Últimas noticias Hemeroteca

El 'Alexa' español que reinventa el concepto de hogar inteligente

La 'startup' sevillana Smart IoT Labs muestra sus intenciones en el CES 2019 de Las Vegas

Así funciona el proyecto Miranda. / Smart IoT Labs

El Consumer Electronics Show (CES) es uno de los mejores escenarios del mundo para presentar los proyectos más ambiciosos en el campo de la tecnología. Durante la última edición de esta feria tecnológica, que se celebraba hace apenas unas semanas en de Las Vegas (Estados Unidos), las principales empresas del sector desvelaban sus cartas de cara a 2019. Desde LG con su televisor enrollable hasta Samsung con su televisor modular de 146 pulgadas o Sony con su audio 360.

Una feria en la que se hizo especial hincapié en el desembarco de las primeras redes 5G y en el hogar del futuro, cada vez más inteligente y conectado gracias al Internet de las Cosas. Entre las propuestas más ambiciosas en este sector destaca la de la startup española Smat IoT Labs, que pretende revolucionar el concepto de hogar inteligente con el sistema Miranda.

Los altavoces inteligentes no son tan inteligentes como pensábamos

Tras acercarnos a su expositor, los fundadores de la compañía José Murillo y Jesús González nos cuentan que los altavoces inteligentes actuales no son tan inteligentes como sus nombres indican: "Si quieres que Siri, Alexa o Google abran la puerta de tu garaje cada día a una hora determinada, tendrás que pedírselo expresamente cada vez que lo necesites".

Bajo su punto de vista, el hogar del futuro tiene que ir mucho más allá, tal y como explica José Murillo a la Cadena SER: "A mí me gustaría que mi altavoz fuera lo suficientemente inteligente como para saber que a las 8 de la mañana necesito abrir la puerta de mi garaje sin que yo se lo diga. El hogar inteligente debe aprender de sus habitantes, adaptarse a sus necesidades y tomar decisiones por sí mismo".

El kit inicial consta de un ordenador central y varios sensores. / Cadena SER

Por esa misma razón, la empresa con sede en Sevilla ha desarrollado un asistente virtual de nueva generación con el que pretende dar un paso más en el campo del hogar inteligente. Un asistente que percibe la casa, aprende de los hábitos familiares, razona y decide cómo actuar sin la necesidad de recibir órdenes explícitas. Todo ello gracias al uso de algoritmos de inteligencia artificial y datos recopilados por supersensores, que permiten mapear el hogar y actuar en consecuencia.

Un asistente que se anticipa a tus necesidades

El kit inicial de este proyecto consta de un dispositivo central, donde se aloja la inteligencia artificial, y de diversos sensores repartidos por la casa. Unos sensores, que se sitúan en cada habitación, que recaban todo tipo de información para enviarla posteriormente al ordenador central, desde donde el asistente virtual podrá entender qué está pasando en cada rincón del hogar.

Después de procesar dicha información mediante la inteligencia artificial, el asistente es capaz de aprender los hábitos particulares de los usuarios y tomar decisiones en consecuencia. Gracias a estos sensores, Miranda puede detectar los movimientos habituales de los habitantes de la casa, conocer los patrones de consumo eléctrico, la temperatura del domicilio e incluso los electrodomésticos que se utilizan en cada momento.

Los sensores ayudan al asistente a tomar decisiones. / Cadena SER

¿De qué manera puede ayudarte Miranda?

De esta manera, si nuestro asistente virtual detecta que nos hemos dejado la luz de una habitación o la calefacción encendida, este nos ofrecerá la posibilidad de apagarlas para no gastar más de lo debido en la factura a final de mes. Por el momento, la compañía trabaja en cinco servicios entre los que destaca un sistema de seguridad capaz de conectar o desconectar la alarma detectando las pautas de movimiento de los habitantes del hogar: Si te has marchado de casa, y el asistente no detecta los movimientos de los inquilinos, te puede recomendar que actives a alarma de seguridad".

Por otro lado, la compañía también trabaja en un sistema de control de dispositivos como persianas o aire acondicionado, otro relacionado con el ahorro energético que te ayudará a sacar el mejor rendimiento a tu hogar, un cuarto que te ayudará con la gestión de la temperatura y un quinto para controlar el riego automático de las casas con jardín. 

De cara al futuro, la compañía pretende implementar nuevas habilidades en su dispositivo, al igual que el asistente virtual Alexa hace en la actualidad. Sin embargo, el objetivo de la compañía no es que el usuario pague por nuevos productos, sino que adquiera distintas habilidades en un mercado de aplicaciones para usar dentro de su sistema: "Se paga por un único producto y, a partir de ahí solo pagas el servicio que utilices. Es decir, no tienes que comprar un dispositivo distinto por cada uno de los servicios. Queremos hacer nuestro producto accesible".

La privacidad, uno de los puntos fuertes de Miranda

Dado que el proyecto Miranda puede atesorar datos muy sensibles sobre cada miembro de la familia, Smart IoT Labs ha decidido darle el control total al usuario sobre los mismos. Los datos recogidos por los sensores no son procesados por un ordenador central, sino que se quedan en el interior de la casa. Gracias a ello, la empresa garantiza la privacidad de sus usuarios y evita que estos puedan caer en manos de terceros.

Pero no solo eso. Desde la compañía aseguran que tanto los sensores como el dispositivo central, que funcionan sin la necesidad de estar conectados a Internet, carecen de micrófonos o cámaras. Por lo tanto, no pueden ver ni escuchar lo que hacemos a lo largo del día ni vender dicha información a otras empresas. No obstante, en una fase futura del proyecto, el usuario podrá decir si compartir su información personal con diferentes compañías a cambio de beneficios como importantes descuentos a la hora de adquirir un producto.

Precio y disponibilidad

Después de analizar el mercado, desde Smart IoT Labs consideran que su proyecto puede tener una gran aceptación en las plataformas de micromecenazgo. Por esa misma razón, la compañía plantea una campaña de Kickstarter de cara al verano, desde la que los usuarios podrán hacerse con los primeros dispositivos.

Sin embargo, tal y como revela Murillo, los clientes no podrán disfrutar de Miranda hasta finales de año, cuando se llevarán a cabo las primeras entregas. En cuanto al precio, el director ejecutivo de la compañía asegura que el dispositivo central y los sensores tendrán un coste aproximado de 300 dólares. En definitiva, este proyecto llegará próximamente al mercado con el objetivo de dar un paso adelante en el campo del hogar inteligente.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?