Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 24 de Agosto de 2019

Otras localidades

Meritxell Batet, la negociadora para un gobierno que no pudo ser

Formó parte del grupo negociador que cerró el pacto con Ciudadanos en 2016 y que fue insuficiente para la investidura

Meritxell Batet formará parte del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez. /

La nueva ministra de Administraciones Públicas, Meritxell Batet, nació en Barcelona el 19 de marzo de 1973. Es licenciada en Derecho (1995) por la Universidad Pompeu Fabra, donde fue profesora de Derecho Administrativo entre 1995-1998.  Estudió  piano, danza rítmica, clásica y contemporánea en su juventud, incluso llegó a plantearse dedicarse a la danza.

En las elecciones del 14 de marzo de 2004 ocupó el undécimo lugar, como independiente, en la lista del PSC de Barcelona y logró el escaño. Cuatro años después renovó su asiento y en 2015 es elegida diputada del Congreso por Madrid. 

En febrero de 2016, formó parte del equipo negociador de Pedro Sánchez para la formación de Gobierno. Hubo pacto un con Ciudadanos, pero insuficiente para la investidura ya que no se alcanzó ningún acuerdo con Podemos. El Parlamento se disolvió a comienzos de mayo y se convocaron nuevas elecciones para el 26 de junio, aunque Batet continuó como integrante de la Diputación Permanente.

La diputada díscola que votó contra la investidura de Rajoy

La renuncia de Carme Chacón a encabezar la candidatura socialista por Barcelona le llevó a ocupar el primer puesto por esa circunscripción. Batet fue elegida diputada y lideró a los diputados catalanes socialistas en el Congreso desde el puesto de coordinadora de éstos.

Después de la dimisión del secretario general socialista, Pedro Sánchez, en octubre de 2016, ella al igual que otros diputados socialistas votaron en contra de la investidura de Rajoy, lo que motivó que fuera apartada de la dirección del grupo socialista en la Cámara el 17 de noviembre.

Tras la victoria de Sánchez en la Primarias de mayo de 2017, en el 39 de Congreso del mes siguiente Batet volvió a la dirección del grupo socialista como adjunta en la Secretaría General del grupo y un mes después sumó el puesto de portavoz adjunta.

Desde octubre de ese año es una de la integrantes de la comisión para no permanente para la modernización del Estado autonómico, que comenzó sus trabajos al mes siguiente y de la que sólo formaron parte PP, PSOE, Ciudadanos y una parte de del grupo mixto, por la negativa a participar del resto de las formaciones. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?