Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 22 de Septiembre de 2019

Otras localidades

La Fiscalía concluye que le procés independentista "fue un golpe de Estado"

El fiscal Javier Zaragoza afirma que los acusados perpetraron un "golpe de Estado" en Catalunya

El fiscal Jaime Moreno asegura que "habían convertido en Ley su propia voluntad"

La fiscal Madrigal les acusa de usar la administración catalana como "su cortijo"

CADENA SER

La sesión número cincuenta de juicio al procés espera los informes finales de las acusaciones. La Fiscalía abre este turno final de palabra para defender su acusación por rebelión: después será el turno de la Abogacía del Estado y, finalmente, de la acusación popular ejercida por el partido ultraderechista Vox. El primero en exponer sus argumentos ha sido Javier Zaragoza, que no ha dudado en asegurar que "lo que sucedió en Catalunya es lo que en terminología de Kelsen se llama golpe de Estado, fue un golpe de Estado".

Zaragoza tampoco ha tardado en rechazar las acusaciones de proceso político. "No hay presos políticos, no son presos políticos", ha dicho, añadiendo que "la democracia española, y lo saben, no es una democracia militante". Zaragoza, que ha acusado a los líderes independentistas de instrumentalizar la violencia para conseguir su objetivo, ha asegurado que "la única violación de derechos civiles que se está produciendo en Catalunya es la que están sufriendo estoicamente aquellos que defienden la Constitución".

Los doce se sientan en el banquillo, ha dicho, por "haber intentado liquidar la Constitución española de 1978" defendiendo que cometieron un delito de rebelión y no de sedición: "La sedición es un acto contra el orden público", dice el fiscal Javier Zaragoza, y "esto es un ataque contra el orden constitucional", asegura para justificar la acusación por rebelión y no por sedición. "No hace falta armas ni militares".

Su voluntad, la Ley

No menos contundente que Zaragoza ha sido su compañero, Jaime Moreno, que ha defendido la acusación por rebelión asegurando que "habían convertido en Ley su propia voluntad". Los dos han dado mucha importancia a las declaraciones de los comisarios de Mossos en torno a las advertencias que hicieron personalmente a Carles Puigdemont y la intención del expresident de declarar la independencia en pleno 1-O: "El juicio de inferencia está servido", ha asegurado. El 20-S, ha dicho, "no fue una protesta" y durante el procés se usó "la violencia suficiente, necesaria".

Los cuatro fiscales acudirán a la sala para defender sus conclusiones definitivas: Javier Zaragoza, Consuelo Madrigal, Jaime Moreno y Fidel Cadena. La semana pasada elevaron a definitivas sus conclusiones y por tanto su acusación por rebelión, desobediencia y malversación contra los doce líderes independentistas, con la petición de condena más alta de 25 años de prisión para Oriol Junqueras.

El "cortijo"

La fiscal Consuelo Madrigal ha sido la encargada de glosar la acusación por malversación de caudales públicos, asegurando que se malversaron "en torno a los tres millones" de euros. Con el referéndum "hubo un coste que hemos asumido en última instancia todos los contribuyentes" y los acusados usaron la Generalitat "como su particular cortijo".

Madrigal también ha cargado contra el actual Govern que dirige Quim Torra por no reclamar nada por este agujero millonario: "Es una evidencia del control que los acusados siguen ejerciendo sobre la administración catalana, es un encubrimiento del expolio perpetrado en sus fondos".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?