Últimas noticias Hemeroteca

"Los pólenes nos van a comer"

  • Esta frase la ha pronunciado el doctor Joaquín Sastre, Presidente de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica, durante la presentación del estudio de referencia sobre las enfermedades alérgicas en España
  • En el años 2015, 1.100.000 personas pidieron cita por primera vez con un alergólogo

Uno de cada cuatro españoles sufre algún tipo de alergia y los expertos están convencidos de que estos datos van a seguir creciendo hasta duplicarse en 2050 cuando, según todos los pronósticos, el 50% de la población de los países desarrollaron tendrá alguna alergia. El Informe 'Alergológica 2015' elaborado por SEAIC, hace una fotografía de lo que está pasando en España. Se trata de un estudio en el que se ha analizado la historia clínica de casi 3.000 pacientes y en el que han participado más de 300 especialistas y 400 farmacéuticos. Es la tercera edición. La primera se hizo en 1992, la segunda en 2005 y esta última recoge los datos de 2015, lo que permite tener una visión de la evolución de estas patologías a lo largo de 25 años.

Según este informe, el primer motivo para acudir a la consulta de un especialista son las rinitis/conjuntivitis, es decir, la sensación de picor en la nariz, ojos llorosos, irritación en las vías respiratorias, etc. El 62% de las visitas al alergólogo son por esta razón. En segundo lugar se va al especialista por el asma (un 23%) y la tercera posición la ocupan las consultas relacionadas con la presunta alergia o hipersensibilidad a los medicamentos (casi un 18%).

Si comparamos estas razones que nos llevan al alergólogo ahora con las que nos llevaban en 2005, ha habido algunos cambios. Han aumentado hasta un 7% las consultas por rinitis y han disminuido un 5% las de asma. Las consultas por alergias alimentarias, aunque no están entre las tres primeras, también han crecido un 3% en tan solo una década.

El perfil de la persona que sufre algún tipo de alergia en España apenas ha cambiado en el último cuarto de siglo. La principal novedad es que ha disminuido la edad media del paciente: en 2005 era de 16 años y en 2015 había bajado hasta los 12. No hay, sin embargo, importantes diferencias ni por sexo, por estatus económico o por nivel de estudios. En el siglo XIX sí que se había vinculado la aparición de algunas alergias con un nivel socio económico elevado y fue considerada una enfermedad de ricos.

Los pólenes

"Hay algo en el ambiente, en el aire, explosivo", es otra frase que pronunciaba el doctor Sastre para hablar de las razones del aumento de la rinoconjuntivitis alérgica. El informe sobre estas enfermedades señala que los agentes desencadenantes de las alergias que han experimentado un crecimiento mayor en los últimos años son los pólenes. Sobre todo, se observa un incremento en la sensibilización a los de las gramíneas, el olivo y las arizónicas. El calor, explican los expertos, es el responsable de que estas plantas prolonguen la polinización durante más tiempo y se den picos muy altos de polinización.

Las alergias alimentarias también han aumentado, principalmente a los frutos secos. El doctor Sastre explica que este incremento está relacionado con las alergias cruzadas, ya que muchas personas alérgicas al polen suelen tener también sensibilización hacia ciertas frutas si hay una similitud en la estructura molecular entre ambos. Así, es muy probable que si quien tiene alergia al polen de olivo o de gramíneas, lo sufra también a frutas como el kiwi o el melocotón.

El Informe Alergológica 2015 señala también que el 80% de los pacientes acuden a la sanidad pública, frente al 20% que se dirige a la privada. En cuanto a Comunidades Autónomas, hay importantes diferencias pero los especialistas ponen el foco de atención en Baleares para denunciar, una vez más, que en esta Comunidad no existe ningún alergólogo en el sistema público de salud.

En cuanto a las listas de espera para la atención por estos especialistas, están en torno a los 40 días como media. Es también habitual que cuando alguien empieza a notar los primeros síntomas antes que a su centro de salud acuda a la farmacia. Los farmacéuticos confirman que es así y que el mayor número de consultas se produce en la primavera y el otoño. La rinoconjuntivitis es también la primera causa de consultas en estos establecimientos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?