Últimas noticias Hemeroteca

Tres importantes votaciones esta semana en agenda del brexit

El martes la primera ministra, Theresa May, someterá por segunda vez a votación, el acuerdo negociado con la Unión Europea

El martes la primera ministra, Theresa May, someterá por segunda vez a votación, el acuerdo negociado con la Unión Europea / ()

El Reino Unido debería abandonar la Unión Europea el 29 de marzo, pero el futuro del brexit se halla a estas peligrosas alturas totalmente en el aire. Esta semana el Parlamento británico volverá a pronunciarse sobre el rumbo a tomar, para solucionar la mayor crisis que ha vivido el país en muchas décadas.

El martes la primera ministra, Theresa May, someterá por segunda vez a votación, el acuerdo negociado con la Unión Europea. El pacto fue estruendosamente rechazado por los diputados el pasado 15 de enero a causa del llamado ‘backstop’, la salvaguarda sobre la frontera irlandesa.

May y su equipo han venido desde entonces manteniendo “discusiones técnicas” con los funcionarios en Bruselas, para estudiar la posibilidad de modificar los términos de esa garantía.

El gobierno de May quiere lograr un compromiso legal de que esa salvaguarda no se mantendrá por tiempo indefinido, algo a lo que la UE se niega. El equipo británico no ha logrado nada sustancial hasta ahora, lo que hace presagiar que el acuerdo será nuevamente rechazado por los diputados.

Si el fracaso se confirma habrá dos votaciones más consecutivas. El miércoles la Cámara de los Comunes decidirá si aprueba el abandonar la UE sin acuerdo alguno. Si rechazan esa posibilidad, considerada como catastrófica por los gestores de la economía, el jueves se pronunciarán sobre la solicitud a Bruselas de la ampliación del plazo de salida. Una prórroga que May ha venido rechazando hasta ahora, cuya duración puede ser otro motivo de controversia, si bien la primera ministra ha hablado de un período “breve y limitado”. Esa extensión debe ser aprobada por cada miembro de la UE. Alguno de ellos se ha mostrado receloso y se ha preguntado que para qué serviría prolongar la agonía si Londres no solicita la ampliación con un propósito concreto.

El pasado viernes May advirtió a los diputados que el rechazo del acuerdo aumenta las posibilidades de que el brexit nunca llegue a tener lugar, lo que haría que los votantes se sientan traicionados. Dos líderes de los euroescéptico, el conservador, Steve Baker, y el unionista del DUP, Nigel Dodds, advertían en el Sunday Telegraph del “daño incalculable” que supondría un retraso, para la confianza del público en la política.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?