Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 18 de Octubre de 2019

Otras localidades

COCHE ELÉCTRICO COCHE ELÉCTRICO Sigue en vídeo el foro 'El coche que viene: 100% ECO', organizado por la SER

El obispo de Tarragona no ve los presuntos abusos de curas "tan graves": "¿No hay un mal momento en un sacerdote?"

  • Los párrocos de Arbeca (Lleida) y Constantí (Tarragona) ya han sido apartados de sus funciones
  • El obispo de Tarragona ha matizado sus palabras horas más tarde

El arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol / ()

El arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol, ha afirmado sobre los presuntos abusos sexuales a menores de dos párrocos de Arbeca (Lleida) y Constantí (Tarragona), que han sido apartados de sus funciones: "Han podido tener sus errores y han podido tener sus faltas, pero no son tan graves como para poder decir que tienen que ser secularizados, de ninguna forma".

"Los he apoyado hasta este momento y los continúo apoyando", de acuerdo con lo que les ha dicho la Santa Sede, de que no ha habido un proceso penal, ha afirmado en declaraciones a los medios este miércoles.

"A veces pienso: ¿Y no hay un mal momento en un sacerdote?", ha reflexionado, y ha dicho que cree que puede haber un mal momento en la vida que le lleve a hacer una cosa de la que quizás se arrepentirán toda la vida.

También opina que desde el Arzobispado han actuado bien con las familias afectadas y, sobre los dos religiosos, ha añadido: "Para mí, no son unos desgraciados".

El arzobispo ha firmado este miércoles el documento en el que aparta del servicio al rector de la parroquia de Arbeca, Josep Maria Font, un día después de apartar también de sus funciones al párroco de Constantí, Francesc Xavier Morell; ambos, presuntamente involucrados en tocamientos a menores.

En sustitución de Font, el arzobispo ha nombrado este miércoles a Manuel Borges Anguera administrador parroquial de Arbeca y otras poblaciones, y el martes nombró a Antoni Pérez párroco de Constantí y Joan Miquel Bravo, de La Canonja (Tarragona), ha publicado la web del Arzobispado.

Más tarde, la matización

Horas más tarde, Jaume Pujol ha matizado sus palabras: "Deseo aclarar que cualquier actuación de este tipo, impropia de nadie y aun más de un presbítero, me parece gravísima".

"Algunos han interpretado estas palabras como si pretendiera rebajar la importancia de los hechos", ha dicho sobre sus declaraciones sobre el "mal momento" de algunos sacerdotes. Asegura que le parece un hecho "doloroso" y ha pedido perdón en nombre de la Iglesia de Tarragona y se ha puesto personalmente a disposición de escuchar a las víctimas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?