Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 21 de Febrero de 2020

Otras localidades

Así se maltrata por teléfono: "Vas a visitar a tu hija al cementerio"

Un hombre ha sido condenado a nueve meses de prisión por enviar 200 mensajes amenazantes a su ex

El acusado aseguró ser víctima de "un complot" y los jueces contestan que no hay pruebas

Roberto Cuadrado

“O eres mía o bajo tierra”. “Jamás te librarás de mí”. “Como me denuncies mato a tu hija”. Una sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid recoge una muestra de los más de 200 mensajes amenazantes de teléfono que un hombre envió a su exmujer mientras se estaban divorciando: él ha sido condenado a nueve meses y un día de prisión por un delito de amenazas leves.

Los hechos, según relata la sentencia, arrancan a mediados de 2015 cuando la pareja - que tiene una hija pequeña en común - está en proceso de divorcio. Sólo entre septiembre y octubre de ese año envió más de 200 mensajes amenazantes hacia ella y su hija: la víctima se decidió a ir a comisaría cuando, en una llamada, él dijo que "cuando me toque a la niña la voy a matar y luego me mato yo".

Los mensajes, que según la sentencia no el alteraron el "desarrollo normal" de la vida de la víctima, constituyen un delito continuado de amenazas leves para la Audiencia Provincial de Madrid. "Acuérdate bien del primer día que me toque primero ella y después yo", "Como me denuncie mató a tu hija y a ti te rajo", "Que bien me voy a quedar cuando estéis las dos bajo tierra" o "Prefiero que estés bajo tierra a verte con otro zorra" eran algunos de los mensajes que refleja la sentencia.

Su condena, después de esta resolución de la Audiencia Provincial de Madrid, queda en nueve meses y un día de prisión además de una orden de alejamiento de medio kilómetro con respecto de su expareja y su hija, quedando absuelto de un delito de injurias y otro más de acoso.

No hubo "complot"

Los magistrados Eduardo Jiménez, Lucía Torroja y Francisco Javier Martínez Derqui confirman la condena que le impuso en un primer momento el juzgado de lo penal 37 de la capital, avalando el testimonio "mantenido sin contradicciones" por la mujer y el contenido probado de los mensajes, que escribió desde móviles con tarjetas prepago. El acusado afirmó que todo era un "complot para incriminarle", lo que los jueces descartan de plano: es una "teoría que no se sustenta sobre ninguna evidencia digna de ser tenida en cuenta".

La sentencia no es recurrible, según especifica la propia resolución de la Audiencia Provincial, y en conversación con la Cadena SER el abogado de la víctima, Luis Alberto Aldecoa explica que para la mujer "la preoupación era que cuando terminen el juicio y la orden de alejamiento, ¿qué va a pasar? ¿Me la va a matar en una de las visitas?", explica en referencia a la hija que ambos tienen en común.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?