Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 17 de Octubre de 2019

Otras localidades

Inés Madrigal, que llevó a juicio los bebés robados, no lo era: fue dada en adopción de manera voluntaria

Ha sido posible gracias a un banco de ADN estadounidense que le puso en contacto con un primo segundo, que le informó de que sus hermanos biológicos también la estaban buscando

La Fiscalía Provincial de Madrid recalca que Inés fue dada en adopción de "forma voluntaria", tal y como le manifestaron en marzo su tía y hermanos biológicos

Inés Madrigal, la primera víctima de bebés robados reconocida por los tribunales, ha desvelado que después de 32 años ha encontrado a su familia biológica, gracias a una banco de ADN estadounidense que le puso en contacto con un primo segundo, que le informó de que sus hermanos biológicos también la estaban buscando.

En rueda de prensa, Madrigal  ha calificado como "un triunfo" el haber encontrado a su "familia de verdad" recientemente ya que "hace unos días terminó la confirmación genética", si bien es una noticia agridulce porque su madre biológica murió en 2013 a los 73 años.

"Por primera vez tengo el puzzle de mi vida completa", ha dicho la mujer, que ya ha trasladado esta información a la Fiscalía Provincial de Madrid para que dé cuenta a la Fiscalía del Tribunal Supremo, que tiene pendiente de resolver su recurso de casación contra la sentencia que absolvió al principal responsable de su robo en 1969 en la clínica San Ramón de Madrid, el doctor Eduardo Vela, por haber prescrito los delitos.

Dada en adopción "de forma voluntaria"

El Ministerio Público ha recordado en un comunicado que incoó diligencias preprocesales el pasado 21 de mayo a raíz de la información facilitada por la propia Inés Madrigal de forma oral y escrita. Detalla que en el mes de marzo de este mismo año había podido contactar con sus verdaderos hermanos por parte de madre y con una tía carnal quienes le "confirmaron" que fue "voluntariamente" entregada en adopción.

La Audiencia Provincial de Madrid absolvió al doctor Eduardo Vela de los delitos de detención ilegal, suposición de parto y falsedad documental al declarar prescritos los hechos investigados. La sentencia fue recurrida ante el Tribunal Supremo, que aún no ha resuelto sobre el caso.

El mismo día de la comparecencia de Inés Madrigal ante el representante del Ministerio Público aportó el resultado de una prueba comparativa de ADN realizada por una empresa estadounidense que vino a confirmar que ellas y F. J. R. C. eran "medio hermanos". Dicha prueba se la hizo porque a principios de año recibió un informe en el que se indicaba que tenía un primo segundo en España. Tras contactar con él, empezaron a explorar las posibilidades acerca de qué parte podía ser familia directa y tras varias gestiones se puso en contacto con F.J.R.V. que era primo del primo de Inés Madrigal.

A través de Facebook en diciembre de 2015, este primo ya había remitido un mensaje a Inés Madrigal en el que le preguntó si podía ponerse en contacto con él porque buscaba a un bebé nacido a principios de junio de 1969 en la Clínica San Ramón.

Inés Madrigal nunca llegó a leer estos mensajes en 2015 pero tras contactar con su primo los releyó y encontró el de F.J.R.V. con quien contactó el pasado 4 de marzo. Dado que la mujer declaró que su tía la había entregado "voluntaria y conscientemente" en adopción, la Fiscalía acordó requerir muestra genéticas a los cuatro nuevos familiares y procedió a interrogarles.

Durante su comparecencia en calidad de testigos todos ellos reconocieron la entrega en adopción del bebé sin saber si era niña o niño. Sobre esta decisión la tía de Inés confirmó que le conocía desde el mismo momento en que su hermana le dijo que estaba embarazada mientras que a sus hermanos fue también su madre biológica quien les comunicó que tenían una hermana mayor que había sido entregada en adopción.

Así las cosas el pasado 3 de julio la Fiscalía recibió un dictamen del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forense en el que una vez analizados los perfiles genéticos de Inés Madrigal con el de su tía y sus tres hermanos precisaba que "los resultados en el índice de parentesco indican que es 78.802 ves más probable la compatibilidad genética observada si considera que Inés Elena Madrigal Pérez es hija de la supuesta madre (cuyo patrimonio genético ha sido deducido a partir de los perfiles genéticos de aquéllos) frente a que lo sea una persona tomada al azar de la población y no relacionada genéticamente con ella".

Con estos resultados y con las declaraciones de los testigo,s la Fiscalía considera que debería quedar excluido como hecho probado el robo de un bebé "y con ellos el delito de detención ilegal". En este sentido añade: "Es por ello que las presentes diligencias preprocesales penales se entiende de interés para el procedimiento, bien sea durante la tramitación del recurso de casación, ahora pendiente de deliberación y fallo, bien posteriormente a la firmeza de la sentencia respecto del eventual recurso de revisión".

Inés Madrigal, víctima de la trama de bebés robados, durante la rueda de prensa en la que informó de avances "definitivos" en la investigación sobre sus orígenes biológicos. / JJ Guillén (EFE)

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?