Últimas noticias Hemeroteca

Modifican un robot aspirador para que grite y diga palabrotas cada vez que se choca

El joven probó su invento en un centro comercial y grabó las reacciones de los clientes del mismo

Así funciona el robot aspirador. / YouTube

A lo largo de estos dos últimos años, el estadounidense Michael Reeves ha compartido algunos de sus inventos más extravagantes en su cuenta de YouTube. Desde el cañón de confeti hasta el arma más estúpida del mundo. Durante uno de sus últimos vídeos, el joven aseguró que estaba tratando de hackear un robot aspirador para que este gritara y dijera tacos cada vez que se chocara contra un obstáculo.

No obstante, pasaron las semanas y el vídeo del robot aspirador no llegaba. Por esa misma razón, los cerca de dos millones de seguidores del estadounidense acribillaron a Reeves a comentarios para que subiera de una vez el vídeo. Unos comentarios que provocaron que, finalmente, el estadounidense cumpliera su promesa y mostrara en sociedad el tan esperado robot aspirador.

El robot aspirador más grosero

Después de instalarle un ordenador a bordo que almacenaba las palabrotas que había grabado con anterioridad, varios sensores ópticos, un altavoz con Bluetooth y un receptor de radio, el joven consiguió un robot aspirador que grita y dice todo timpo de improperios cada vez que sus sensores detectan un impacto contra cualquier obstáculo.

Una vez programado, Reeves decidió poner a prueba el aspirador con varios amigos, quienes asistieron al nacimiento del robot aspirador más grosero del mercado. A continuación, y visto el éxito de su primera prueba, el joven decidió llevar el robot aspirador a un centro comercial y captar las reacciones de los diferentes clientes.

Un robot con mucha personalidad

Una vez allí, el estadounidense comenzó a vender su creación como una nueva versión del robot aspirador Roomba que destaca por su personalidad. Tras mostrar lo que era capaz de hacer, y después de escuchar los primeros insultos del robot, los clientes no daban crédito a lo que estaban viendo. Mientras que algunos no daban crédito a lo que estaba sucediendo, otros no podían parar de reír.

Tras la publicación de este vídeo, que cuenta con cerca de tres millones de visualizaciones en cuestión de días, los seguidores de Reeves van más allá y le han pedido que cree una pared que grite cada vez que una Roomba se golpee contra ella. Sin embargo, no parece tan sencillo como confeccionar un robot aspirador que ya ha conquistado el mundo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?