Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 23 de Octubre de 2019

Otras localidades

El BBVA admite que pagó a la empresa de Villarejo pero no para espiar a políticos, empresarios y periodistas

El nuevo presidente de la entidad, Carlos Torres, califica de "extremadamente preocupante y deplorable" el espionaje

El comisario Villarejo, en una foto de archivo /

La semana pasada, El Confidencial publicó que el expresidente del BBVA, Francisco González  pagó al comisario Villarejo hasta 2018 por el espionaje a políticos, banqueros de la competencia y periodistas. Las escuchas llegaron hasta la Moncloa, ya que la noticia incluía la supuesta transcripción de una llamada telefónica en la que intervienen la entonces vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega y el que era director de la Oficina Económica de Moncloa, Miguel Sebastián en enero de 2005.

El nuevo presidente del BBVA, Carlos Torres, ha remitido una carta a los empleados del banco a la que ha tenido acceso la agencia Bloomberg. En la misiva admite que la empresa de Villarejo responsable de las escuchas, el Grupo Cenyt, proporcionó algunos servicios al banco, pero subraya que hasta ahora no se han encontrado pruebas de lo que se ha publicado en los medios de comunicación.

"Todos en BBVA están impresionados por las informaciones", se puede leer en la carta firmada por Carlos Torres. "De ser cierto, este comportamiento sería extremadamente preocupante y deplorable, además de radicalmente opuesto a lo que somos y lo que defendemos", sentencia.

El BBVA supervisó la labor de Villarejo

Mientras el director de la entidad se esfuerza por alejarse de las informaciones que se publican, El Confidencial publica este lunes una nueva entrega de audios. En esta ocasión son una serie de conversaciones entre el que era jefe de Seguridad Corporativa del BBVA, Julio Corrochano, y Villarejo en las que el primero insta al comisario a elaborar informes breves y claros, al gusto de Francisco González: "Mi presidente, ni las conclusiones lee, hay que decirle pim, pim, pim y pim y a tomar por culo", le decía Corrochano en 2005.

En otro audio, se escucha cómo mete prisa a Villarejo para que entregue los informes: "Ya, el informe ya, vamos, debe estar ya, lo que pasa es que estoy con los últimos retoques", le contesta Villarejo. "Es que el jefe...", insistía Corrochano.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?