Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 19 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Construyen una casa en tan solo 24 horas mediante la impresión 3D en Rusia

La vivienda creada por un estudio de arquitectura en Moscú tiene un coste de 10.000 dólares

La compañía Apis Cor tiene la solución a los problemas de vivienda en todo el mundo. Corren tiempos en los que cada vez se utilizan más impresoras 3D para imprimir cualquier cosa. Desde alimentos o muebles hasta obras de arte e incluso tejidos y órganos humanos.

Por esa misma razón, esta empresa ha decidido sumarse a la moda de las impresoras 3D y ha optado por construir una vivienda en Moscú a través de esta tecnología en tan solo 24 horas. Pese a que anteriormente ya se habían visto proyectos en los que se habían utilizado las impresoras 3D en el ámbito de la construcción, nunca antes se había logrado acabar una vivienda en menos de un día, tal y como informa la compañía.

La grua construyendo la vivienda. / Apis Cor

Por norma general, las piezas de las casas impresas en 3D se construyen en la fábrica para posteriormente ensamblarse en el lugar en el que irá situada la vivienda. No obstante, la nueva técnica de Apis Cor pretender revolucionar el mercado.

38 metros cuadrados en 24 horas

La casa construida gracias a una pequeña grúa, que actuó en todo momento desde el interior de la vivienda, cuenta con 38 metros cuadrados. Los componentes principales de la casa, tales como las paredes o los tabiques, fueron impresos a partir de una mezcla concreta, los complementos serían agregados posteriormente.

Tras generar el edificio en cuestión de horas, los trabajadores instalaron las ventanas, procedieron al cableado de la vivienda y agregaron una capa de pintura al exterior de la casa. Finalmente, los desarrolladores de la idea amueblaron la vivienda para convertirla en habitable. El coste de esta vivienda ha sido de 10.134 dólares (unos 9.600 euros).

Proceso de montaje de las ventanas. / Apis Cor

Una casa que puede durar hasta 175 años

La empresa ha confirmado que esta casa puede durar hasta 175 años, por lo que puede ser la solución a muchas personas que no puedan acceder a una vivienda digna. Esta casa consta de un pasillo, un baño, sala de estar y cocina y, actualmente, se encuentra junto a una de las instalaciones de Apis Cor en Moscú.

El fundador de la compañía, Nikita Chen-yun-tai ha explicado que Apis Cor quiere resolver los problemas de alojamiento de todo el mundo: "Queremos cambiar las opiniones de quienes creen que la construcción no puede ser rápida, ecológica, eficiente y confiable al mismo tiempo".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?