Domingo, 27 de Septiembre de 2020

Otras localidades

MWC

Así es Napbox: cabinas del futuro para descansar y echarse la siesta

Adriano de Jódar presenta NapBox durante el Mobile World Congress

Así es Napbox: cabinas del futuro para descansar y echarse la siesta / Así funciona Napbox. / NapBox

El '4 Years From Now' (4YFN) es el encuentro de referencia en el ámbito del emprendimiento y la innovación digital que se desarrolla en el marco del Mobile World Congress de Barcelona. Un evento, que ha reunido a más de 600 startups, del que han surgido grandes ideas como Napbox, una compañía que desarrolla módulos prefabricados de aspecto futurista que ofrecen a sus clientes la posibilidad de disfrutar de un descanso de garantías. 

Su creador es Adriano de Jódar. Un broker que trabajaba a contrarreloj la semana pasada, tal y como cuenta a Cadena SER, para montar su primer prototipo de cara al 4YFN. Un prototipo que, a pesar de las prisas, se ha convertido en una de las atracciones principales de este evento, a la que se estima que han acudido más de 20.000 visitantes durante los últimos días.

¿Qué es Napbox?

Napbox es un módulo pensado para que la sociedad pueda descansar tanto en oficinas, como en aeropuertos y hoteles que se quieran hacer inteligentes de una forma económica y placentera. Así nos lo cuenta De Jódar, quien nos invita a pasar a su primer prototipo después de demostrar cómo se puede acceder a él.

"Podrás hacer el proceso de check-in a través de la propia aplicación de Napbox. Tan solo tendrás que mostrar tu DNI frente a la pantalla del módulo para que la plataforma te registre y te de acceso a la misma. Gracias a ello, el usuario evitará largos procesos de registro, como los que tenemos que llevar a cabo a la hora de darnos de alta en cualquier hotel."

Uno de los módulos Napbox en una oficina. / Napbox

Un módulo que evoca a 'Black Mirror'

Una vez dentro, Adriano nos muestra la habitación, que evoca a la serie de televisión 'Black Mirror': "Eres la cuarta persona que me lo ha dicho ya." Una habitación inteligente que cambia las sábanas automáticamente, que enciende las luces, la televisión, te baja la persiana y te da la bienvenida a tu más que merecido descanso.

A continuación podrás echarte una siesta o, simplemente, desconectar tras una larga jornada laboral. La habitación incorpora un espejo, que se convierte en televisión en cuestión de segundos, una estación de carga inalámbrica para tu teléfono móvil e incluso una mesilla para que puedas usar tu ordenador portátil o la tableta. Un módulo completamente conectado a través de una conexión WiFi, que se activa desde un código QR situado dentro de la cabina, que te permitirá disfrutar de un placentero descanso.

Vista de las cabinas Napbox en el aeropuerto de Barcelona. / Napbox

Un menú para controlarlo todo

Junto a la cama, el usuario encontrará un menú desde el que podrá llevar a cabo diferentes acciones. Desde activar el ventilador hasta pedir a la cama que nos cambie las sábanas o incluso solicitar ayuda: "Tenemos un botón de emergencia que llama directamente a la compañía. Si te encuentras mal y necesitas ayuda, podremos avisar a los servicios de emergencia para que te rescaten".

Dado que se trata de una cabina inteligente, el usuario podrá solicitar la ayuda de los desarrolladores de Napbox en cualquier momento: "Si el usuario tiene problemas, puede ponerse en contacto con nosotros para que gestionemos cualquier incidencia. Si tiene malos olores, podemos activar el extractor o el aire acondicionado."

Pagas únicamente por el tiempo que estés en la cabina

Los módulos pueden ser diseñados a medida. / Napbox

Sobre el precio de este servicio, de Jódar nos cuenta es que las cabinas se pagan por minutos. Es decir, si te echas una siesta de 20 minutos, tan solo pagarás 20 minutos. El coste por minuto es de 15 céntimos, por lo que reservar una habitación puede salir a unos nueve euros la primera hora. Sin embargo, de Jódar explica que a partir de los primeros 60 minutos la tarifa empieza a ser más barata, como un tipo de tarifa plana. A pesar de ello, reconoce que hay que regular las tarifas.

En lo que respecta a los costes de instalación, De Jódar nos cuenta que instalar una de estas cápsulas cuesta entre 9.000 y 12.000 euros, en función de las características que tenga el módulo. Unas cabinas que podrán ser montadas por dos operarios en tres o cuatro horas que permitirán a los aeropuertos a crear zonas de ocio y descanso para sus clientes.

Napbox de cara al futuro

De cara a la versión 2.0. de este servicio, Adriano nos cuenta que están trabajando en funciones para controlar la habitación a través de comandos de voz: "A través de Watson, de IBM, podremos controlar varias funciones". Pero no solo esto, la compañía también ha explicado que llevar a cabo ligeras mejoras a nivel de diseño, como modificar la mesilla de sitio.

Por otro lado, De Jódar también explica que el techo de esta cabina, que en la actualidad muestra un cielo repleto de nubes, se convertirá en un techo en realidad aumentada: "Podrás escoger dónde quieres estar, ya sea en el Caribe, como en la selva, en un avión o pescando. Podrás estar en tu ambiente". Entre otras mejoras, Napbox reconocerá a cada cliente y amoldará la habitación a su gusto, en base a experiencias anteriores.

Tras el fin de la quinta edición del 4YFN, el creador de NapBox explica que su producto "ha resultado ser muy exitoso". De hecho, reconoce que está en conversaciones para instalar estos módulos en el Aeropuerto de México. También está hablando con inversores de Dubái, Emiratos Árabes y Hong Kong, con Google Campus en Londres, con Daimler-Benz y la cadena de co-working Spaces, quien le ha encargado la primera de cara a las próximas semanas. Por lo tanto, además de presente, Napbox tiene futuro, y mucho.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?