Últimas noticias Hemeroteca

El padre de Julen relata cómo cayó el niño al pozo

José Rosello ha decidido romper el silencio para reclamar más medios para encontrar a su hijo

"Tenemos un ángel que va a ayudar a que salga vivo lo antes posible" / ATLAS

Este miércoles a mediodía se cumplen 72 horas desde que le vio caer por ese agujero. El padre de Julen ha decidido romper el silencio para reclamar más medios y para salir al paso tras los rumores que niegan que el niño esté en el pozo de Totalán (Málaga). En entrevista con el diario SUR explica cómo sucedió todo: "Habíamos ido a pasar un día de campo en una parcela del novio de mi prima, que inauguraba ese día (iba a empezar las obras). Estaban ellos, la hija, que también tiene dos años y medio (la misma edad que Julen), mi mujer, el niño y yo", describe. "Estábamos preparando una paella. Yo estaba echando leña al fuego y mi mujer cogió el teléfono para avisar de que no iba al trabajo (en una hamburguesería de La Cala). Ella estaba con Julen y me pidió que yo le echara un ojo mientras llamaba. El crío estaba a cuatro o cinco metros. Yo fui a coger un par de troncos y el niño echó a correr". A partir de ahí, todo ocurrió muy rápido y cuando volvió a mirar el pequeño estaba como a 10 ó 15 metros de distancia: "Mi prima, que estaba más cerca, salió tras él y empezó a gritar '¡el niño, el niño!' temiendo que se tropezara".

Tanto su prima como él vieron perfectamente cómo el niño se precipitaba por el hueco: "Vimos perfectamente cómo se caía por el agujero. Ella mejor que yo, porque estaba más cerca [...] Está destrozada, imagínate. Vio cómo Julen caía de pie por el agujero, con los brazos hacia arriba. Yo llegué justo después. Aparté como pude las piedras [las que previamente se habían usado para tapar el agujero] y metí el brazo hasta el hombro, apoyando la cabeza contra el suelo, para trapar de alcanzarlo, porque no sabía la profundidad del pozo y creía que él estaba más cerca. Yo escuché llorar a mi hijo. Solo pude decirle: 'Estate tranquilo, papá está aquí y el hermanito [Óliver, fallecido en 2017, a la edad de tres años, por una muerte súbita] nos va a ayudar'", detalla.

Después, su prima y su novio se fueron a llamar al 112 y a los bomberos pero de lo nerviosos que estaban no pudieron hacerlo. Según cuenta el padre, fue finalmente una pareja de senderistas que escuchó los gritos y acudió al lugar la que ayudó a la familia a avisar a los servicios de emergencias.

Al padre de Julen le duele que se haya puesto en duda que el niño esté en ese pozo: "No se pueden insinuar esas cosas, es muy duro. Soy el primero que, cuando ocurre un crimen o algo feo, lo repudio. Lo llego hasta a entender, pero cuando vean su error... Yo solo quiero a mi niño conmigo, ojalá lo tenga muy pronto. Y cuando lo tenga, se van a dar cuenta. No se debería especular con nada, pero con esto menos todavía".

"Muchos tuits de apoyo, muchos votos, pero medios ninguno"

El padre de Julen mostró este martes su descontento con las tareas de rescate que se están llevando a cabo para recuperar al pequeño y que se extienden desde hace más de 30 horas. "Muchos tuits de apoyo, muchos votos, pero medios ninguno", señaló José Rosello en declaraciones a Telecinco.

En la misma línea, criticó las labores de búsqueda al principio en Televisión Española: "El primer equipamiento que vi aquí no tenía nada. No tenían nada para trabajar. Es difícil pero si hubieran tenido para empezar a trabajar a lo mejor habría cosas que estarían muy adelantadas".

Rosello ha expresado también la angustia que es estar esperando durante 30 horas a que saquen a su hijo del pozo. "No pongáis que está viniendo ni el alcalde ni nadie, poned que no están haciendo una puta mierda. Que lleva 30 horas un niño metido en un pozo, que estamos muriéndonos", ha lamentado. "Nadie puede ponerse en mi piel", ha añadido en declaraciones a Antena 3, al tiempo que ha asegura que él y su mujer están "muertos".

El operativo, formado por un centenar de efectivos, continúa las tareas para rescatar al menor de dos años que el pasado domingo cayó en un pozo de más de 100 metros de profundidad. Este miércoles por la mañana, José Rosello ha comparecido ante los medios junto al padre de Mari Luz, Juan José Cortés. “Por él estoy aquí, que me ha dado fuerza. Muchos padres dicen que lo entienden pero él me puede mirar a los ojos y sabe por lo que estamos pasando”, señalaba. Ha aprovechado para reiterar su agradecimiento a los profesionales que están trabajando para sacar con vida a su hijo y ha aclarado que las quejas de las que hablaba este martes tenían que ver exclusivamente con la falta de medios.

Mineros de Asturias y hasta la compañía que rescató a los mineros de Chile se han sumado al operativo de rescate. "Una empresa que no es de aquí, que está trabajando duro, se supone que tiene la maquinaria buena que, por desgracia, no teníamos desde el primer momento", señala. "Estamos muertos pero con la esperanza de que tengo un ángel que va a ayudar".

Pruebas de ADN

Este miércoles, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, delegado del Gobierno en Andalucía, ha confirmado en la Cadena SER que se ha hallado pelo en el pozo donde se cree que está el pequeño Julen y que las pruebas de ADN confirman que pertenecen al niño de dos años. "Se encontró un poco de pelo en el túnel y las pruebas que se realizaron por parte de la Guardia Civil certifican que es del niño.

Hallados restos biológicos del pequeño Julen en las muestras extraídas el domingo del interior del túnel / ATLAS

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?