Últimas noticias Hemeroteca
CONSEJO DE MINISTROS EN BARCELONA CONSEJO DE MINISTROS EN BARCELONA El Gobierno confirma que habrá reunión entre Sánchez y Torra

Tiantian, el bebé que nació cuatro años después de la muerte de sus padres

Sus padres fallecieron en un accidente de tráfico pero sus abuelos decidieron implantar sus embriones en implantarlos en un vientre de alquiler

Los cuatro abuelos de Tiantian /

Shen Jie y Liu Xi fallecieron en un accidente de tráfico en marzo de 2013, justo cinco días antes de someterse a un tratamiento de fecundación in vitro. Sin embargo, el sueño de estos ciudadanos chinos consiguió hacerse realidad cuatro años después del fatal accidente.

Durante tres años, los abuelos del recién nacido tuvieron que lidiar una batalla legal para poder utilizar los cuatro embriones que dejaron Shen y Liu y así poder implantarlos en un vientre de alquiler. Un procedimiento conocido como gestación subrogada y que es ilegal en China.

Según cuenta el diario chino 'Beijing News', los abuelos decidieron buscar un país donde esta estrategia fuese legal. Fue en enero de 2017, con ayuda de una agencia, cuando encontraron a una mujer de 27 años en Laos dispuesta a prestar su vientre. Tiantian, que significa dulce, nació el pasado 9 de diciembre, cuatro años después del fallecimiento de sus progenitores.

El sueño de Shen y Liu y la batalla legal

La pareja china llevaba dos años casados, pero no conseguían tener hijos. Sin embargo, con el apoyo financiero de Shen Xinnan, probaron la fecundación in vitro y la transferencia de embriones en el Nanjing Drum Tower Hospital. De los 13 embriones que obtuvieron en el hospital, cuatro fueron congelados a -196º centígrados en un tanque de nitrógeno líquido.

Tras su muerte, los padres de la pareja decidieron llevar a cabo su idea, pero les quedaba una larga batalla legal para conseguirlo. Finalmente, dicha lucha dio a la familia el derecho sobre los óvulos fertilizados. La madre de Liu Xi, Hu Xingxian, aún recuerda la primera vez que vio los embriones fertilizados.

Antes de que Liu Baojun, la persona a cargo de una agencia de subrogación en el extranjero, se hiciese cargo de los embriones, la familia incluso llegó a pensar en transportar las células biológicas a España. Buscaron una aerolínea que autorizase el transporte de los embriones pero la compañía señaló que llenar los tanques de nitrógeno líquido necesitaban unos informes y otros materiales proporcionados por los padres, algo que ya era imposible.

Los abuelos solicitaron el traslado de embriones a Laos ya que en el país vecino sí que están permitidos los vientres de alquiler. Para reducir el riesgo de embarazo de la joven de 27 años, los médicos seccionaron los embriones de más calidad, de modo que todavía hay dos congelados en el hospital de Laos. La tasa de éxito es de un 50% y esta vez no fue una excepción. 

Finalmente, cuando el embarazo estaba avanzado, la mujer se trasladó a la provincia china Guangdong, donde viven los abuelos del pequeño, para que así Tiantian tuviese la nacionalidad china. Ahora, la familia celebra los 100 primeros días del bebé. "Siempre está sonriendo. Sus ojos son como los de mi hija, pero en general se parece más a su padre", afirma su abuela materna en 'Beijing News'.

¿Cómo evitar la disputa por la custodia?

Tras el nacimiento de Tiantian, los abuelos fueron sometidos a unas pruebas de ADN para confirmar que son familia genéticamente. Ahora solo queda preguntarse qué pasaría si la joven portadora del feto pidiese su custodia.

"Antes de la cirugía de transferencia de embriones, firmamos un compromiso verbal para renunciar la custodia del niño", explico Liu Baojun, de la agencia de gestación subrogada. No obstante, ha habido varias disputas sobre la custodia de niños en China.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?