Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 17 de Octubre de 2019

Otras localidades

En qué situación está la negociación de PSOE y Podemos tras la reunión fallida entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias

Casi cuatro años después de la repetición electoral, parece que no ha pasado el tiempo

En qué situación está la negociación de PSOE y Podemos tras la reunión fallida entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias / ()

Cuatro años después parece que no ha pasado el tiempo. En las reuniones a puerta cerrada, hay que quedar con lo que cuenta cada una de las partes. Fuentes de la Moncloa y del PSOE aseguran que Pablo Iglesias le ha pedido este martes una vicepresidencia del Gobierno a Pedro Sánchez. Algo que Adriana Lastra ni confirma ni desmiente. “Entenderán que no desvele las conversaciones del presidente del Gobierno y de Pablo Iglesias. Les aseguro que para este partido sería una autentica alegría sentarse mañana mismo a hablar de los problemas que tienen los españoles y que esperan que solucionemos entre ambas fuerzas políticas”, ha asegurado.

En su estrategia de ‘atornillar’ al máximo a la formación morada, fuentes socialistas han subrayado que el líder de Podemos vuelve a las andadas de la vicepresidencia, que fue la exigencia de 2016, cuando finalmente hubo repetición electoral con el consiguiente en las urnas para Podemos.

Lastra ha reprochado duramente que Iglesias insinuara ayer que Sánchez le había ofrecido dos ministerios en una reunión anterior. La portavoz socialista ha dicho que ha estado callada estos días por responsabilidad, pero este martes no se ha callado. “Hay límites que, como comprenderán, no puedo permitir. Si tu interlocutor se dedica a descalificar, a lo mejor es que no tiene tanto ánimo de pacto”, ha afeado Lastra, afeando que se ponga en boca de Sánchez propuestas que él no ha hecho y cargando contra Podemos por no abrirse a una negociación programática y centrarse en hablar de nombres.

Podemos niega esa versión y da la suya propia. Desde que se ha hecho pública la versión de los socialistas, la formación morada se ha tomado mucho interés en desmentirla rápidamente. Durante las negociaciones, se está produciendo un cruce de versiones internas entre ambos partidos en su particular batalla por ganar el relato ante la opinión pública y mediática. Podemos se mantiene firme en que vamos a una primera investidura inútil y fallida en este mes de julio, y en que, con el paso de las semanas y antes de que expire el plazo para convocar elecciones, el día 23 de septiembre por la noche, habrá otro pleno de investidura y en esa ocasión Pedro Sánchez cederá. “Creo que más tarde o más temprano conoceremos al PSOE para que se mueve y sea flexible. Nosotros no hemos parado de flexibilizar nuestra posición y esperamos que el PSOE se mueva”, ha asegurado Iglesias.

La versión que dan desde la formación morada de la reunión es que Pedro Sánchez les ha amenazado con convocar elecciones en el mes de noviembre si no sale investido este mes de julio. En Podemos molesta que el PSOE actúe como si tuviera mayoría absoluta y les parece poco serio que Pedro Sánchez se presente el 23 de julio en el Congreso sin negociar sus apoyos políticos más allá del apoyo del partido de Miguel Ángel Revilla.

¿Qué escenario contempla el Gobierno?

Desde el Gobierno han insistido en que la investidura debe quedar resulta en julio, dentro de dos semanas. Lastra ha comparecido dos veces este martes, y el tono de por la mañana no ha tenido nada que ver con su rueda de prensa de la tarde. Por la mañana, Lastra ha sido una catarata de duros reproches, en la que ha recordado todos los motivos por los que no los socialistas no se fían de Pablo Iglesias: Cataluña, deslealtades… Sonó a ruptura. Incluso en el Congreso se ha llegado a escuchar que Lastra no ha dejado viva ninguna pieza de la vajilla. “¿Qué el señor Iglesias prefiera hablar antes de nombres que de políticas va a cambiar de aquí a septiembre? Yo creo que no. Por lo tanto, y como decía la ministra Montero y yo ratifico, no hay segundas oportunidades”, ha apuntado Lastra, apuntando al 10 de noviembre y responsabilizando a Podemos. Se ha llegado incluso a preguntar que si Podemos va a soportar por segunda vez la carga de impedir un gobierno de izquierdas.

Por la tarde el tono ha sido más moderado, aunque fuentes de Ferraz insisten en que la situación es la misma. No ha habido contacto tras la reunión, que no hay reuniones previstas, pero que Podemos tiene que mover ficha. Estas mismas fuentes del PSOE ven bastante improbable que esto ocurra y en el PSOE empiezan a asumir que en julio la investidura va a ser fallida aunque en los próximos días van a elevar la presión al máximo a subrayar que en septiembre será imposible lo que es imposible en julio.

¿Y en Podemos?

Para Podemos, en septiembre es posible lo que para Sánchez es imposible. La formación morada no tiene prisa ahora. Pablo Iglesias ha dicho recientemente que el reloj se pone en marcha para Pedro Sánchez, no para él. Según el líder de Podemos quien pierde más con esta situación es Pedro Sánchez, que está ahora a un paso de la presidencia del gobierno –ahora o en septiembre– y nada garantiza que tras una repetición electoral Sánchez no necesite de nuevo a Podemos, aunque más sea debilitado.

Iglesias tiene además el apoyo de sus bases en esta estrategia. Lo que se preguntan en el partido morado es por qué debe rendirse Pablo Iglesias ahora. Si tienen que ceder ellos, lo pueden hacer en septiembre y con una oferta de nombres para el gobierno que Pedro Sánchez tenga difícil rechazar. Todavía no han estudiado los perfiles. Hablamos, por ejemplo, de personas con el perfil de López de Uralde, aunque no se ha deslizado este nombre ni ningún otro por el momento. Los morados no dejan de resaltar tampoco que una investidura fallida desgasta a quien se presenta, a Sánchez, y quizá en septiembre tenga que aceptar un trato peor para el PSOE.

Texto elaborado con información de Inma Carretero y Nieves Goicoechea.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?