Últimas noticias Hemeroteca

Alrededor de ocho millones de personas pueden reclamar al banco los gastos de su hipoteca, según las asociaciones

La resolución determina que son los bancos y no los clientes los que tiene que pagar el impuesto que grava las hipotecas

El Supremo rectifica y dice ahora que los bancos son los que deben abonar los impuestos de las hipotecas. /

Alrededor de ocho millones de personas pueden verse beneficiadas por la sentencia del Tribuna Supremo que determina que son los bancos y no los clientes los que tiene que pagar el impuesto que grava las hipotecas en el momento de la firma de la escritura. Son cifras de las asociaciones de consumidores y usuarios.

Es el banco el único interesado en elevar el préstamo a escritura pública y por tanto el que tiene que correr con ese gasto que oscila entre el 0,5 y el 1,5%, según las comunidades autónomas. Con este fallo el alto tribunal unifica criterio y corrige algunas resoluciones anteriores.

Los efectos prácticos

Del más del millón de reclamaciones que reciben los bancos, la mayoría son para reclamar los gastos de apertura de las hipotecas, entre ellos, el impuesto de Actos Jurídicos. Es un impuesto que paga el cliente al notario pero que es la entidad la principal interesada porque da seguridad a la operación, por ejemplo, para iniciar si hace falta una ejecución hipotecaria.

Las asociaciones de consumidores calculan que son alrededor de ocho millones de hipotecas las afectadas. "A partir de ahora los bancos no tienen excusas y tienen que devolver el dinero", explica Patricia Suárez, presidenta de la Asociación de Usuarios Financieros.

Los que firmaron una hipoteca en los últimos 4 años pueden pedir la devolución a Hacienda

El sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) ha indicado que aquellos ciudadanos que hayan formalizado un préstamo hipotecario en los últimos cuatro años, los ejercicios no prescritos fiscalmente, pueden solicitar a Hacienda la devolución de ingresos indebidos, más intereses de demora.

De esta forma, estos ciudadanos pueden sortear el camino judicial, más largo y costoso, para solicitar la devolución de este impuesto. Así, al tratarse de un impuesto cedido a las comunidades autónomas, deberán dirigirse a las hacienda autonómicas y solicitar la devolución de ingresos indebidos, más los intereses de demora, según trasladó el portavoz de Gestha, José María Mollinedo.

Los técnicos de Hacienda consideran, además, que esto no supondrá una merma de ingresos para las comunidades autónomas, ya que conforme les vayan llegando las peticiones de devolución de los particulares, las haciendas autonómicas podrán enviar el requerimiento de pago a los bancos hipotecantes o al banco sucesor de la entidad en caso de que haya sido absorbida por otra durante estos años.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?