Martes, 11 de Mayo de 2021

Otras localidades

Guerra en Siria

EEUU ataca una base aérea del ejército sirio

Es la primera vez que Washington interviene directamente en el conflicto contra el régimen.

El bombardeo se produce tras el ataque químico del martes del que la comunidad internacional culpa al régimen de Al Asad.

Estados Unidos bombardea una base aérea del ejército sirio / Estados Unidos bombardea una base aérea del ejército sirio. / ATLAS

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha ordenado este jueves un bombardeo contra una base militar del ejército sirio. Fuerzas militares de EE.UU. lanzaron decenas de misiles crucero contra un aeródromo en Siria, lo que supone el primer ataque directo estadounidense contra el régimen de Bachar Al Asad desde que comenzó la guerra civil en ese país, informaron varios medios estadounidenses.

Según una nota del ejército sirio, fiel al régimen, los misiles estadounidenses han matado a 6 personas y provocado importantes daños en las instalaciones. 

El ataque por parte de EEUU se produce después de que este martes tuviera lugar un bombardeo con armas químicas en una localidad al norte de siria, en el que fallecieron más de 80 civiles.

Decenas de misiles Tomahawk fueron disparados contra la base aérea de Shayrat, en la ciudad siria de Homs, desde la que el Gobierno estadounidense cree que partieron las aeronaves que ejecutaron los ataques aéreos de ayer, según apuntaron fuentes castrenses. 

El Gobierno de Donald Trump ha tomado medidas de forma unilateral contra el gobierno sirio, a quien acusa del uso de armas químicas, pese a las conversaciones que se están llevando a cabo en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

En un mensaje grabado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha confirmado haber ordenado el ataque militar contra el "aeródromo en Siria desde el que se lanzó el ataque químico" y ha llamado "a todas las naciones civilizadas" a buscar el fin de la "matanza y el derramamiento de sangre" que vive ese país.

El mandatario estadounidense aseguró que EEUU no puede permitir que el presidente sirio, Bachar Al Asad, siga haciendo uso de armas químicas, por lo que dio la orden de responder a dicho ataque, lo que supone la primera ofensiva directa estadounidense contra el Gobierno sirio desde que comenzó la guerra civil en ese país.

Por su parte, el ministro de Defensa de Siria, Fahd Yasem al Freich, ha calificado el ataque de EEUU a una base aérea siria como una "agresión" y ha apuntado que con esa acción Washington se ha convertido en un "socio" de los terroristas.

Minutos antes de la ofensiva estadounidense, Rusia había advertido a Estados Unidos de las "consecuencias negativas" que tendría una acción militar en Siria en respuesta al ataque químico.

Seis muertos y una base casi destruida

Seis soldados sirios han muerto en los bombardeos estadounidenses en Siria que "destruyeron casi totalmente" una base aérea del régimen, según ha confirmado el ministro Fahd Yasem al Freich.

"Tenemos la confirmación de la muerte de cuatro militares, entre ellos un general de brigada de la Fuerza Aérea. El aeropuerto fue casi totalmente destruido: la zona de estacionamiento de aviones, el depósito de combustible y el edificio de defensa aérea fueron pulverizados", indicó a la AFP Rami Abdel Rahman, director del OSDH.

Primer ataque contra el régimen 

Esta es la primera vez en que los militares estadounidenses atacan un objetivo militar del régimen, pero no es ni mucho menos su primer bombardeo en suelo sirio. Desde septiembre de 2014 sus aviones han atacado objetivos de Daesh en la zona controlada por este grupo a lo largo del valle del Éufrates y entorno a la ciudad de Raqqa. 

Dos años después, en septiembre de 2016, atacaron una posición en la zona de Deir-az-Zur, matando a 15 soldados. Los estadounidenses reconocieron poco después que había sido un error y pidieron disculpas por ello.

Pero en estos casi tres años de operaciones militares contra Daesh en Siria, también han muerto cientos de civiles en los bombardeos de Estados Unidos y la coalición de países que le apoyan en esas misiones dentro de Siria. Según la web airwars, en la que una serie de periodistas especializados y expertos contabilizan las operaciones aereas de la coalición estadounidense, entre Siria e Irak han muerto un mínimo de 2.970 civiles en los bombardeos, la mayoría en Irak. 

El pasado marzo, según grupos locales, 46 personas murieron en un bombardeo estadounidense contra una mezquita en el Norte de la provincia de Alepo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?