Gastro

Alfajores con confitura de naranja y zanahorias

La receta del alfajor, un dulce de tradición árabe, se ha transmitido de generación en generación durante siglos

Alfajores con confitura de zanahoria y naranja. / JAIME MARTÍNEZ

Sevilla

El alfajor es un dulce de tradición árabe, con muchos siglos de historia y con una receta que se ha transmitido de generación en generación. Originalmente (y aún hoy) se llamaba alajú, que procede del término árabe al-hasú (relleno).

El Dr. Thebussem (Mariano Pardo de Figueroa) ya narró en una de sus publicaciones la receta del alfajor de Archidona, tal y como la recoge el Consejo Regulador del Alfajor de Medina Sidonia:

"Para elaborar el alfajor prepararás lo que voy a decir: una azumbre de miel blanca. Tres medios de avellanas y una libra de almendras, todo ello tostado y tronzado. Onza y media de canela en polvo. Dos onzas de matalahuva, cuatro adarmes de clavo y cuatro de cilantro, todo ello tostado y molido. Una libra de ajonjolí tostado. Ocho libras de polvo de moler, sacado de rosquillos de pan sin sal ni levaduras, muy cocidos en el horno. Con media libra de azúcar harás almíbar, luego agregarás la miel, y cuando esté subida de punto, le echas los mavíos, tres puñados de harina cernida y polvo de moler. Muélelo para que todo quede bien mezclado. Háganse los bollos en caliente, báñense en almíbar, cúbranse de azúcar fina con alguna canela y empapélense. En cada libra de bollos deben entrar de ocho a doce, para que sean lúcidos. La dificultad y el secreto del alfajor está en el punto de miel: para cocerlo dan las recetas muchas reglas, pero como ninguna es cierta, no las apunto, y digan que la práctica es aquí la maestra, como en todo".

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad