnica se revisaría su situación. Pero ahora mismo la idea es resistir. En estos momentos, el partido de Mariano Rajoy tiene además muy presente la muerte de Rita Barberá. Nadie quiere tomar una decisión de forma precipitada. Se apela más que nunca a la presunción de inocencia. 

Pero en el PP saben que Ciudadanos, después de las diferencias que se han destacado en estos últimos días dentro del apartado económico, no está dispuesto a "tragar más". Así que dan por hecho que en las próximas semanas habrá bronca. Reconocen que no es lo mismo que ocurrió con Óscar Clavell porque este era un diputado y ahora se habla de un Gobierno regional.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?